espiritu

La experiencia continúa infinitamente (en cuanto a lo que noto a esta altura de mi vida) y siempre hay más que aprender.

El amor, siempre puede ser más profundo. La compasión siempre puede ser mayor. El volverse consciente de los patrones de la imaginación o de las emociones, continuamente aporta una mayor comprensión, empatía y claridad.

La dicha moviéndose dinámicamente en tu conciencia cambiando, alterando, renovando todas las cosas, indica la presencia del Espíritu. El Espíritu siempre es AHORA, siempre está presente.

Tal como me dijo un amigo mío en una oportunidad: Eres más que la “bolsa de huesos” que andas acarreando. La conciencia de Dios que reside en tu interior, mediante el Alma, usa el cuerpo físico para expresarse en este planeta. Eso hace que los humanos sean muy especiales.

– John-Roger con Pauli Sanderson

Lea:   8 pasos sencillos para manifestar todo lo que deseas
Menú de cierre

Send this to a friend