Bendiciones en préstamo

Dos personas en negocios podrían tener la misma meta laboral, el mismo nivel de habilidad y poner la misma cantidad de esfuerzo, y puede que uno sea increíblemente exitoso mientras que el otro no logre nada. ¿Cómo es esto posible? Puede ser que el comerciante no exitoso fue extremadamente exitoso en su vida pasada, pero no reconoció que todas sus bendiciones vienen del Creador.

Algunas veces pensamos: “¡Éste es mi éxito! Después de todo, ¿no fui yo el que usé mi talento y di mi tiempo?”.

Puede que esto sea verdad, pero ¿quién nos dio ese talento? ¿Quién nos puso en el lugar indicado en el momento indicado?

Nada es realmente nuestro. Todo lo que tenemos es un préstamo que nos da el Creador.

Karen Berg

persona exitosa

También en soyespiritual.com:   ¿Quieres que la abundancia fluya en tu vida? Deshazte de estas 10 cosas
Cerrar menú

Comparte con un amigo