Tauro, vencer el sufrimiento del corazón y el dolor

tauo

Bienvenido al mes de Tauro. Este mes en particular puede ser de sanación y balance para todos nosotros si estamos dispuestos a abrirnos para instruirnos y aplicar en nuestras vidas lo aprendido. Así que ¿qué podemos esperar? Bueno, comencemos con un poco de información sobre este signo.

Usualmente, el primer adjetivo que viene a la mente para describir a una persona Tauro es testarudez. Pero en esta testarudez existe lealtad, amistad y compasión. De hecho, no hay nada más importante para una persona de este signo que permanecer leal a un amigo.

Regidos por Venus, el planeta de la belleza, los del signo Tauro disfrutan buenos hogares y hermosos alrededores. También son muy buenos con las inversiones y el dinero, siempre y cuando puedan seguir hacia adelante continuamente y no quedar estancados.

Menciono este punto porque las personas de este signo también son conocidas por ser resistentes al cambio, no porque le teman al futuro sino porque encuentran la vida muy confortable en el lugar en el que se encuentran. Es similar a aquello que sientes cuando te acurrucas en un lugar cómodo y seguro y te dices a ti mismo con un suspiro de felicidad: “¿para qué moverse?” pero luego de algún tiempo te preguntas: “¿cómo puedo salir de aquí?”.

No obstante, Tauro es un signo que sabe lo que quiere e insiste en llegar a ello. Por ende, este mes traerá para todos nosotros la oportunidad de tener la fortaleza de permanecer en la cúspide de las cosas en las que creemos y vencer aquellos aspectos que evitan que lleguemos a nuestras metas. Después de todo, nuestras metas generalmente nos dan la fortaleza y la habilidad para crecer. ¿Cuántas veces llegamos a un punto en nuestras vidas en el que nuestro ego recibe una descarga o estamos rotos por algún evento y decidimos tirar la toalla y rendirnos en nuestro camino espiritual? De repente, los conceptos que aprendimos en la espiritualidad ya no existen para nosotros. Volteamos por completo “el bote de leche” y la derramamos al final de las relaciones, o incluso al final de los matrimonios.

También en soyespiritual.com:   La Luna Nueva Escorpión 2018 sacará a relucir el lado emocional de tu signo del zodiaco

Nos repetimos a nosotros mismos, con repugnancia y desesperanza: “¡Al demonio con todo! ¡Ya no creo en estas cosas! No funcionan para mí”.
En este mes podemos vencer verdaderamente aquellas cosas que causan el sufrimiento del corazón y el dolor. Recientemente, uno de nuestros maestros en el Centro de Kabbalah me relató la historia acerca de una estudiante de México que había tenido una adicción a la marihuana durante 18 años y había sufrido mucho a causa de ello.

El año pasado, esta estudiante visitó el Centro de Kabbalah de Los Ángeles y se acercó a mi esposo, el Rav Berg, para saludarlo. El Rav simplemente le dijo: “¿Qué estás haciendo con esa caja? ¡No estás haciendo tu trabajo espiritual!”.

Cuando la estudiante regresó a México, lo primero que quiso hacer fue fumar pero no podía sacar de su cabeza lo que el Rav le había dicho. Insegura de cómo seguir hacia adelante, pidió un mensaje en un sueño o una visión para darle dirección.

Inmediatamente, una película de su vida futura como adicta comenzó a mostrarse en su mente. Fue tan poderosa y gráfica que tomó todo su material para fumar y lo arrojó en el basurero fuera de su casa.

Esto ocurrió hace año y medio. Ella no ha fumado desde ése entonces.

La clave para este mes es dar de nosotros cuando no tenemos la fortaleza para hacerlo, Cuando llegamos a los lugares más desafiantes para nosotros, debemos entender que estos también son los lugares en los cuales develaremos la mayor Luz. Recuerda, si estás en una piscina y empujas el agua lejos de ti, ésta regresa con la misma fuerza que utilizaste para empujarla. En otras palabras, lo que sea que pongas fuera de ti será lo que recibirás a cambio.

También en soyespiritual.com:   La próxima luna llena del cazador en Tauro será increíblemente difícil para estos 3 signos del zodiaco

Karen Berg

Cerrar menú

Comparte con un amigo