Si tomas decisiones impulsadas por el miedo (miedo a perder y miedo a la prosperidad), entonces posees una mentalidad de pobreza. Está en tus manos cambiarla.
La gente financieramente exitosa toma decisiones diariamente que muchos de nosotros no sabemos imitar. Una de ellas, según T. Harv Eker, autor de Secretos de una mente millonaria, es simplemente saber qué decir. La gente financieramente exitosa, afirma Eker, siempre dice “ambas” cuando se le dan a elegir dos opciones.
“La mayoría de la población de clase media viene de un pasado de austeridad. Viven pensando ‘Sólo puedes tener ciertas cosas; por más, nunca será suficiente, no puedes tenerlo todo’”, señala Eker. “La gente financieramente exitosa entiende que, con un poco de creatividad, casi siempre puedes encontrar la manera de tener lo mejor de los dos mundos.”
Si quieres tener una vida próspera, tienes que estar dispuesto a pensar en grande y abandonar la ideología de tener “esto u otro”.
Ahora, ¿por qué una mentalidad de “se puede tener todo” es lo más importante cuando se trata de dinero? Porque las clases sociales bajas y medias creen que es necesario elegir entre dinero y otros aspectos de la vida. Como consecuencia, se puede llegar a pensar que el dinero no es tan importante como otras cosas, sin embargo es vital para el sustento de una familia y el mantenimiento de la salud tanto mental como física.

Éxito
geralt / Pixabay

Un error común que trae la mentalidad de “sólo se puede tener una cosa o la otra” es la noción de que el dinero y la felicidad son mutuamente excluyentes, que tienes que elegir entre tener dinero o ser feliz. Esta ideología te limita y genera una mentalidad de pobreza.
¿Cuáles son las características de una mentalidad de pobreza? Pensar constantemente en cuánto dinero te falta o, mejor dicho, cuánta falta te hace el dinero. Los celos hacia una persona con una mejor posición social también son una señal: ¿detestas a todo aquel que tenga una mejor casa o un mejor auto que tú? ¿culpas al dinero por todo lo malo en el mundo? Finalmente: si tomas decisiones impulsadas por el miedo (miedo a perder y miedo a la prosperidad), entonces, irremediablemente, posees una mentalidad de pobreza. Está en tus manos cambiarla.
De ahora en adelante, cuando se te presenten dos alternativas, pregúntate: “¿cómo puedo tenerlas ambas? Esta pregunta cambiará tu vida. Te llevará de un modelo de austeridad y límites a un universo de posibilidades y abundancia.
Fuente: Forbes

Menú de cierre
error: Content is protected !!

Send this to a friend