MI PEQUEÑO PLANETA POR SOLARA

MI PEQUEÑO PLANETA POR SOLARA 1

DEL LIBRO MI PEQUEÑO PLANETA
POR  SOLARA

Cuando el Espiral Gira.  

Observando el Gran Panorama.

Paremos por un momento y observemos dónde estamos. Observemos el panorama y orientémonos. Está sucediendo algo único aquí en el planeta Tierra durante estos trascendentales tiempos.

Estamos en medio del Tiempo de Consumación, lo cual quiere decir que son los últimos días del reinado de la dualidad y esto no va a ser aburrido. Va a haber tremendos cambios durante los próximos años, cambios sin precedentes ; de modo que sería bueno que aprendiéramos a fluir con la corriente. Será de gran ayuda que vayamos aceptando los cambios en lugar de tratar obstinadamente de mantener las cosas en su estado habitual. Porque las cosas nunca más van a volver a ser como solían. Gran parte de lo que hemos conocido y aceptado como normal va a desaparecer de nuestras vidas. Es mejor que lo aceptemos lo más alegremente posible, porque esto va a suceder, queramos o no. La adaptabilidad es una virtud importante a desarrollar en estos días.

Estamos parados en el centro de una espiral de doble hélice. Esta es la Zona de Superposición entre la espiral de la dualidad y la espiral de la Unicidad. Esta es la zona de transición;  significa que es una condición temporaria, algo que solo existe por un breve tiempo. Esta Zona de Superposición es el puente entre dos espirales muy diferentes de evolución.  Lo cual quiere decir que hay dos sistemas de realidad simultáneos superponiéndose, con los que tenemos que lidiar cada día. No es extraño que nos sintamos confundidos a veces. Las Zonas de Transición son siempre algo complicado e incómodo. A menudo nos desafían a un nivel muy profundo, pero nos ubican en un nuevo lugar.

También estamos ubicados en el centro de la radiante esfera del No-Tiempo. Esta esfera contiene el Pasado Que Nunca Fue, el Futuro Que Nunca Será y el Presente Que es Mucho Más de lo Que Parece, fusionados en el eterno AHORA. El tiempo está en proceso de ser completamente trascendido.

Estamos anclados en el Corazón Unico, que es la base del Amor Mayor. Esto significa que estamos en el umbral de encarnar niveles más profundos y verdaderos de Amor, más allá de lo imaginable. La separación entre “Tu” y “Yo” se está disolviendo para revelar una Unicidad Totalmente Abarcativa. Esto nos lleva a ser un Ser Unico conciente. Nuestro Ser Unificado es tan vasto que trascendemos los límites del espacio. No hay más aquí y allá, no más distancia entre nosotros.

Nuestro tiempo evolutivo ha saltado cuánticamente a un patrón mucho más acelerado. Niveles de elevación de la conciencia que nos hubieran llevado muchas vidas poder alcanzar, se pueden lograr ahora en un instante. Hay un nuevo mecanismo temporal llamado Tiempo Eslabonado, que está alineado con la Realidad Mayor, en el patrón del Corazón Unico totalmente activado. En este momento nos estamos acercando a una mayor intersección con el Tiempo Eslabonado, lo cual alterará irrevocablemente el curso de nuestras vidas.

 

MI PEQUEÑO PLANETA POR SOLARA 2

Lo que viene, va. . .

En nuestra situación única en el centro de las espirales de doble hélice, estamos experimentando la fusión sin precedentes de dos espirales de evolución. Esta fusión se produce justo en el centro de nuestro ser. Somos el crisol de lo viejo y lo Nuevo, nuestro ser contiene consumaciones y nuevos comienzos entretejidos en la Unicidad.

Muchos ciclos están llegando a su consumación; numerosas espirales están alcanzando su conclusión y retornando a sus puntos de origen. Cuando esto sucede, nosotros tenemos enormes oportunidades de trascender la vieja espiral y movernos al nivel siguiente de evolución, sobre un mapa completamente nuevo. AHORA ES EL MOMENTO de dar nuestros saltos cuánticos.

Algunos ejemplos de espirales que están evolucionando:

Números

En el Patrón de la Dualidad estábamos gobernados por un sistema numérico fijo, basado en los números Uno a Nueve. Cualquier cifra mayor,  se descomponía en la resonancia del Uno al Nueve. En el Tiempo de Consumación flotamos en la resonancia del Nueve. El Nueve es el número de la consumación y significa que hemos alcanzado el final del viejo camino. Es la fusión de todos los números así como el negro es la fusión de todos los colores.

Desde el centro del círculo que forma parte del número Nueve,  podemos dar el salto cuántico a un nuevo patrón de Números Maestros. Los Números Maestros tienen dos dígitos: 11, 22, 33, 44, 55, 66, 77, 88 y 99. El punto de entrada a este nuevo patrón numérico  es el Número Maestro 11. El Once anuncia la entrada de algo totalmente Nuevo, algo así como un rayo, y se asocia con el planeta Urano. (Urano es significativo porque es el único planeta de nuestro sistema solar que tiene un enlace directo con el Más Allá del Más Allá) El Once es el Mensajero de lo Nuevo e Inesperado y es la unidad central de todos los Números Maestros.

