“Parece ser que nuestra época es la del progreso. Del progreso
técnico, sí; esto es cierto, vemos que en este campo se
realizan maravillas. Pero, ¿qué es el progreso técnico? Una
victoria sobre la materia física. Entonces, ¿qué hacen los
humanos? Están tan contentos y orgullosos de haber conseguido
fabricar toda clase de aparatos y de productos que les facilitan
la vida, que no se dan cuenta que los utilizan para alimentar su
naturaleza inferior: satisfacer su egoísmo, su pereza, su
sensualidad, su agresividad. Pues bien, esto no es un progreso,
sino una regresión.

Intentad analizaros: observad cómo utilizáis todo lo que el
progreso técnico ha puesto a vuestra disposición, y
descubriréis que pocas veces, muy pocas veces, sirve para
vuestra evolución espiritual y el bien de los demás. ¿Por
qué? Porque para poder utilizar benéficamente todas las
riquezas que nos da la materia física, es preciso previamente
haber trabajado sobre la materia psíquica en uno mismo. El
progreso técnico sólo será un verdadero progreso, si el ser
humano lo acompaña con un esfuerzo en la vía de la
espiritualidad. ”

Omraam Mikhaël Aïvanhov

image

Sígueme en Facebook

 

Menú de cierre

Send this to a friend