angel“Nuestro paso por la tierra sólo tiene sentido si todo lo que hacemos está subordinado al mundo del espíritu y a sus leyes. Para impregnarse de las leyes del mundo espiritual, es necesario
consagrar cada día un cierto tiempo al recogimiento, a la meditación, a la oración. Muchos objetarán que es una pérdida de tiempo. ¡Que lo objeten!… Cuando lleguen al otro mundo, se
verán obligados a reconocer que el tiempo perdido es, por el contrario, el que han pasado centrados en sus actividades denominadas provechosas, olvidando que el mundo físico, el mundo
material, sólo debió haber sido para ellos un medio y no un objetivo.

Debéis considerar el mundo material como un terreno para que vuestro espíritu se ejercite. Si lo olvidáis, os exponéis a infringir las leyes divinas. Cómo ya no estáis dirigidos por el
espíritu, obedecéis a impulsos instintivos: el egoísmo, la envidia, la agresividad, etc. Actuáis pues en detrimento de los demás, y las ventajas que creéis obtener no son en realidad
más que pérdidas.”

Omraam Mikhaël Aïvanhov

Menú de cierre
error: Content is protected !!

Send this to a friend