12 cosas que un padre debe hacer por su hija para formar una mujer fuerte

El primer amor de toda mujer es sin duda su padre. La relación que existe entre un hombre y su(s) hija(s) es especial; se convierten, sin saberlo, en los héroes de las pequeñas, en el ejemplo del hombre que algún día (si así lo deciden) ellas elegirán para compartir su vida y tener sus propios hijos.

 

Los padres, con sus actos y forma de ser, moldearán hasta cierto grado la personalidad de sus niñas, es por ello que es responsabilidad de ellos ser ejemplos a seguir y maestros de vida para que las pequeñas que hoy toman en sus brazos se convierten mañana en mujeres maduras, responsables, fuertes.

A continuación 14 cosas que todo hombre debería hacer por su hija para formar una mujer fuerte.

Báñala cuando sea pequeña.

Es una de las primeras actividades que pueden compartir luego de volver del trabajo. Juega con ella y con sus juguetes, platiquen, ponle la pijama y lean un cuento antes de dormir. Llegará el día en que no puedas hacerlo nunca más.

Toma su mano

No se trata solo de agarrar su mano; este acto, aparentemente tan simple, significa mucho más, le darás la seguridad y confianza de saber que cuando más lo necesite siempre estarás ahí para ella.

Dile lo hermosas que es

Díselo cuando se despierte, cuando llegue de jugar con sus amigas, cuando esté lista para ir a clases, no sólo cuando se ponga un bonito vestido para una fiesta. Hazle saber lo bella que es y será siempre para tus ojos.

Disfruta los pequeños instantes

Hoy quizá la ves jugar con muñecas, pero antes de que lo imagines se convertirá en una mujer y dejará de ser una niña pequeña, así que aprovecha cada instante y conviértelo en el mejor. Juega con ella, ayúdala con su tarea, caminen de la mano al parque, lean antes de dormir.

También en soyespiritual.com:   Las llamas gemelas y cómo un sanador puede ayudarle a encontrar las suyas

Vivan experiencias distintas

Procura crear memorias para siempre. Hagan actividades fuera de lo cotidiano, prestarla la tableta o el celular no te ayudará en nada a unirlos más. Llévala al parque o a excursiones, a patinar, vayan al cine o a cenar los dos juntos, a un concierto. Ten por seguro que los dos disfrutaran de cada momento.

Bríndale tu atención

Enséñale que su opinión importa y demuestra que le prestas atención, no importa si estás cansado; tu podrás descansar luego, pero ella no será por siempre tu niña pequeña. De esta manera aprenderá a ser escuchada y el valor de sus opiniones.

Enséñale algún deporte

Los deportes son como la vida, no importa si al principio parece difícil, lo importante es saber sobrellevar esas dificultades y salir adelante. Enséñale que ella puede practicar cualquier deporte que le guste y apoya su decisión. La estarás introduciendo a un mundo de salud y buen vivir que te agradecerá toda la vida.

Demúestrale amor a su mamá

El tipo de relación que tú y su madre tengan será, en gran medida, la relación que ella buscará más adelante (si decide hacerlo) Seguro querrás que ella busque a un hombre que la ame de verdad, enséñale que no merece menos que alguien que la haga sentir de la misma manera que tú a su mamá.

Baila con ella

Ya se sobre tus pies o no, con ritmo o sin ritmo, baila con ella. No pongas excusas y disfruten juntos de compás de la música. Ella te lo agradecerá por siempre.

Demuéstrale que es inteligente, no sólo bonita

Asegúrate de alimentar su curiosidad, sus ganas de aprender y descubrir cosas nuevas, su inventiva,promueve su gusto por la lectura. Crea una mujer con opinión propia.

También en soyespiritual.com:   Confundimos los sentimientos con los pensamientos
padre con hija
PublicDomainPictures / Pixabay

Llévala a alguna clase

¿Quiere ir a clases de Ballet? Perfecto, llévala. ¿quiere aprender karate? Perfecto, llévala. No limites sus gustos, si luego ella descubre que no es lo que esperaba está bien, es bueno que aprenda a tener desilusiones. Si en cambio descubre en esas actividades su pasión habrán ganado los dos.

Déjala dormir a tu lado

No se trata de hacer un hábito; pero deja que se acurruque junto a ti y que sienta tu protección, tu cariño. Demuéstrale que siempre contará contigo.

Deja que se equivoque

Tú nunca dejarás de amarla, pero no siempre podrás resolver sus problemas. enséñale a ser responsable de sus actos. Si se equivoca ayúdala a encontrar la solución pero no se la des; si se cae, enséñale como levantarse pero no la levantes tú. La vida no es siempre alegrías; la tristeza y las desilusiones con también una parte importante de nosotros, solo enséñale a no dejarse llevar por ellas.

Confía en ella

Dale cada vez un poco más de libertad, dale tu consejo pero apoya sus decisiones finales. Confía en ella y confía también en la educación que le diste.

¿Qué te parecen, hay alguna que quisieras agregar o con la que no estés de acuerdo? Se libre de darnos tu opinión en los comentarios. Comparte este artículo con tu esposo, tu hermano o cualquier hombre que tenga hijas. No olvides apoyárnos con un Me Gusta.

Fuente: porquenosemeocurrio

Cerrar menú

Comparte con un amigo