Magnetismo Económico: Lo semejante se atrae

Pequeñas anotaciones de escritura apretada en los resguardos de los tales del banco, extractos de cuenta, tarjetas de crédito, los pagos pendientes y las notas de la agenda, además de la declaración del impuesto sobre la renta que todos los años le ocupaba muchas horas y mucha paciencia . La actividad económica de Usted se resumía prácticamente en estos papeles. Contar dinero no era un hábito corriente en su vida.

Por eso Evagard, la esposa de Usted se extrañó cuando lo vio sentado ante el escritorio contando aquel fajo de billetes en moneda extranjera.

-¿Qué es esto?

– Es dinero y ahora sólo lo guardo para contarlo.

– ¿Para qué?

– Ya sabes: si quieres tener amistad con alguien, una relación más íntima con esa persona, no basta con tener un contacto con ella a través de notas y mensajeros. Con el dinero ocurre lo mismo. Esto de aquí es un paré, una garantía de la riqueza del país que emitió este billete. ¿estás de acuerdo?. No en vano la gente lo llama “dinero contante y sonante”. Cada uno de estos billetes tiene un valor simbólico especialmente fuerte. Son símbolos directos y portátiles de riqueza económica.

Se sorprendió ante esas palabras como sorprendida estaba su mujer porque Usted nunca había pensado ni hablado de esa manera. Y, en ese momento mientras lo hacía, tenía presente la figura de Vanguardia . Era como si el anciano estuviera susurrándole pensamientos directamente en la conciencia.

En autobús sentado junto a él había un niño que leía una revista y se dio cuenta que estaba abierta exactamente por una página en la que aparecía un dibujo del tío Gilito zambulléndose en el dinero de su caja fuerte.

“Qué imagen tan absurda, ese millonario acumulando monedas y billetes en una gigantesca caja fuerte en unos momentos difíciles para la economía”, pensó Usted

“Pero resulta interesante como metáfora del comportamiento e los millonarios enamorados del dinero – respondió de pronto un pensamiento espontáneo (era Vanguardia)-. Muchos millonarios guardan siempre algo de dinero y joyas en una caja fuerte, ya sea en su casa o en el banco. Quienes tienen esta costumbre suelen abrir la caja de vez en cuando para contar su contenido, para comprobar que su pequeño tesoro sigue ahí. Manosear el dinero es importante, porque proporciona una sensación directa, palpable, de que se tiene dinero. Esa sensación se transmite directamente al hemisferio derecho del cerebro y allí es llevada a niveles más allá de la conciencia… Es algo que queda indeleblemente implantada en tu estructura psicológica,

Cuando salió de la oficina para ir a comer, Usted pasó por la esquina y allí estaba el anciano.

Vanguardia parecía dispuesto a hacer un repaso de la primera lección, pues volvió a hablar de todo lo que Usted había asimilado el día anterior.

– Guarda siempre en el bolsillo dinero constante y sonante. Billetes grandes, preferentemente. Y siempre que puedas, cuando el lugar y el momento lo permitan, cuéntalo y vuélvelo a contar con placer, siente cariño por el dinero que guardas en tus manos, ten hacia él pensamientos positivos, y confía en poder atracción, como el de un imán que tendrá para ti. Un imán de dinero.

Lea:   Mantra Om Brzee Namaha para abrir los canales de la prosperidad en tu vida
Magnetismo Económico: Lo semejante se atrae 1
bykst / Pixabay

– ¡Ah, si fuera así los cajeros del banco serían millonarios!

– Te equivocas, porque mientras el cajero cuenta el dinero piensa que es de otros. Otra cosa sería si se mentalizada de que tiene todo aquel dinero, pues probablemente entonces el Universo dispondría las cosas parra que en poco tiempo estuviera contando cada vez más su propio dinero.

– Pero no es peligroso ir por ahí con tanto dinero en el bolsillo? ¿no atraerá a los ladrones?

– Tal vez. Pero todo depende de nuestra actitud mental. ¿Sabías que el miedo a que te asalten es el imán más poderoso para atraer ladrones?. Mira se realizó un estudio con doscientas personas, la mitad de las cuales había sido asaltada en la calles y la otra mitad, no. El resultado fue clarísimo de las cien personas asaltadas, todas tenían miedo antes del asalto. De las otras cien personas, la gran mayoría no temía los robos.

