Cuando era una persona joven, fui entrenado por filósofos y teólogos para ser un filósofo/teólogo. Es por ello que, en estos artículos, frecuentemente viro hacia ese territorio. De hecho, encuentro que lo disfruto. Sin embargo, yo no me convertí en el tipo de teólogo que los jesuitas tenían en mente. ¡Uy! Supongo que, en su lugar, me convertí en un hereje. Bueno, así es la vida. Disfruto de ser un hereje mucho más porque se siente bien y tengo la oportunidad de ejercer el libre albedrío que los jesuitas afirmaron que tenía antes de que intentaran quitármelo de nuevo.

¿Alguno ha notado la discrepancia entre dos enseñanzas de la teología judeo-cristiana las cuales hemos aprendido mientras crecíamos la mayoría de los americanos? Por un lado se nos dice que a la humanidad se le ha otorgado libre albedrío para hacer elecciones. Por el otro lado, se nos dice que Dios entregó los mandamientos a los humanos acerca de cómo vivir, o de lo contrario… Ahora, yo no se tu pero yo cuando escucho la palabra mandamiento pienso en un general militar dando órdenes a soldados de bajo rango que deben obedecer. Si, ellos pueden elegir no obedecer, pero en la milicia eso resulta en ser encarcelado y, de acuerdo a los teólogos, en la vida ordinaria el desobedecer los mandamientos de Dios te hace ser arrojado al infierno. ¿Qué clase de libre albedrío es ese? Técnicamente uno es libre de elegir aunque en la realidad no hay mucho realmente de elección, o disfrutas la salvación eterna o se condenado por siempre a arder en los fuegos del infierno. Algo seriamente está mal con esta imagen. 

Lo que he descubierto de trabajar con muchas personas como psicoterapeuta durante un largo período de años es que, incluso dentro de las personas más inteligentes, yacen contradicciones, áreas que se mantienen sin examinar, temas que las personas tienen mucho miedo de mirar. Pueden ser brillantes químicos, matemáticos, doctores, arquitectos y similares, pero cuando se trata de examinar los miedos profundamente encubiertos, simplemente ellos no quieren meterse allí porque tienen miedo de preguntar/cuestionar. Se ponen muy nerviosos y comienzan a cambiar el tema rápidamente.

La razón por la que tienen miedo es porque esas autoridades llegaron a ellos a una edad muy temprana y plantaron el miedo de Dios en ellos con una variedad de creencias controladoras y contradictorias. La sola creencia de que Dios es una presencia amorosa y de que Dios es una temible autoridad masculina castigadora es una de las más insanas contradicciones que alguna vez haya visto la luz del día. De hecho, todo esto resulta ser una variedad de escenarios de policía bueno / policía malo utilizados para lavar cerebros. Tu aterrorizas a una persona con insultos y amenazas y luego les muestras cierta amabilidad y ellos van a hacer lo que tu quieras. ¿Alguien notó que este es básicamente el fundamento de las técnicas de tortura utilizadas por los psicólogos contratados y dementes de la CIA? Esto es diabólico. Entonces, ¿cómo Dios llegó a ser diabólico, exactamente lo contrario de lo que es el Espíritu?

mandamientos

Llevemos esto un paso más adelante. En la cristiandad tenemos una presencia maternal conocida como la Madre Bendita, la Virgen de Guadalupe, y conocida con muchos otros nombres alrededor del mundo. Ella es toda amorosa bondad, paciencia y compasión. Ella frecuentemente emite advertencias o quiere que las cosas se hagan, como construir iglesias o mantener las leyes de Dios. Algunas veces hay amenazas veladas acerca de lo que sucederá si las personas no siguen la línea. Luego está el Dios padre quien es todo relámpagos y enjuiciamientos sobre todo el mundo. ¿No suena esto como mami siendo la buena pero la que advierte a los niños que si se portan mal papi vendrá a casa y los golpeará? Este es otro mecanismo de control psicológico para mantener a las personas en línea, comportándose obedientemente, fundando iglesias y manteniéndose callados acerca de las contradicciones y abusos sucediendo justo delante de sus narices. De nuevo, es diabólico.

Esto es pura y simple tiranía y también una estrategia primitiva, y sin embargo las personas tienen miedo de contemplarlas porque temen que por dentro, en lo profundo, han sido malos y necesitan ser castigados. Cuestionar la autoridad es parte de lo que ellos piensan que es malo. El otro miedo es que si uno cuestiona la autoridad la estructura completa se caerá tambaleando y se encontrarán perdidos, sin sentido, sin más dirección. Bueno, es cierto que esto sucede a veces. Sin embargo, una cosa es segura, cuanto más tiempo una persona deja este terreno sin examinar, más probable es que un día todo se vendrá abajo sobre sus oídos. Como dice la vieja expresión, no hay razón para arrojar al bebé con el agua del baño.