Le sigue el Número Maestro 22 que está compuesto por dos Onces (11:11) y es la Vibración Maestra para construir sobre lo Nuevo. Este número  se está activando actualmente dentro nuestro.  También se está introduciendo el 33. Este es el Número Maestro del Servicio Universal a través del alineamiento conciente con la Unicidad.  (Las fechas  de Activación del Portal 11:11 y de la Segunda Puerta sumaban 33). El resto de los Números Maestros todavía tienen que ser introducidos porque no hemos alcanzado el nivel de conciencia necesario para su activación. Pero lo serán apenas estemos listos.

Los Números Maestros dobles son poderosos detonadores para activar los códigos que se hallan dentro de nuestro banco celular de memoria. Son puntos de inserción para la entrada de la Realidad Mayor. ¡La única activación que hemos experimentado es el 11:11 y observemos lo que hemos conseguido!

Cuando se accede al patrón de Números Maestros ya no hay retroceso a los conceptos limitados del sistema del Uno al Nueve. Se produce un repatronamiento de nuestros viejos formatos de 3, 7, 9  y 12 hacia las elevadas vibraciones de los Números Maestros. (Esta es una ilustración de por qué  la Acivación del “12:12” no tenía relación con el 11:11). Deberíamos usar los Números Maestros siempre que fuera posible: en nuestra arquitectura, en nuestras ceremonias y en nuestra vida diaria. Recuerda el refrán de los Og Min: “¡Sin-Descenso y Sin-Retorno!”

 

MI PEQUEÑO PLANETA POR SOLARA 3

Los Colores

Nuestro espectro conocido de colores también se está transformando profundamente. Los colores que conocemos son solo una pequeña parte del espectro posible. Así como  hay sonidos que no podemos oir, hay colores que no podemos ver. Estos  colores sin descubrir  emanan de lo Invisible. Están compuestos por elevadas vibraciones y están llenos de  reflejos iridiscentes.

Para llegar a alcanzar el nivel de conciencia en el que podamos ver el amplio espectro, primero tenemos que recorrer el arcoiris conocido. Cada color representa un nivel de iniciación, de mayor fusión en la Unicidad. Si observamos el arco iris veremos que el color verde está en el centro: el lugar del corazón. Es por eso que el verde es un color de tanta sanación. Los árboles, las plantas y el pasto son verdes; ellos sanan y nos nutren a través de la absorción de nuestro dióxido de carbono y la emisión de oxígeno. No podríamos vivir en este viejo mundo sin el color verde. El verde está alineado con el número Cuatro, el número de las Cuatro Direcciones y de los Cuatro Pilares que sostienen este planeta.

Si tomamos el arco del arco iris conocido y lo doblamos hacia arriba formando un círculo o una espiral,  con el verde quedando en el fondo, veremos que aparece un nuevo color en la parte superior del círculo, en oposición al verde. Este es el color Magenta, que surge de la mezcla de rojo y púrpura, los polos opuestos de nuestro viejo arco iris. El Magenta representa la unión del Sol y la Luna, el equilibrio y unificación de las polaridades en nuestro interior. Está alineado con el número 44 (cuatro Onces), lo cual significa que es nuestra base de lanzamiento y punto de entrada en una nueva espiral evolutiva.

Este círculo Arco Iris es el color del mapa del ciclo evolutivo o espiral que estamos en proceso de trascender en este momento.  Cuando lo logremos, el magenta dejará de estar en la cima y pasará a estar en la base;  será  nuestro Nuevo Cimiento. Algunos de nosotros ya hemos dado el salto hacia esta nueva espiral evolutiva y estamos ubicados en la nueva base del Magenta, que es iridiscente. Hemos ingresado a los reinos de lo Invisible.

Si te parece interesante, haré una breve referencia acerca del mapa del cíclo anterior al  actual. En términos de la historia terrestre nos estaríamos refiriendo al mundo antidiluviano, al mapa del tiempo anterior al gran diluvio. El color base era el marrón, que es el color masculino de la Tierra. En la parte superior del círclo arco iris estaban el azul y el amarillo con los que se creó la nueva base de lanzamiento que fue el verde, el color femenino de la Tierra.

Haciendo nuestro viaje personal a través del arco iris, pasamos por todos los colores conocidos hasta llegar al magenta. Luego de habernos fusionado con las poderosas iniciaciones del magenta, llegamos al blanco. Esta es una etapa muy importante porque el blanco significa pureza, vacío y Unicidad. En este momento estamos ingresando en lo Invisible. Después que nos familiaricemos con los primeros estadíos de los Invisibsle por medio del blanco, podremos volver a los otros colores, y al hacerlo descubriremos que esos mismos colores han cambiado y que ha aparecido una nueva vibración más elevada.

