AMOR-ODIO-2 Citas de SETH

“El amor y el odio están basados en la auto identificación con vuestra experiencia. No sentís amor ni odio por personas con las cuales no os podéis identificar. Os dejan relativamente indiferentes, pues no os provocan ninguna emoción profunda.

El odio siempre implica un sentimiento doloroso de separación del amor, que puede estar idealizado. Una persona por la que sentís una gran hostilidad os disgusta porque no está a la altura de vuestras expectativas.
Cuantos mayores sean éstas, mayor os parecerá cualquier divergencia por su parte. Si odiáis a uno de vuestros progenitores es precisamente porque esperáis ese amor. Una persona de la cual no esperáis nada nunca despertará vuestro rencor.
Curiosamente, el odio es una manera de regresar al amor; y, cuando se lo deja expresarse, es una comunicación de la separación que existe con respecto a lo esperado.
El amor, por tanto, puede perfectamente contener odio. El odio puede contener amor y ser impulsado por éste, en particular por un amor idealizado. «Odiáis» algo que os separa del objeto amado. Es precisamente porque este objeto es amado que disgusta tanto que las expectativas no se cumplan. Si alguien ama a sus padres y si éstos no parecen devolverle el amor y frustran sus expectativas, entonces podría «odiarlos» porque el amor hizo que esperara más. El odio es un medio de reclamar amor. Su finalidad es llevaros a una comunicación en la que expongáis vuestros sentimientos para aclarar la atmósfera, por así decirlo, y acercaros al objeto amado. Por tanto, el odio no es la negación del amor, sino un intento de recuperarlo y un doloroso reconocimiento de las circunstancias que os separan de él.”

Lea:   7 Señales Que Demuestran Que Tienes Dotes Espirituales Y No Te Das Cuenta Todavía

“En el contacto personal, podéis ser totalmente conscientes de un amor duradero hacia otra persona, y no obstante reconocer momentos de odio cuando sobreviene una separación de algún tipo que os lastima justamente por el amor que sentís.

De la misma manera, es posible amar al prójimo y odiarlo a veces, precisamente porque con mucha frecuencia no parece estar a la altura de ese amor. Cuando os enfadáis con la humanidad es porque la amáis. Negar la existencia del odio es negar el amor. No es que esas emociones sean opuestas: son aspectos diferentes que se experimentan diferentemente. En cierto modo queréis identificaros con aquellos hacia quienes guardáis sentimientos profundos. No amáis a alguien simplemente porque asociáis partes vuestras con esa persona. A menudo amáis a otra persona porque ella os despierta ciertos atisbos de vuestro propio ser «idealizado».”

2 citas de SETH del libro HABLA SETH 3-sesión 673-pag. 152-153-español

Menú de cierre

Send this to a friend