4

"El respeto, la admiración, la veneración que los discípulos
tienen hacia su instructor deben, ante todo, servir para
estimularles en su trabajo, si no, este respeto, esta
admiración, esta veneración son una carga para él y los
discípulos no aprenden nada.

Algunos creen en su Maestro cómo creen en Dios, se imaginan que
su fe les salvará y que el Maestro hará milagros para ellos.
No, sólo la fe, ya sea en Dios o en un Maestro, no ha salvado
nunca a nadie. Que los discípulos cesen pues de contar con los
milagros, que según su opinión, su Maestro puede hacer por
ellos: avanzarán más rápidamente, porque en ese momento es
cuando él les ayudará verdaderamente. Si están aquí, con la
mirada siempre fija en él, esperando todo de él, le paralizan,
no puede hacer nada por ellos que quedan estériles. Pero que
trabajen, que se preparen: en el momento en el que estarán
preparados, recibirán ayuda. "

Sígueme en Facebook

Omraam Mikhaël Aïvanhov

Menú de cierre

Join our list

Subscribe to our mailing list and get interesting stuff and updates to your email inbox.

Thank you for subscribing.

Something went wrong.

Comparte con un amigo