image

La manada estaba nadando tranquilamente en aguas de las Islas Salomón cuando fue sorprendida por las tramposas redes, que acabaron capturando a 25 delfines salvajes para el último espectáculo de un complejo hotelero de lujo. Ahora se hallan encerrados en diminutos tanques, privados de suficiente alimento. Pero nosotros podemos liberarlos.

Para los delfines salvajes la vida en cautiverio es una tortura. Su potente canto rebota contra los muros y se vuelve contra ellos, como si estuviesen atrapados en una infinita sala de espejos. La mayoría de los delfines cautivos mueren jóvenes a causa de enfermedades inducidas por el estrés, y algunos inclusive se suicidan. Si los millonarios dueños del Resorts World Sentosa consiguen retener a estos delfines cautivos, la mitad de ellos morirá en tan sólo dos años. Asimismo quedará legitimada la captura de delfines salvajes, sujeta hoy a amplias prohibiciones. No podemos permitir que eso suceda — usemos nuestras voces para liberarlos.


Resorts World ya tuvo que abandonar hace dos años sus planes de explotar una exhibición de tiburones ballena gracias a una enorme protesta que amenazó su reputación. Lancemos ahora un gigantesco llamamiento para liberar a estos hermosos e inteligentes animales, y para darle un giro radical a la lucha contra el tráfico mundial de delfines salvajes. Firma ahora y reenvía este mensaje a todo tus conocidos. Nuestra petición será entregada a Resorts World y a los medios de comunicación.

 

Firma la petición ahora
http://www.avaaz.org/es/saddest_dolphins/?rc=fb&pv=46

> TAMBIÉN PUEDES LEER:   ¿Qué es Sanación Pránica?
Menú de cierre

Send this to a friend