Las deudas no pueden asustarte. No pueden bajonearte. Puedes tener cantidad de problemas, pero no puedes ahogarte en ellos.Un problema financiero no define tu vida. 4 Pasos comprobados para salir de deudas.

La persona de negocios debe saber que la preocupación no fortalece, no suma; al contrario, desgasta, resta.

La persona preocupada proyecta su necesidad, su angustia, su apuro. Y eso en el mercado no vende. En otras palabras, cuando a usted le ven necesitado a usted le pisotean. Usted se pone en posición de oferta. Lo pesetean. Casi siempre le ofrecen no lo que usted quiere, sino lo que a ellos se les antoja.

Por el contrario, la persona que muestra postura proyecta capacidad. El señor mercado valora eso. Cuando a usted le ven seguro de sí mismo, equilibrado, parado en la convicción de que vale, a usted le pagan. Eso vende. Es decir, usted pasa de estar en oferta a estar en demanda.

Señores, nosotros podemos recuperar nuestros carros, nuestras casas, nuestros terrenos. ¿Sabe por qué? Porque el dinero se hace. Mientras haya mente y exista voluntad, existe posibilidad.

Paso 1 para salir de deudas

Jamás se asuste con las deudas. Afróntelas con dignidad. Con hidalguía. Si tiene deudas, primero reconozca que tiene un problema. Porque si usted no es consciente de su situación no puede cambiar nada.

Paso 2

Haga un plan que contemple ahorrar más y ganar más. Acepte que su economía necesita nuevos ingresos. Nuevas inyecciones.

Paso 3

Haga un plan de pagos, vaya y negocie con el acreedor. Los ganadores no se esconden, los ganadores damos la cara. Ponemos el pecho. Contestamos el celular, abrimos la puerta. Nos sentamos y hablamos. Un amigo decía: “los únicos que se esconden son las ratas.”

Señores, no es tiempo de cuestionarse diciendo: “¿por qué me endeude?”, “Dios mío por qué a mí?”. No busque justificaciones, busque salidas. No se convierta en víctima, conviértase en pagador. El error ya está hecho y lo pasado pisado. Usted sabe: la actitud es “al presente de frente.”

4 Pasos comprobados para salir de deudas
4 Pasos comprobados para salir de deudas

Paso 4

Proponga un cambio de hábitos. Eso exige disciplina, mucha disciplina. Como dice el hombre más rico de Babilonia, examine sus gastos y advierta que usted tiene pequeñas fugas. Son fugas imperceptibles pero mortales. Nos referimos a los pequeños gastos. La frase dice: “cuida del dinero pequeño que el dinero grande se cuida solo.” Así que elabore un presupuesto y respételo. Recuerde: si usted no respeta sus finanzas, usted no se respeta a sí mismo. Otra cosa que debe hacer es empezar a comprar al contado.

Los empresarios nos endeudamos para hacer negocios, no para comer, no para bailar, no para vestir, no para pasear. Todo lo que sea consumo, diversión o confort debe ser como manda la ley: al contado. Y si no tenemos para comprarlo al contado entonces eso que queremos todavía no lo merecemos. Es así de simple.

Y si hay tarjetas de crédito, pues se les debe hacer un uso inteligente. El problema es cuando usas la tarjeta, pero no usas las neuronas. Entonces la tarjeta prácticamente es manejada por tus impulsos. Usted es su esclavo. Porque, señores, el problema no es la tarjeta sino la ignorancia: para el hombre preparado el dinero plástico es una palanca no un candado.

 

Menú de cierre

Envíaselo a alguien especial

cerrar
error: Content is protected !!

Send this to a friend