Existen ciertos principios básicos para que seas más magnético de lo que deseas.

Primero, es mejor si sabes cómo te servirá lo deseado de herramienta para conseguir las cualidades superiores que quieres expresar con más frecuencia en tu vida. Magnetizando, piensa en la cualidad que quieres irradiar.

Segundo, es de ayuda magnetizar la esencia o las características de lo que deseas tanto como su forma específica. Si no la conoces, puedes magnetizar un símbolo suyo. Los símbolos son muy poderosos, porque trascienden todo lo que piensas y crees posible tener.

Tercero, pide lo que deseas o, incluso, más.

Cuarto, ama y ten la intención de conseguir lo que pides. Debes tener pensamientos positivos de lo que deseas, ya que los pensamientos elevados y positivos son más magnéticos que el miedo, la preocupación y la tensión.

Quinto, ten fe en la posibilidad de conseguir lo que deseas.

Sexto, es importante no “necesitar” lo que intentas atraer sino poder mantener cierto desapego frente a ello. Que no importe si no llega o si aparece deforma distinta a lo que esperabas. Cuando hayas pedido algo, resígnate a lo que venga como lo más apropiado.

geralt / Pixabay

Las cosas más fáciles de magnetizar son los pequeños objetos similares a otros, ya creados por ti, quizás incluso de un precio parecido. Es bueno empezar con algo que te creas capaz de crear. Su creación alimentará tu confianza en tu naciente capacidad magnetizadora. Practicando con estos pequeños objetos, prueba si puedes afinar tu capacidad para conseguir exactamente lo que deseas o algo mejor de lo que te imaginabas. Juega con la rapidez y la facilidad con la que lo puedes atraer. En la medida en que se amplía tu capacidad, podrás magnetizar cosas mayores, más caras o algo más alejadas de lo que crees posible.

Sígueme en Facebook

Lea:   Cómo manifestar todo lo que quieras en el plano material

Mientras magnetizas, habrá un momento en que sentirás que, de repente, este algo viene hacía ti. Podrás apreciarlo como un “clic” o un momento en que la energía acumulada empezará a decrecer. Cuando lo sientas, querrá decir que tu magnetismo se ha completado y que puedes parar. Si no ha habido señal, si no te sientes más cerca de tu objetivo, vuelve a magnetizar hasta tener la sensación interna de un desplazamiento de energía.

Tienes la capacidad de saber cuándo tu magnetismo es eficaz. Este saber interior se desarrolla con el tiempo, por medio de la observación y el conocimiento del proceso y con la energía devuelta por los resultados producidos. Mientras prac­ticas, en ocasiones querrás magnetizar varias veces y otras una sola vez será suficiente.

La mayoría emplean demasiada energía y poder para crear resultados pequeños. Puedes aprender cómo emplear una pequeña cantidad de energía y producir resultados gran­des. Existe una cantidad de energía adecuada para cada cosa que desees crear. Si, por ejemplo, quieres atraer tu próxima comida, no hace falta que te pases el día pensando en ella y actuando para atraerla hacia ti. Algunos invierten una parte excesiva de su fuerza vital para atraer algo tan simple como una comida. Aprende a intuir cuánta energía será necesaria para obtener lo que deseas y emplea justo esta cantidad, no más.

Menú de cierre

Join our list

Subscribe to our mailing list and get interesting stuff and updates to your email inbox.

Thank you for subscribing.

Something went wrong.

Comparte con un amigo