osos polares

Si quieres algo que puedes lograr tú mismo, no se lo pidas a Dios; ve y haz lo necesario para conseguirlo. No le pidas a Dios que acarree tu equipaje si tienes dos buenos brazos. Dios no es el gran botones en el cielo. De todas maneras, si puedes dar órdenes a Dios, quiere decir que tú eres Dios. Si no lo puedes mandar, sencillamente significa que eres un dios menor. Sigues siendo el dios de tu propio ser, de tu propio universo interior.

¿Qué sucede en tu universo cuando te molestas, estás deprimido y miserable? Supongo que estás creando terremotos en tu planeta. Tal vez estés destruyendo a tus habitantes. Tal vez seas uno de esos dioses iracundos que gobiernan por medio del temor. ¿Es de esa manera que quieres que Dios sea contigo? No. Estoy seguro que quieres que Dios te cuide, sea amable y benevolente y que te de lo que necesitas. Si así es, tal vez te convenga estar atento a lo que estás haciendo en tu propio universo.

– John-Roger

Menú de cierre
error: Content is protected !!

Send this to a friend