Coincidir con alguien es maravilloso, pero “conectar” es mágico – Soy Espiritual