Todo en el universo es energía, el dinero también es energía. Nacimos para ser abundantes pero cuando encarnamos nadie nos informa de eso y a lo largo de nuestra vida vamos adquiriendo creencias y patrones que nos hacen vivir en la carencia. Un personaje histórico muy importante dijo » tanto si puedes como si no puedes, estas en lo cierto». Hay suficiente para todos, no envidies al que tiene más que vos, eso no te va a traer más dinero. Recuerda siempre, la carencia está en tu mente.

Ten en cuenta que cada vez que dices «no tengo dinero», «esto es caro», «no puedo» o cualquier pensamiento negativo, inconscientemente le estas enviando una señal al universo para que no te de todo lo que necesitas y cierres tu puerta a atraer abundancia, prosperidad o lo que quieras.

Dice Bob Doyle en “El Secreto”: A la ley de la atracción no le importa si tú percibes algo como bueno o como malo, si lo quieres o si no lo quieres. Sólo responde a tus pensamientos. De modo que si estás contemplando tu montaña de deudas y te sientes fatal por ello, ésa será la señal que estarás emitiendo al Universo: «Me siento fatal por todas las deudas que tengo”. Te lo estás afirmando a ti mismo. Lo sientes en todos los planos de tu existencia. Por lo tanto, obtendrás más de lo mismo.

Las 6 afirmaciones para la abundancia de Louis Hay

  1.  Cuando afirmo mi valía y merecimiento, lo que necesito viene a mí en el momento y el lugar perfectos.
  2. Hay abundancia para todos, incluyéndome a mí.
  3. Hay muchísimo dinero y riqueza en el mundo, más de lo que imagino.
  4. Mi bien me viene de todas partes, de todas las personas y de todas las cosas.
  5. Todas mis necesidades y deseos son satisfechos antes de que lo pida.
  6. El Océano de la Vida es generoso con su abundancia.

Pronuncia estas frases siempre que lo necesites. Eso sí, si de verdad deseas atraer la abundancia, es importante que lo hagas con consciencia. Si no sientes la sensación de merecimiento, el Universo rara vez contestará.

Eliminar y cambiar creencias limitantes relacionadas con el dinero:

Recordemos que creamos lo que creemos; es por esto que es tan importante conocer nuestra mente y controlar nuestros pensamientos y el alimento que le damos a nuestro subconsciente a través de todas las imágenes y situaciones a las que estamos expuestos a diario; por supuesto que esto no lo podemos controlar al 100%, porque muchas cosas nos llegan sin ser premeditadas, pero hay muchas otras que si las podemos controlar como las conversaciones en las que participamos, los programas de televisión, el cine, etc.

Permitir que el dinero circule:

Mucha gente piensa en hacerse próspero y abundante acumulando la gran mayoría de dinero que recibe y teniendo una vida llena de limitaciones. Es importante tener un presupuesto de gastos y tratar de cumplirlo fielmente, así como es importante ahorrar, pero el dinero es una energía y la mejor manera de que esta energía regrese una y otra vez a nosotros es permitiéndole que fluya.

Cuando invertimos el dinero generamos una corriente de energía de dinero que beneficia a muchas personas que están vinculadas con dicha inversión y retorna siempre multiplicada. Pero cuando nos empeñamos en retener el dinero no estamos permitiendo que este beneficie a nadie y tarde o temprano también se desvanecerá de nuestra cuenta. Es importante ir siempre por el camino medio, ni gastar el dinero para que circule hasta el punto de que lo derrochamos, ni retenerlo hasta el punto de que nunca nos damos un gusto ni una vida digna y agradable.

tendrás abundancia el resto de tu vida

No permitas que tu diálogo interno se convierta en un obstáculo en tu camino. Cuando fijes metas, deseos, aspiraciones, evita la palabra NO. Procura utilizar los términos y palabras que dibujen las imágenes de los resultados que quieres lograr. Recuerda que atraemos lo que podemos visualizar y el no, no puedes visualizarlo. No quiero sufrir se visualiza con sufrimiento y sufrimiento no es lo que quieres, entonces, visualiza felicidad, alegría. Cuando alguna cosa no te hace feliz, o mejor dicho sufres por ello, no te enfoques más en ella, visualiza lo que te hace feliz.