Las Leyendas

Muchas de nuestras viejas leyendas se dejaron incompletas en forma intencional. Te contaban la historia, te señalaban las lecciones pero  nunca llegaban a una conclusión. Esto se debe a que su verdadera resolución no podría ser alcanzada dentro del Patrón de la Dualidad, sino cuando fuéramos movidos a un nuevo nivel evolutivo. Ahora nos encontramos en un momento muy interesante en que las viejas leyendas, finalmente, se están completando. Cuando esto suceda, estaremos realmente liberados del Pasado  que Nunca Fue.

Visita Wadie.com

Una consecuencia de esto, es la disolución de las viejas profecías, porque ellas fueron creadas dentro del viejo patrón. A medida que nos vayamos anclando progresivamente en la Unicidad, la resonancia armónica de todo el planeta cambiará dejando atrás todas nuestras viejas guías para la evolución; de modo que las viejas profecías y predicciones no tendrán más  base de sustentación. Nosotros mismos haremos nacer lo Nuevo y crearemos nuestro futuro.

 

 

Los Grandes Amores

Como se menciona en el capítulo anterior, el ciclo de los Grandes Amantes está llegando a su fin. Todas las narraciones  de amantes legendarios, a través de la Historia, como los de Isis y Osiris, Tristán e Isolda, Arturo y Ginegra, sirvieron para mantener viva la llama del Verdadero Amor. Ellos eran, simplemente, personificaciones de los Amadores de Más Allá de las Estrellas. Una vez que encarnemos a los Amadores de Más Allá de las Estrellas, los amantes legendarios habrán completado su Propósito Mayor. Esto los deja libres para unirse en un Ser Unico e instalarse en el Amor Mayor.

Los Seres Espirituales

Cuando dejamos la dualidad y anclamos nuestro ser en la Unicidad, vamos más allá del reino de los seres espirituales personificados y de las jerarquías espirituales establecidas. En el Patrón de la Unicidad sólo está el Uno. Ya no hay Maestros Ascendidos, Angeles Guardianes, Arcángeles, Dioses y Diosas, Comando Ashtar, Confederación Intergaláctica, Señores de la Oscuridad, Señores de la Luz, Gran Hermandad  Blanca, Guías Espirituales y Maestros. Todos nos hemos movido a un nuevo nivel de igualdad: la Unicidad.

Este es el mayor paso de iniciación, el gran investimiento de poder y sucede naturalmente cuando llegas a anclarte en lo Invisible. Miras a tu alrededor en este vasto vacío, tratando de encontrar tu camino, tratando de usar tus viejos mapas, habilidades y prácticas espirituales y descubres que nada funciona. Ahí es cuando llamas a aquellos grandes seres espirituales que te ayudaron a llegar hasta lo Invisible. Silencio… Es todo lo que escuchas. Esto, admitamos, puede ser bastante desconcertante porque es, justamente, el punto en que te sientes más vulnerable, perdido y solo. A veces pueden aparecer algunos de nuestros antiguos modelos espirituales, pero cuando lo hacen ¡son tan diminutos! Esto es peor que si no respondieran. Hace que te sientas realmente varado en lo Invisible.

Este sentimiento de haber sido abandonado por las jerarquías es un gran desafío. Sería más fácil terminar el viaje hacia lo Invisible en este preciso momento, si no fuera por un pequeño problema: No podemos . Trata de volver a como solían ser las cosas, y descubrirás que simplemente es imposible. De modo que deberías ir acostumbrándote a esta nueva situación. Cuanto más vayamos avanzando hacia nuestra propia maestría, nos sentiremos más cómodos dentro de lo Desconocido.

El próximo shock es que Dios, el/ella, ya no existe como un ser personificado. El Dios que conocimos y amamos como el Ser Supremo en el Patrón de la Dualidad fue, simplemente, una personificación del Uno. Mientras estábamos anclados en la dualidad, sujetos a la ilusión avasalladora de la separación, necesitábamos creer en un Ser Supremo. De ese modo el Uno, servicialmente,  proyectaba un fragmento  personificado de sí mismo al que pudiéramos ver como Dios. Pero, ahora, hemos ingresado a una zona más vasta de conciencia en la cual  nada está separado del Uno. El Uno es Totalmente Abarcativo. Todos nosotros formamos parte del Uno.

Si el espiral gira para uno de nosotros, gira para todos nosotros.

Todos estamos viajando juntos como Uno. Esto incluye a todos los seres que viven en este planeta y a la Tierra misma. Cada vez que uno de nosotros da  un paso de expansión de su conciencia,  el espiral gira y cada uno de nosotros da un paso hacia arriba en la espiral  evolutiva. Cuando nos movemos de la espiral de la dualidad a la de la Unicidad,  esto crea un gran cambio en la espiral de la dualidad; la calcificación de la dualidad se suelta y todos los seres evolucionan.

Por Solara
Traducción YEROM

www.yerom.com.ar
Yerom: Ancla del 11:11 en Argentina
www.nvisible.com.

Menú de cierre

Comparte con un amigo