Deepak Chopra: «El Femenino Divino y el Poder de Cambiar el Mundo»

Ha llegado el momento de pensar en el poder de la mujer y no sólo en los derechos de la mujer. Cuando la junta editorial del New York Times se dividió recientemente sobre qué candidato presidencial demócrata respaldar, el debate se centró en dos mujeres, y finalmente se seleccionó a Elizabeth Warren y Amy Klobuchar. Esta es una señal de nuestro agotamiento colectivo con un presidente que expresa los aspectos más extremos y peores del comportamiento masculino. Se dice que la mejor esperanza para cambiar el rumbo es el voto femenino suburbano, que ya mostró su poder en las elecciones intermedias de 2018.

Pero algo mucho más profundo está pasando. El comportamiento masculino ha seguido su curso como modelo de poder. La carrera armamentista, las guerras mundiales, los conflictos civiles, y una loca acumulación de bombas atómicas simbolizan la agresión masculina alcanzando algún tipo de vértice que también es un callejón sin salida. El impulso de luchar y convertir a los competidores en enemigos, a las naciones en fortalezas armadas y a todos en ganadores y perdedores no salvará a un planeta que necesita medicina de emergencia.

Nos encontramos en un drástico estado de desequilibrio porque una mitad entera de la psique humana, la femenina, ha sido suprimida, violada o ignorada. La mente humana no es un pantano caótico. Durante al menos 30.000 años, que se remontan a la rápida evolución del cerebro superior, el Homo sapiens ha vivido de temas y motivos que guían nuestras acciones. El psiquiatra pionero Carl Jung llamó a estos temas concentrados arquetipos, pero no hay necesidad de una jerga especial – en este momento cada persona se aprovecha de los mismos temas que impregnan la civilización hasta sus raíces.

Como personas modernas nos vemos a nosotros mismos más allá de la mitología, y de hecho superiores a los mitos, que se sienten supersticiosos e irracionales. Pero si nos fijamos en las diosas griegas – Afrodita, Hera, Atenea, Deméter, y más – cada una simboliza una energía femenina divina que debe ser incluida en un ser humano completo, sin importar el género, o incluso sin género si es una elección consciente.

La lista más básica del femenino divino indica instantáneamente lo que falta en el escenario mundial en este momento. Las principales cualidades del femenino son

La maternidad, la fuente de ternura, afecto, aceptación sin prejuicios y crianza.

También en soyespiritual.com:   Lo que me ha enseñado mi mascota

Abundancia, los dones libremente dados de comida y agua suministrados por la tierra.

¿Sigues buscando el propósito de tu vida? ¡No creerás lo que la ciencia de la Numerología puede revelar sobre ti!

Así es, la numerología de tu fecha de nacimiento, sin importar el mes en que naciste, puede revelar información sorprendente sobre tu personalidad.

¡Desbloquee los mensajes ocultos en su Código de Personalidad ahora tu reporte personalizado!

Haga CLICK AQUÍ para aprender lo que la Numerología dice sobre su vida usando sólo su Nombre y Fecha de Nacimiento.

Belleza en todas las formas.

Encanto y atracción sexual.

Inspiración, en forma de intuición, perspicacia, y las musas que inspiran el arte y la música.

Paz, el impulso de vivir en familia en armonía.

Si los antiguos griegos, indios y chinos pudieron identificar y expresar todas las cualidades, sin mencionar el valorarlas como atributos divinos, ¿qué tan avanzados somos los que les damos la espalda? Hay un llamado concertado para más mujeres líderes porque el comportamiento desenfrenado de las energías masculinas fuera de control no puede ser tolerado por más tiempo. Pero el punto de llamar divinas a las energías femeninas es que se aplican a todo el mundo.