Tu mente siempre necesitará una imagen para asociar a tus pensamientos. Sea lo que sea que tu expreses con palabras, aunque sean absurdas y sin sentido, tu cerebro forma inmediatamente una imagen. Aprender el lenguaje de nuestra mente es vital, porque es allí donde residen algunos de los poderes que pueden cambiar nuestra vida.

Auto Castigo

Muy rara vez, cuando he trabajado los programas subconscientes de una persona, he dejado de encontrar el auto castigo. Hay muchas razones por las cuales el alma establece esos programas. Muchas personas lo establecen, basándose en vidas religiosas y en la creencia de que no han vivido su vida de acuerdo a las exigencias de la Iglesia. Estas creencias a menudo, se basan en un entendimiento errado de Dios, en la creencia de que el dinero es malo para las personas espirituales, etc. Otra razón para el auto castigo es que la primera cosa que nos enseñan cuando somos niños es que somas malos y por lo tanto culpables. Los infantes son curiosos y pueden meterse a hacer cosas que están prohibidas. Si se les dice que no toquen un objeto, pero continúan haciéndolo y quiebran ese objeto de valor para los padres, el infante puede ser obligada a sentirse culpable y recibe un castigo. Muchas veces el castigo se da “por qué te amo”, más adelante el individuo puede buscar el auto castigo como una forma de amor. O se auto castiga porque ha hecho algo estúpido o que no debió haber hecho. Algunas personas traen auto castigos de otras vidas, porque han formado parte de una orden secreta, ya sea religiosa o esotérica, y generaron un patrón negativo sobre el dinero.

Ayuda a otros a que tengan prosperidad:

En el universo hay un orden que está regido por las leyes universales como la ley de atracción, pero en este caso nos referimos a la ley de causa y efecto. Cuando actúas desinteresadamente hacia los demás y con una intensión sincera de que sean prósperos en todos los aspectos de su vida, esta misma prosperidad retornará a ti multiplicada.

Vive con alegría y cultiva el amor hacia la vida:

Este es un estado muy elevado de vibración que te permitirá crear alrededor de ti un flujo de eventos positivos para ti y veras como tu economía prospera.

Ama lo que haces:

No importa que las tareas que estás realizando en este momento para ganarte la vida no sean las que tú quieres hacer; si quieres ser próspero, simplemente disfruta lo que sea que estés haciendo, no te quejes de ello ni evadas tus responsabilidades; hacer tus tareas con amor pronto hará que lleguen a tu vida otras formas de hacer las cosas que te harán sentir cada vez mayor satisfacción.

Nunca te conformes:

Nunca te permitas sentir que ya has llegado a lo máximo, porque entonces entras en una zona de confort que con el tiempo te hará sentir insatisfecho nuevamente. El mundo cambia constantemente y nosotros también. Debemos hacer que los cambios que ocurran en nuestra vida estén en lo posible generados por nosotros mismos hacía una mayor prosperidad y el cumplimiento de nuestros sueños.

10 actos para lograr ser prósperos

Recuerda que la abundancia se refleja en tu sentimiento de plenitud personal, espiritual y consciente. El Universo siempre conspirará en tu favor si te haces merecedor de ello. Por eso debes pronunciar estas afirmaciones para la abundancia con total convencimiento de que tu yo está preparado para transcender a una vida más próspera.

Solemos pensar que la prosperidad se genera cuando tenemos abundancia económica o cuando somos exitosos en los negocios. Pero la realidad es que más que algo tangible o medible, la prosperidad se trata de la calidad y el valor que se le da a lo que uno tiene, valorar-reconocer y agradecer las bendiciones y de crear un estilo de vida en el que la persona fluya, esté abierto a dar, recibir y a merecer.

La prosperidad radica en la capacidad para crear bienestar y abundancia. Cuando comencemos a ser prósperos espiritual, mental, intelectual y físicamente, comenzaremos a atraer mucho más de lo que deseamos, merecemos y queremos lograr.

