image

“Ojo por ojo, nos hará a todos ciegos”

Mahatma Gandhi

Marianna Arena

http://escritores-canalizadores.blogspot.com

Hoy 2 de Mayo del año 2011 nos despertamos con la noticia de que Osama Bin Laden el principal responsable de los atentados del 11 de Septiembre, ha sido asesinado.

Sorprende escuchar que “Se ha hecho justicia”, ver a la gente reunida celebrando la muerte de un ser humano, cuando hace 10 años atrás el mundo entero se sentía indignado de ver a musulmanes festejando la caída de las Torres Gemelas. ¿Somos tan distintos? ¿Somos capaces de pensar que una muerte justifica otra?

Una guerra más que nunca termina, ¿hasta donde tenemos que llegar? ¿Cuantas más personas tienen que morir para que estemos felices? Para que tengamos esa falsa sensación de “Justicia”.

¿¿¿Que tan distintos unos de otros???

 

¿Cuantos Musulmanes inocentes han sido asesinados y torturados? Niños y mujeres han muerto todos estos años por errores políticos e ideológicos de unos cuantos. Sin embargo todos nos sentimos movilizados con el atentado de Septiembre en Estados Unidos, así mismo con el atentado de Madrid, porque los medios nos hacen creer que nuestras vidas valen más, nuestra libertad vale más que la de ellos, se justifican sus muertes.

 

Un pueblo que ha sido masacrado y torturado durante años en busca de una falsa justicia.

Hoy toda la humanidad debería sentirse avergonzada por ese sentimiento.

El día que por fin comprendamos que todos somos iguales, que somos hermanos, que compartimos un mismo planeta, que la violencia solo engendra más violencia vamos a ser felices realmente.

 

Hoy debe ser un día de duelo, un ser humano ha sido asesinado por odio y venganza, Dios está triste, una vez más hemos matado a un hijo suyo, tomando justicia por nuestras manos, creyéndonos capaces de esa determinación.

Somos tan insignificantes, y nos creemos tan poderosos, vivimos una eterna mentira, pero tarde o temprano la verdad nos golpea y nos damos cuenta de que todo eso que pensamos y en base a lo que vivimos, todo eso que hicimos, lo único que logró fue que viviéramos una mentira, que llegáramos al ocaso de nuestras vidas sin haberlas vivido del todo, que nunca llegamos a conocernos, que había tanto por hacer y no hicimos nada.

Vivimos pensando que tenemos poder, que tenemos que ser poderosos, acumulamos odio, envidia y rencor, nos olvidamos de Dios y terminamos creyendo que Dios se olvida de nosotros.

Sígueme en Facebook

Este triunfo dejó a miles de familias de militares sin sus hijos, a miles de mujeres y hombres sin su pareja, a miles de niños sin padres. ¿Hay algo que festejar?  ¿Valía la pena? ¿Realmente valía la pena pasar tantos años sin las persona que queremos, dejar a tantos niños sin padres con el falso consuelo de “Mi papá peleó en la guerra para defender nuestra nación” de verdad este pequeño minuto de “Gloria” valía la vida de tanta gente? ¿Una bandera doblada reemplaza a un ser querido?

 

Hoy un día más en que demostramos no ser dignos, un día más en que vivimos una mentira.

Hoy deberíamos sentir vergüenza.

“Ojo por ojo, nos hará a todos ciegos”

Mahatma Gandhi

Menú de cierre

Send this to a friend