Siempre elijo el camino más luminoso

camino luminosoAlgunas elecciones son muy sutiles pero, normalmente, existe una alternativa que crea más luz y que te situará en un camino levemente superior, ayudándote a expresar tu esencia con más claridad que los demás. Eligiendo tu camino superior, acelerarás el proceso de tu evolución, vitalidad y abundancia. Es importante que aprendas a distinguir y elegir el camino más luminoso para crear abundancia en tu vida.

Una mujer que llevaba mucho tiempo haciendo joyas, decidió que deseaba distribuir sus obras a un mercado más amplio, vendiéndolas en tiendas por todo el país. Sus joyas contenían símbolos esotéricos y ella deseaba que estuvieran al alcance de personas a las que estos símbolos terapéuticos podrían ayudar. Pensó que sus amigos podrían ayudarla a distribuir sus joyas pero, cada vez que se movía en esa direc­ción, encontraba dificultades y lo hacía a desgana. Necesitaba recursos económicos y habilidades de las que no disponía y el esfuerzo no le dejaría tiempo para crear nuevas joyas. Ya que este camino no le satisfacía, lo rechazó y solicitó consejos interiores para encontrar otro, mejor. Se le ocurrió preguntar cómo compraban las tiendas las joyas de otros diseñadores. Descubrió que ya existía un sistema de distribución completo, con representantes de ventas que no tenían inconveniente en trabajar con sus joyas. Ella halló su camino superior haciendo elecciones y tomando decisiones que facilitaban la realización de su deseo.

Si, en el momento de tomar una decisión, no queda obvia la mejor opción, hazte una serie de preguntas. Si todas las posibilidades parecen buenas, pregúntate “¿Cuál de ellas me aportaría mayor alegría? ¿Cuál me seduce como algo que me encantaría hacer?” Elige la opción que más alegre te parezca. Incluso si el camino de la alegría no es, aparentemente, el que más dinero pudiera aportarte, a la larga será mucho más beneficioso que la opción menos agradable. No hagas tu elec­ción según la cantidad de dinero implícita; el camino de tu corazón te aportará, siempre, mayor abundancia.

Si todas las opciones te parecen alegres, pregúntate “¿Cuál es la más sensata y la más práctica para mí?” Tu camino superior tiene sentido práctico. Si, aún así, las opciones parecen iguales, pregunta “¿Cuál de ellas puede hacerla mayor contribu­ción a la humanidad o brindarme la mejor oportunidad de ayudar a los demás?” Si todavía tus opciones te parecen iguales, piensa en las cualidades superiores que quieres introducir en tu vida: bienestar, amor y vitalidad. ¿Qué opción te permitiría expresarlas más plenamente?

Sería mejor no crear situaciones en las que tengas que tomar decisiones inmediatas sin tiempo para pensar en profun­didad. Si una situación así llegara a producirse, imagínate que tienes una opción en la mano derecha y la otra en la izquierda. Pide que se levante la mano con la elección más adecuada.

Sanaya Roman y Duane Packer

Cerrar menú

Comparte con un amigo