La prosperidad fluye cuando los criterios están movidos en lo correcto. Si nuestros criterios están movidos en lo material, tal vez jamás lleguemos a sentir que cubrimos con todas las necesidades. Cuando buscamos prosperidad material, buscamos erradicar toda preocupación económica, pero éstas siempre estarán presentes a lo largo de la vida. Walt Disney decía que quería dinero para hacer más películas, lo que él buscaba era hacer su pasión. Su criterio era utilizar el dinero como una herramienta y un recurso para seguir su pasión. La clave para comenzar a atraer la prosperidad está en nuestra manera de pensar y cambiar mecanismos.

¿Cómo ser próspero?

Comienza a vivir estas actitudes diarias y conviértelas en hábito. Comienza por proponerte en vivir un día de prosperidad y verás cómo cambiará tu vida.

  1. Empieza el día siendo prospero. A medida que tus pensamientos sean abundantes y positivos, concentrarás tu energía en lo prospero. Dedica de 5 a 10 minutos de tu día, preferentemente levantándote a pensar en la abundancia que posees y no en los problemas que tienes por resolver.
  2. ¿Cómo pensar abundantemente? Declara que hoy tendrás un día maravilloso, imagínate feliz y alegre, decreta momentos donde te sientas en paz y pleno, realizándote en lo que te gusta. Visualiza esas acciones llenas de energía, paciencia, amabilidad y tolerancia. Al comenzar con energía positiva, atraerás actitudes, pensamientos y acciones prósperas.
  3. Haz una lista por las cuáles te sientes agradecido y tenla a un lado de tu cama. Comprométete con repasarla cada día. La gratitud abre el flujo de la prosperidad y nos da esa sensación de bendición.
  4. Afirma y decreta lo que quieres lograr. Recuerda que tus pensamientos y tus palabras se convierten en tus acciones. Concéntrate en afirmar eso que quieres manifestar en tu vida en presente y cómo si ya es un hecho. Decrétalo y luego déjaselo a Dios y al Universo.
  5. Determina una acción concreta para avanzar en lograr eso que quieres.
  6. Cuando te invada la ansiedad, preocupación o alguna sensación negativa, respira y regálate unos momentos. Dite a ti mismo: “Decido fluir en esta situación y no voy a dejar que me controle.” Perdemos el control de nosotros mismos cuando nos dejamos llevar por la ira o el descontrol del carácter. Todo esto genera bloqueos de energía positiva. Busca la forma de cómo canalizar esa energía negativa para que no te cambie tu día y tus actitudes hacia los demás.
  7. Cuando te invada la negatividad, contra-intenciones, pensamientos inconscientes o un pensamiento de algo que no deseas, di: “Cancelado”. Recuerda que en ocasiones nuestras creencias y mecanismos se activan para prevenir fracasos o impedirte avanzar. Elige cancelar las creencias que te hacen sentirte poco merecedor o te hacen sentir menos que otros.
  8. Sonríe y bendice a otros. Recuerda que los demás reciben de ti lo que tú les transmites y les das. ¿Qué quieres que los demás reciban de ti?
  9. Sé generoso. Recuerda que a medida que damos el universo se encarga de regresártelo. Cuando damos generosamente, enviamos un mensaje al inconsciente de que tenemos abundancia y que compartimos. Al distribuir bienes y bendiciones, lo estás haciendo para ti también. No escatimes en dar, eso regresará a ti de forma multiplicada. Reparte en tu entorno, alguien en la calle, alguna oportunidad que se te presente.
  10. Al terminar tu día, dedica igual de 5 a 10 minutos para concentrarte en apreciar todo lo positivo y bueno que viviste en tu día. Recuerda que tus pensamientos generan tus emociones. Si vibras en lo positivo generarás esa paz interior, esa sensación de plenitud. Te sorprenderás de las muchas cosas positivas que te suceden a diario pero que no reconoces. Una buena idea que puedes implementar es tener un diario de gratitud o en una agenda que tengas a un lado de tu cama, escribe una oración con tu aprendizaje o gozo de ese día.

Recuerda que la prosperidad es un estado interior que se genera con tus pensamientos y acciones. No podemos ser prósperos o atraer prosperidad si estamos invadidos de cargas negativas, nos quejamos todo el tiempo, estamos enojados con la vida o vivimos constantemente con el “poco”, “apenas”, “no hay”, “no es suficiente”. Comenzarás a atraer prosperidad cuando tus actitudes y pensamientos se encaminen hacia la bendición, lo positivo, el dar, la gratitud y tu enfoque en lo que quieres lograr.

