No sabes lo fuerte que eres hasta que ser fuerte es la única opción que te queda – Soy Espiritual