10 hechos que demuestran que ayudar a los demás es la clave para la felicidad

Sé caritativo y dibuja una sonrisa en tu rostro.

Cuando entregas, haces feliz al resto y a ti mismo. Es una práctica que hay que empezar a tomarla como estilo de vida ya que los beneficios son para todos. Aquí te decimos algunos de los efectos que genera ayudar a los demás. Esperamos que te inspires y comiences a ayudar:

1. Te hace sentir muy bien

Estudios demuestran que cuando ayudas a los demás, provocas a la parte de tu cerebro responsable de los sentimientos de recompensa. Esto quiere decir que te sientes mejor y con ganas de seguir ayudando.

2. Tu autoestima se eleva

Considera ayudar en algo que te apasione porque los expertos explican que cuando lo haces, la conexión social aumenta, por lo tanto tu autoestima también.  Si eres constante, cultivarás más confianza.

3. Consolidas tus amistades

Cuando te conviertes en una influencia positiva para tus amigos, construyes relaciones más duraderas. Cuando ayudas a los demás entregas energías positivas que benefician la estabilización de estos lazos.

4. Te conviertes en una persona del tipo “vaso medio lleno”

Provocar un impacto positivo en alguien te puede ayudar a cambiar tu propia forma de mirarte y mejorar tu actitud. Está comprobado que ser caritativo te hace ser una persona más optimista y positiva.

clave para la felicidad

5. Sientes que puedes dominar al mundo

Quienes realizan voluntariado se sienten más capacitados que quienes no ayudan. Esto hace que tengan propósitos más definidos y efectivos.

6. Tienes un sentido de pertenencia

Ayudar a una o más personas te genera un sentimiento de comunidad porque te hace sentir menos solo y aislado.

7. Encuentras tu paz interior

Quienes ayudan activamente han declarado que su estrés disminuye. Se sienten más calmados y pacíficos.

También en soyespiritual.com:   Las consecuencias devastadoras de tener una madre que no te quiere

8. Te sientes un agradecido

Ayudar a los demás te entrega perspectiva de tu propia situación y te enseña a ser agradecido y bendecido con lo que tienes.

9. Te sientes renovado

Al entregar, empiezas a analizar más tu propia historia y ayuda a disminuir los pensamientos y estados de ánimos negativos.

10. Estimulas a los demás a generar y mantener un círculo activo de la felicidad

La amabilidad es contagiosa. Si tu ayudas, otros se motivarán a empezar a hacerlo.

Vía: Upsocl

Cerrar menú

Comparte con un amigo