“En mi corazón, yo acepto mi ser perfecto. Acepto que la paz y el amor se hallan dentro de mí. La prosperidad universal fluye en mi interior y se manifiesta en mi vida. Yo atraigo a mi vida amor, luz, alegría, felicidad, salud y abundancia, y así es.” Nuestras creencias no son más que patrones habituales de pensamiento aprendidos durante la niñez. Y aunque muchas nos benefician otras pueden limitar nuestra habilidad para crear las cosas que realmente queremos en la vida.

Tenemos que aprender a re-programar nuestra mente, aprender a pensar y hablar de forma positiva para vencer el hábito arraigado de la negatividad.

100 afirmaciones para atraer prosperidad en abundancia y prosperidad universal

  1. Nuestra vida es reflejo de nuestros pensamientos.
  2. Hoy, dejo que mi luz brille.
  3. Quiero expresar mi creatividad única y tengo éxito en todo lo que hago.
  4. Doy la bienvenida con entusiasmo y acepto la abundancia ilimitada.
  5. La presencia de la alegría en mi corazón libera una gran cantidad de cosas buenas en mi vida.
  6. Tengo la abundancia de compartir y de sobra.
  7. Tengo fe en que estoy siendo guiado de manera que da resultados sorprendentes.
  8. Debo llenar mi mente con la idea de la abundancia, y se manifiesta la abundancia en todos mis asuntos.
  9. La abundancia me rodea. Hoy puedo reclamar mi parte.
  10. La abundancia es limitada sólo por mi inconsciente.
  11. Mis pensamientos prosperidad crear mi mundo próspero y lleno de abundancia.
  12. Todo lo que he dado siempre se devuelve a mí en muchas formas.
  13. Mi vida está llena de abundancia de bien.
  14. Con la guía de Dios, mi vida está llena de éxitos, alegría y rica abundancia.
  15. Libero todos los sentimientos de carencia y la limitación y acepto con alegría las bendiciones de amor, riqueza y abundancia
  16.  Hoy en día está lleno de oportunidades y abro mi corazón para recibirlas.
  17. El dinero fluye libremente y en abundancia en mi vida.
  18. La abundancia es mía, me pertenece.
  19. Doy las gracias por el flujo ilimitado de cosas buenas en mi vida.
  20. Cosas maravillosas me suceden a mí, porque yo vivo con una actitud de agradecimiento.
  21. La gratitud me mueve desde la percepción de la falta a las manifestaciones de la abundancia en todas las facetas de mi vida
  22. La Riqueza es mi herencia Divina!
  23. Yo soy la fuente de mi abundancia
  24. Yo soy la imagen y el modelo de la abundancia para mí y para otros.
  25. Yo vivo en un universo abundante.
  26. Siempre tengo todo lo que necesito.
  27. Puedo crear dinero y abundancia a través de la alegría, la vitalidad y el amor propio.
  28. Estoy cada vez más magnético al dinero, la prosperidad y la abundancia.
  29. Mis creencias crear mi realidad
  30. Yo creo en mi prosperidad ilimitada.
  31. Me merezco la abundancia.
  32. El dinero fluye en mi vida.
  33. Soy próspero, en mi fluye una corriente inagotable de riqueza.
  34. Mi energía está abierta y fluye en todas las áreas de mi vida.
  35. Siempre tengo más dinero que el que necesito.
  36. Me permito tener más de lo que jamás soñé.
  37. Hablo de éxito y prosperidad. Mis palabras elevan e inspiran a otros.
  38. Yo vivo una vida abundante, la riqueza vino para quedarse en mi vida.
  39. Todo es perfecto en mi universo.
  40. El universo es seguro, abundante y agradable.
  41. Confío en mí, cada vez tengo mayor capacidad para crear abundancia.
  42.  Acepto la prosperidad y la abundancia en mi vida.
  43. Confío en que todo llega en el momento perfecto y en la forma perfecta.
  44. Me entrego a mi bien más elevado.
  45. Estoy vinculado a la abundancia ilimitada del universo.