– De acuerdo, pero sólo un loco no tomaría precauciones en estos días que corren…

– Bien, pero hay una gran diferencia entre precaución y paranoia. Quien vive preocupado por la seguridad, aquel que coloca mil cerraduras y cerrojos en casa y va por ahí armado o contrata servicios de seguridad, acaba siendo mas propensa a la inseguridad, tantas son las vibraciones negativas que atrae en ese sentido.

– Y ¿qué debo hacer en caso de no poder evitar un robo?

– Quedarte tranquilo es la manera. La frase “la bolsa o la vida” que se pone en boca de los ladrones, define bien esta situación. Si tuvieras que escoger entre la bolsa y la vida,¿qué harías? . Piensa sólo que con la bolsa (el dinero) no se puede comprar la vida de una persona que muere, pero la persona viva siempre podrá producir más dinero. Así, que si te roban, dí para ti : ” De donde viene ese dinero, hay más” . El ladrón estará encantado, peor quien saldrá ganando serás tú.

– ¡Y el diezmo? – cambió de tema Usted – ¿De donde viene esta historia del diez por ciento?

– Busca en libros de simbología o de cábala el significado del número diez, y saca tú mismo las conclusiones-

– Regalarte a ti ese diez por ciento de todo lo que ganas tiene un sentido simbólico profundo y milenario, ejerce un gran poder sobre nuestra actuación en el mundo. Es un acto enraizado hace mucho tiempo en la mente humana. Créeme, ese diezmo viene a ser un auténtico imán de dinero.

Lea:   Feng Shui: Los 9 puntos de Abundancia más importantes de tu casa

– ¿Y sólo puedo contarlo?

– No, claro que no… Ahora tienes ese imán en el bolsillo, no te deshagas de él. En adelante, ahorra tu diezmo personal inviértelo de manera segura, en comprar bienes inmuebles por ejemplo. Pero solo en bienes que permanezcan que duren toda la vida o que podrás cambiar cuando quieras tener bienes aún mas valiosos. No inviertas ese dinero en nada que pueda irse abajo, arruinarse o depreciarse.

– Y recuerda también el diezmo de Dios. Al César lo que es del César, y a Dios lo que es de Dios.

– Si cuidas de tu imán de dinero y respetas siempre el compromiso del diezmo para ti, recibirás del Universo mucho más de lo que tengas guardado aunque también tendrás la responsabilidad de retribuir.

Usted miró a un lado y a otro y el viejo había desaparecido. Comió deprisa y así tuvo tiempo para pasar por la biblioteca antes de volver a su oficina. Abrió un diccionario de simbología y anotó algunos significados que el libro le daba al número 10.

“Para los pitagóricos la decena era el más sagrado de los números, el símbolo de la creación del Universo, y sobre él prestaban juramento con esta invocación: “A Tetraktys, en quien se encuentran la fuente y la raíz de la eterna Naturaleza”. Si todo procede de ella, todo vuelve a ella, y es entonces, también, una imagen de la totalidad del movimiento”

“Totalizador, más allá de todo, el número diez aparece en el Decálogo, que simboliza el conjunto de la ley en los diez mandamientos que se resumen en uno”

PREGUNTAS QUE VALE LA PENA RESPONDER

1. ¿Cómo te relacionas con el dinero?

2. ¿Cómo te sientes cuando cuentas dinero?

3. ¿Crees en la numerología?

4. ¿Qué harías para que el dinero trabajara para ti en lugar de trabajar tú para el dinero?

5. ¿Crees que podrías resolver tus problemas económicos con dinero?

6. ¿A qué bien material te sientes más apegado?

Visita Wadie.com

7. ¿Qué ocurriría si lo perdieras?

Anotaciones del autor al margen

Conciencia de prosperidad: la habilidad e funcionar sin esfuerzo y de un modo conveniente en este universo con o sin dinero.

Lo semejante se atrae: $ atrae $

Comenzar no siempre es tan fácil como parece.

Cuando empezamos algo, nos estamos diciendo a nosotros mismos. “Es para mejor”

Sin principio no existe ni punto ni medio ni fin

Es imposible resolver los problemas económicos con dinero. Los problemas económicos se resuelven con imaginación.

“No ayudará a los pobres eliminar a los ricos” Abraham Lincoln

El futuro pertenece a aquellos que creen en la belleza de sus sueños

“Solamente hay una religión: La religión del AMOR

Solamente hay una raza: La raza de la HUMANIDAD

Solamente hay un lenguaje: El lenguaje del CORAZÓN

Solamente hay un DIOS y es omnipresente”

Sai Baba

 

Menú de cierre

Comparte con un amigo