Los líderes más vilipendiados de la historia moderna son Hitler y Stalin, ninguno de los cuales tenía el más mínimo rastro de lo femenino y cuya pura masculinidad condenó a decenas de millones de personas a la muerte y al sufrimiento. Los líderes más venerados fueron Lincoln y Gandhi, ambos depositarios de la paz y la reconciliación. (Ambos llevaban chales, un gesto hacia la vestimenta femenina, y Gandhi se sentó junto a un telar, que se convirtió en el símbolo central de la bandera de la India).

La elección de expresar las energías masculinas y femeninas ha estado desequilibrada durante mucho tiempo. Como señaló irónicamente un psicólogo, desde el jardín de infancia los niños son entrenados para ser ganadores que ejercen el poder mientras que las niñas ganan su valor atrayendo a los hombres que son ganadores y ejercen el poder. Atreverse a romper el molde del «segundo sexo» ha llevado la desaprobación y el rechazo social como una amenaza constante.

Todo esto es bien conocido, y el movimiento femenino moderno se ha esforzado por corregir los desequilibrios que la sociedad ha tolerado y fomentado. Pero incluso cuando más mujeres asumen papeles de liderazgo, como lo están haciendo y continuarán haciéndolo, si los hombres no respetan el arquetipo femenino, nunca permitirán que sea parte de ellos mismos. La dolorosa verdad es que los mismos hombres que fueron motivados a matar 100.000.000 de personas en el siglo XX son igual de hábiles para matar al planeta.

El llamado movimiento de las diosas ha sido vital durante varias décadas pero aún existe en los márgenes. Su objetivo más básico es dar a la mujer un sentido de autoestima y valor por derecho propio, no como complemento del hombre. Este mensaje se ha arraigado ampliamente en los países desarrollados y se ha filtrado, con dolorosa lentitud, en el mundo menos privilegiado. El siguiente paso debe ser simultáneamente personal, social y espiritual. Debería ser un movimiento hacia la integridad para todos.

También en soyespiritual.com:   La energía del color en tu vida

No puedes hacerte completo; sólo puedes darte cuenta de la totalidad que siempre ha estado dentro de ti. Todos vivimos ahora mismo en separación, no principalmente por las divisiones políticas sino porque estamos divididos en nosotros mismos. El yo dividido trata de vivir como si una mitad de sí mismo, lo masculino, representara el todo. No lo hace y nunca lo hará.

Todos necesitan tomar medidas para expresar los aspectos suprimidos de la totalidad. En este momento los aspectos suprimidos son femeninos, lo cual ha sido cierto durante siglos. Pero la totalidad no puede ser destruida, sólo escondida. Eres el agente de la paz, la nutrición, la abundancia, la belleza y la inspiración. O expresas estos valores o no lo haces. La elección implica una decisión consciente, y cuando suficientes personas tomen la decisión, el mundo cambiará. Todo el mundo necesita mirar al femenino divino. Este es el desafío dominante que enfrenta cada sociedad, y el futuro de la humanidad depende de enfrentar el desafío tan conscientemente y tan pronto como sea posible.

DEEPAK CHOPRA MD, FACP, fundador de la Fundación Chopra, una entidad sin ánimo de lucro para la investigación del bienestar y el humanitarismo, y Chopra Global, una empresa de salud moderna en la intersección de la ciencia y la espiritualidad, es un pionero de renombre mundial en la medicina integral y la transformación personal. Es profesor clínico de medicina familiar y salud pública en la Universidad de California, San Diego, y trabaja como científico superior en la Organización Gallup. Chopra es autor de más de 89 libros traducidos a más de cuarenta y tres idiomas, incluidos numerosos best-sellers del New York Times. Su 90º libro y best-seller nacional, Metahuman: Unleashing Your Infinite Potential (Harmony Books), desbloquea los secretos para ir más allá de nuestras limitaciones actuales y acceder a un campo de infinitas posibilidades. La revista TIME ha descrito al Dr. Chopra como «uno de los 100 mejores héroes e iconos del siglo».

Cerrar menú