La primera luna llena del 2017 nos vaciará de miedos, rencores y odios – Soy Espiritual