Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Utilizar la oración como herramienta de manifestación

La oración es la herramienta más poderosa de manifestación. Sin embargo, muchos la asocian con la religión y no creen que tenga control alguno sobre la energía.

Sueles recurrir a la oración cuando necesitas desesperadamente un milagro y esperas que la Fuente te escuche y te responda. La oración no consiste en expresar una lista de deseos, ni tampoco es una petición de ayuda; es una potente herramienta de energía que debe usarse con fe, intención y claridad. Crea un importante contenedor de energía para la manifestación de intenciones, que es apoyado por tu fe en la asociación co-creativa con la Fuente y tu propia herencia divina.

La claridad es importante en la oración. Debes ser claro en lo que deseas crear, porque te ayudará a alinearte con la energía que lo manifestará y lo hará posible. Con frecuencia se utiliza la oración como si se tratara de una lista de deseos, con la esperanza de que el Universo te encuentre merecedor de lo que hay en ella o te regale exactamente lo que deseas sin tu participación. La oración es una herramienta energética que gestiona el flujo de energía. Para poder emplearla en su contexto creativo más óptimo es necesario orar desde un lugar de poder, no de debilidad o de desesperación.

La intención es un componente importante de la oración: es el contenedor energético para el resultado que buscas. No puedes pedirle al Universo que manifieste algo en tu vida en tu nombre y esperar que el resultado sea de tu agrado. La conciencia de tu poder se establece a través de tu intención, y es así como enfocas la energía para la manifestación. ¿Cuál es la intención de tu oración? Debes saberlo para usar la oración de manera efectiva.

Otro aspecto de la oración es la fe y la confianza en tu capacidad de co-crear los resultados. Aquellos cuyas oraciones son respondidas no son personas afortunadas ni especiales; tan sólo están comprometidas con los resultados que desean y tienen fe y confianza en su propio poder. Tú también tendrás que tener fe y confianza en tu conexión con la Fuente, aunque ella no puede eliminar tus miedos y dudas. Ten fe en tu propia divinidad, porque es mediante la asociación entre lo divino y lo material cómo la energía se transforma en milagros.

También en soyespiritual.com:   13 señales de que desciendes de un linaje de hadas

Utiliza la oración todos los días. No la reserves para ocasiones especiales, cuando te sientas abrumado o impotente; no dejes de usarla por no “hacerle perder el tiempo a la Fuente”. La oración te conecta con ella y con tu propia divinidad para ayudarte a que el Espíritu esté presente en todo lo que hagas.

oración como herramienta de manifestación

El tiempo de oración honra tu propósito, tu misión, tu divinidad y tu poder. Es tu momento para comunicarte con la Fuente, para mantener la atención en tus objetivos, asegurarte de que estás alineado con tu propósito, obtener respuestas a tus preguntas y conseguir ayuda para cada problema. A través de la oración permites que el Espíritu te guíe y te aporte claridad en todas las áreas de tu vida. En la oración no hay miedo porque te diriges a la Fuente de amor incondicional, y ella no conoce el miedo. El tiempo de oración te recuerda quién eres y que nunca estás solo.

Cuando reces, recuerda que tus palabras tienen poder. Te estás comunicando con la Fuente de la que formas parte. Eres tan maravilloso y tan poderoso como cualquier otro ser del Universo. No necesitas suplicar a Dios lo que quieres. Cuando rezas reconoces tu poder y tu habilidad para manifestar la realidad que deseas. En tu oración puedes pedir ayuda, lo cual no es señal de debilidad, sino la certeza de que cuentas con muchos ayudantes cuya misión es apoyarte en tu trabajo. Cuando pides orientación no estás admitiendo que eres débil: estás contemplando la situación desde una perspectiva superior para que pueda resolverse de acuerdo a tu mayor bien y al mayor bien del Todo. Se te darán las respuestas que buscas, quizá no inmediatamente, pero observa las señales que vayan apareciendo.

Pasar tiempo en oración intencional es importante, porque necesitas recordar quién eres si quieres hacer el trabajo que viniste hacer. Muchos están confundidos y asustados por los cambios que están ocurriendo en sus vidas y en el mundo. Todo está en orden divino. La oración es el reconocimiento del poder del Espíritu y del amor incondicional.

También en soyespiritual.com:   6 Parejas del Zodíaco que tienen una conexión más profunda que cualquier otra persona

Cuando rezas irradias tu luz al hacia el mundo a través de la oración. Cada vez que abres tu corazón y tu espíritu para comunicarte con la Fuente, es una oración. Reza por la paz, por el amor incondicional y la alegría; visualízalos como si ya fueran reales y así traerás su energía al mundo y a todas las personas que viven en él.

Este es un mensaje canalizado del Arcángel Uriel.
Jennifer Hoffmann

http://enlighteninglife.com
23 de Mayo 2018
Traducción: Rosa García
Difusión: El Manantial del Caduceo en la Era del Ahora
http://www.manantialcaduceo.com.ar/libros.htm
https://www.facebook.com/ManantialCaduceo

Derechos de autor reservados © 2017 por Jennifer Hoffman. Pueden citar, traducir, reimprimir o referirse a este mensaje si mencionan el nombre de la autora e incluyen un vínculo de trabajo a: http://enlighteninglife.com

Las traducciones del material de Jennifer Hoffman pueden ser descargados en archivo Word desde el sitio creado para ella en http://www.manantialcaduceo.com.ar/libros.htm
https://www.facebook.com/ManantialCaduceo

Para recibir los mensajes en tu bandeja de correo suscríbete en http://www.egrupos.net/grupo/laeradelahora/alta
El Manantial del Caduceo en la Era del Ahora

El Manantial del Caduceo agradece a las personas que comparten y distribuyen estos mensajes tal cual se publican, con todos los créditos correspondientes, pues así reflejan su propia transparencia al difundir la luz. Lamentablemente, otras personas no actúan de esa manera y modifican o eliminan los créditos, impidiendo así que sus propios lectores tengan acceso a los sitios donde podrían encontrar mayor información. Vale la pena recordar que todos los sitios individuales que hospeda El Manantial del Caduceo han sido autorizados por los respectivos canalizadores/autores y contienen todo el material con sus traducciones autorizadas.

Estamos en una nueva energía, creando un mundo nuevo. Seamos conscientes de nuestras elecciones. ¿Queremos seguir creando competencias y desazón? ¿O preferimos la colaboración e integridad? Por favor, honremos la labor de cada persona que hace su parte para que nos lleguen estos mensajes, respetando la totalidad de los créditos. Gracias.

Cerrar menú

Comparte con un amigo