Una de las plegarias más bellas y gratificantes es decir, simplemente: “Gracias”. En realidad esa es la única plegaria necesaria.

Hay personas muy habilidosas que usan sus dones para servir sin esperar un beneficio para ellas mismas. Esas personas simplemente dan, en el sentido puro de esa palabra. Esas personas son poco comunes y son individuos hermosos.

Cuando el Espíritu se mueve dentro de ti, quizá tengas muchos sentimientos, sensaciones corporales, confusiones mentales, etc. Eso está bien. No tienes que otorgarles poder. No tienes que tomar ninguna acción. Date cuenta de que las cosas se están moviendo dentro de ti y simplemente puedes observarlo.

– John-Roger

geralt / Pixabay
Lea:   Cómo manifestar todo lo que quieras en el plano material
Menú de cierre

Send this to a friend