No hay nada que esté equivocado

La tristeza no está mal. El miedo no está mal. La confusión no está mal. Nuestro dolor no está mal.

Resistirnos a nuestro dolor es lo que hace que parezca que algo está equivocado. Y sin embargo, hay aquí una verdad más profunda para aquellos que estén abiertos:

¡Incluso nuestra resistencia ante el dolor no está mal! ¡Si es lo que está surgiendo en el momento, no puede estar equivocada! ¡Es una expresión de vida completamente válida, vital y presente!

Más allá de lo ‘correcto’ y lo ‘equivocado’, hay un amor incondicional que incluso abraza nuestro momento presente de resistencia. Hay un Ahora que es inmensidad y perdón.

Al final, incluso ‘resistencia’ es sólo otro concepto. Otro juicio. Otra forma de hacernos creer que estamos equivocados.

“RESISTENCIA: MALO. ACEPTACIÓN: BUENO “. Esto fue lo que aprendimos.

error

Pero en realidad nunca nos ‘resistimos’ a nuestro dolor (así como tampoco lo ‘aceptamos’ realmente). Simplemente nunca aprendimos cómo ESTAR con él, eso es todo. Cómo sentarnos con él. Quedarnos con él. Tomarnos una taza de té con él. Verlo como un muy querido amigo que ha venido a casa, a esta inmensidad.

Nuestra ignorancia es nuestra inocencia. En lugar de ‘resistencia’, hablemos de nuestra inocencia, o de nuestro no-saber. Permitámonos ser más bondadosos con nosotros mismos.

Considerando por lo que hemos pasado, lo estamos haciendo bastante bien.

Nuestro dolor no es una equivocación. Es una invitación. Una enseñanza muy antigua. Universal. Libre…

Invitándonos a acercarnos un poco más…

Cayendo a través de todas las capas que alguna vez imaginamos…

Hacia el gran misterio.

Visita Wadie.com

– Jeff Foster

Te puede interesar:   Nunca compartas tus sueños y aspiraciones con alguien más
Menú de cierre

Comparte con un amigo