El Ángel de Diciembre es Hanael 

El Ángel de diciembre es Hanael y se le conoce por varios nombres: Anael, Aniyel, Infiel, Hanael, Hanael, Hamiel y Onofel. Su nombre tiene varios significados: Gloria de Dios, Gracia de Dios, y cuando se lo identifica como Anael, su nombre en hebreo, es “Concédeme Señor“. Es el ángel del amor y la armonía. Regente del Coro de Principados. Su tarea principal es la de inspirar decisiones importantes a personas que tienen en sus manos a pueblos enteros.

Él trata de que todos los dirigentes del mundo vean con los ojos del alma y de que haya amor y armonía en todo el mundo. Lleva a la humanidad por el camino del bien y del amor. Es en sí, la sabiduría Divina, nos sumerge en un profundo amor, para que nuestros pasos sean dados para el beneficio de un tercero. Se le invoca para naciones enteras, pidiendo paz.

El ángel de diciembre es Hanael
El ángel de diciembre es Hanael

Porta la luz que le identifica para que nadie se pierda en el camino de las sombras. Desarrolla para quien lo invoca una creatividad asombrosa y al hacerlo uno se convierte en el mejor trabajador del mundo, dentro de la categoría que desempeñe, dando un triunfo profesional al ser invocado.

Cuando aparece como Hanael sus vestiduras son violetas, símbolo de la transmutación y como Haniel es fulgor, fuego y verde tranquilizador. Por último, a este arcángel se lo identifica con el Unicornio, símbolo de capricornio, de lo sobrenatural, de la apertura del tercer ojo para iluminar a la Tierra.

Invocación a Hanael, el ángel de diciembre

En el amor del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. En el amor de la estrella que anunció que la gloria descendería a la Madre Tierra y encarnaría al Hijo del Padre. En el amor de la creación que libera de toda duda, sobre la increíble majestuosidad del Arquitecto Divino. En el nombre del amor puro, encarnado por el Sol y por la Luna.

Lea:   Cómo pedir a los ángeles ayuda con el dinero

En el nombre del amor de la palabra, que hace crecer el verbo, que hace reproducir las cosas, con la luz y la conciencia propia. En el amor de la verdad, esperanza y maravilla, guía en el Santo Espíritu. Yo te pido, ángel Hanael, majestuoso príncipe, que eleves palabra a palabra, si son guiadas por el amor, mis peticiones al Señor, para que tu influencia, acción y la transmutación que en ti se encarna en tu radiante luz, operes, acciones y actúes, todo lo necesario para (se dice el nombre de la persona) para que el verdadero amor venciendo todo trabajo de maldad, oscuridad e influencias negativas, se manifieste plenamente, porque la palabra viva de Dios es fuerza, poder, resurrección y vida.

En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo, Amén.

Oración para el ángel de diciembre
Oración para el ángel de diciembre

Oración  para  Hanael

“La oscuridad ha ido menguando en mi ser y en él se ha ido acrecentando la luminosa llama de la Transmutación. ¡Oh Ángel Hanael! Socorre a los que te necesitan, allana los senderos de los que deseamos Caminar, enjuga las lágrimas de los que sufren ofreciéndonos el néctar de la Misericordia. Amén.

Visita Wadie.com

Los aspectos múltiples del hombre he reconocido en mí, y con ello he Sabido que todo ser viviente es YO MISMO. Lloro cuando otro llora, sufro con el sufrimiento de los que me rodean, me entristezco cuando la tristeza se asoma a los ojos de mis Hermanos de la naturaleza, y vivo cuando he sido consciente de la vida que florece por doquier. ¡Oh, Amor de amores! ¡Ojos de la Divinidad! ¡Primavera de la Juventud perdida! ¡Muerte que desemboca en Vida! ¡Sufrimiento que nos hace conscientes, reflexivos y experimentados!
¡Oh, Ángel que anida en los corazones desprotegidos! ¡Día de lágrimas y noche de ensoñaciones irreales! Yo te invoco por el Santo Nombre Indeleble para que tu signo y tu señal sean un bálsamo en mí el cual repartir para los necesitados.

Lea:   Significado de las Alas de Ángel

¡Oh, Ángel de los múltiples Aspectos que me conforman, séme propicio para el amor e intolerante con la injusticia! ¡Hazme que sea el albergue para cuantos en mí se desean cobijar, el alimento de los que tienen Hambre, y el Reposo para los que necesitan Descansar. Amén. Amén. Amén.”

Fuente: Compartiendo Luz con Sol

Menú de cierre

Comparte con un amigo