Toma Conciencia

_DSC0557

P:  Gran parte de mis problemas parecen provenir de mi falta de conciencia, pero, ¿cómo tomo conciencia en un aspecto si ni siquiera estoy consciente de él?

R: Pienso que muchos de nosotros podríamos referirnos a esto. Si tuviésemos toda la conciencia que queremos, no haríamos muchas de las cosas que hacemos. Pero también es probable que no estaríamos aquí. Es importante que recordemos la “intención”. Dios es tu socio y lo que pides se te da, aunque tal vez no sea necesariamente en el tiempo que lo quieres o de la forma que pensaste que aparecería. Por ello, pide tener mayor conciencia donde la necesites, para el mayor bien y luego, vigila. Les he hablado de llevar un diario y este es otro caso en el cual podrías hacerlo. Lleva un registro de las tomas de conciencia que tengas a lo largo del día, durante tus ejercicios espirituales y cuando te despiertas por la mañana. Si estás observando y escuchando, te darás cuenta cuándo tu conciencia se despierta en una nueva forma. Agradece por las personas y cosas que aparezcan a tu paso y continúa haciendo tus ejercicios espirituales. Ellos también pueden abrir la puerta a una toma de conciencia mayor.

Sígueme en Facebook

– John-Roger

Menú de cierre

Comparte con un amigo