  46. Como puedo hacer lo que me gusta, el dinero y el flujo de la abundancia vienen libremente a mí.
  47. Tengo una gran cantidad de valiosas aptitudes y talentos.
  48. Invito a lo bueno y le permito entrar en mi vida.
  49. Estoy atento a mis oportunidades y las uso bien.
  50. Yo creo lo que quiero fácilmente y sin esfuerzo.
  51. Estoy perfectamente previsto como yo quiero seguir mi camino.
  52. Sé cuál es mi valor.
  53. Honro mi valor.
  54. Todo el dinero que gasto enriquece a la sociedad y vuelve a mí multiplicado.
  55. Todo el dinero que gasto y que gano me trae alegría.
  56. Estoy abierto a recibir.
  57. Tengo abundancia en cada área de mi vida.
  58. Mi dinero es una fuente de bien para mí y para otros.
  59. Mis ahorros actúan como un imán para atraer más dinero.
  60. Soy financieramente independiente y libre.
  61. Todo mi dinero es energía en espera de mi mandato para crear buenas cosas en mi vida.
  62. Yo elijo vivir una vida abundante.
  63. Mis ingresos financieros son ilimitados.
  64. Ahora me libero de toda limitación monetaria.
  65. Soy rico en mi mente y la manifiesto ahora.
  66. Tengo una gran y constante fluencia de recursos financieros ahora, son confiables, fiables y permanentes.
  67. Yo confío en que el Espíritu Universal de la prosperidad me proporcionarme riquezas ahora.
  68. Doy las gracias por el aumento rápido y sustancial de mis ingresos financieros ahora.
    69. Estoy rodeado de Sustancia Divina y esta sustancia divina se manifiesta ahora para mí.
  69. Yo sé que mi propia voluntad, vengan a mí, y yo descanso en la confianza y la paz.
  70. Tengo un trabajo maravilloso, con un sueldo maravilloso.
  71. Ahora estoy abierto a recibir.
  72. La vida es fácil, tengo abundancia de todo lo que necesito.
  73. Tengo abundancia ilimitada.
  74. Este es un universo rico y hay mucho para todos nosotros.
  75. Ahora vivo en un universo rico y amoroso.
  76. El dinero viene a mí fácilmente y sin esfuerzo.
  77. Siempre me suministra todo lo que necesito.
  78. Avanzo con una esperanza de que lo mejor está por llegar ahora a mi vida.
  79. Espero recibir un suministro abundante de dinero.
  80. Mi mayor bien viene para mí ahora.
  81. Siempre tengo dinero más que suficiente para satisfacer mis necesidades.
  82. Dinero inesperado, simplemente cae en mis manos.
  83. Dios es mi Fuente de alimentación y de todo lo material y de la Sustancia Espiritual.
  84. Perdono a todas y cada una deudas que tenía, por lo tanto mis pensamientos están ahora completamente en la abundancia.
  85. Yo sólo atraigo circunstancias lucrativas, agradables y beneficiosas para mí y los que me rodean.
  86. Puedo recibir dinero sólo por pensar en el lujo y en la riqueza.
  87. Siempre tendré dinero más que suficiente.
  88. Mi billetera está repleta de dinero de todas partes.
  89. Yo soy digno de recibir la abundancia.
  90. Tengo la riqueza en cada área de mi vida.
  91. Yo hago todo lo necesario para establecer un flujo positivo de dinero en mi vida.
  92. Mis ingresos aumentan si estoy trabajando, durmiendo o jugando.
  93. Estoy haciendo montones y montones de dinero.
  94. Siempre tengo dinero más que suficiente para pagar mis cuentas.
  95. Soy próspero, el dinero fluye hacia mí de muchas fuentes.
  96. Tengo dinero más que suficiente para satisfacer todas mis necesidades y deseos.
  97. Puedo ganar dinero rápido, fácil y divertirme.
  98. El dinero siempre me suministra todo lo que necesito.
  99. El dinero fluye hacia mí fácilmente en las avalanchas de la Abundancia.
  100. El dinero es mi amigo y me busca donde yo vaya.

Escrito por Fede Cavallin

Fuentes: Louise Hay, Prosperidad Universal, Vanguardia Espiritual Y Trascender Dorado

Cerrar menú