Todas estas locas ideas pueden ser reinterpretadas de una manera más iluminada y nada se pierde salvo la locura y el control. No hay duda que los seres humanos tienen elección acerca de como comportarse. Yo puedo darle una trompada a alguien en la nariz si lo siento así pero cuando me devuelvan el puñetazo y me lastimen eventualmente aprenderé que hay consecuencias para ciertos comportamientos. Simplemente dejaré de hacer eso después de un tiempo. Para algunas personas les toma mucho tiempo aprender esta lección. Otros la comprenden más rápido. Sin embargo no hay razón para la vergüenza, culpa o malos sentimientos de ningún tipo. Esto es acerca de aprender pura mecánica. Si tomo un vaso con agua y lo vierto sobre mis pies, estos se mojarán. ¿Qué tiene esto de complicado y dónde está la vergüenza de esto?

La razón por la cual a algunas personas les toma tanto tiempo aprender esta lección es que en lo profundo de sus corazones ellos saben que lastimar a otros resulta en ser lastimados ellos mismos, y es por ello que ellos lo hacen una y otra vez. Ellos creen que necesitan ser castigados, que son indignos, y obviamente viniendo desde esta postura, ellos proyectan afuera su falta de valía y su necesidad de ser castigados por otros. Ellos luego continúan lastimando y siendo lastimados porque sienten que se lo merecen, y que todos los demás también se lo merecen.

Procedamos a dos grandes mandamientos que Dios supuestamente dio a los seres humanos. 1. Amarás al Señor tu Dios con todo el corazón, y con toda tu alma, y ​ toda tu mente y con todas tus fuerzas. 2. Amarás a tu prójimo como a ti mismo. Bueno, al menos estos mandamientos están expresados en positivo, sin embargo vamos a pensar sobre esto. ¿Dios realmente tiene que ordenar a la gente a amar, especialmente si a los seres humanos se les dio libre albedrío? Yo creo que no. Nadie necesita ser mandado a amar o a tratar a los demás con decencia. El Dios que yo  conozco nunca haría eso de ninguna manera. Uno simplemente descubre que se siente mejor haciendo eso. ¿Cómo? Porque toman malas decisiones hasta que descubren cómo hacer buenas decisiones que les hacen sentir mejor. Todo el sistema es auto-correctivo, como fue diseñado para ser. Así que, en lugar de mandar a los seres humanos a amar, lo cual por cierto no funciona, yo propondré que el Espíritu dio estos llamados mandamientos a las personas como recomendaciones o sugerencias. “Miren amigos, diviértanse, exploren, aprendan, usen su libre albedrío para ganar experiencia. En el curso de sus aventuras encontrarán que ciertas cosas tienden a sentirse bien y a tener resultados muy positivos y otras cosas se sienten bien momentáneamente pero luego tienen consecuencias terribles. Así que aquí están algunas sugerencias. El amor les traerá devoluciones favorables. Sé que no van a escuchar hasta descubrirlo por si mismos,  así que voy a celebrarlo contigo cuando hagas este descubrimiento. Ni la vergüenza, ni las acusaciones, ni la culpa son necesarias. Ve en paz.” Eso suena más exacto para mí. Después de todo, ¿podría ser dios un psicólogo tan mal entrenado? Yo creo que no.

Vayamos a otro mandamiento, “Yo soy el Señor tu Dios, no tendrás dioses extraños ajenos delante de mí.” ¡Uy! ¿Qué pasa con el libre albedrío? ¿Qué tal, “Puedes tener todos los dioses extraños que quieras, pero descubrirás que la vida no funciona tan bien de esa manera.” Ok, ¿qué significa tener dioses extraños?: ¿becerros de oro, estatuas de Bal u otro antiguo dios pagano? Y qué. “Vayan a jugar niños y descubran lo que tiene poder real y lo que no.”

De todos modos, eso no es lo que significaba la frase “tener dioses extraños delante de mí.” Dioses ajenos se refiere a las diversas formas de miedo. Hacer un dios del miedo no se siente bien y no tendrá buenas consecuencias. Casi todo lo que puedas pensar tiene miedo en su comportamiento egoico ordinario. ¿Qué pasa con la Codicia por el dinero y los artículos de lujo? ¿Cómo está eso relacionado con el miedo? En primer lugar no hay nada malo con el dinero o incluso con disfrutar de algunos artículos de lujo. El problema viene de la obsesión con cualquier cosa, y hablando como un psicólogo, la obsesión siempre tiene que ver con el miedo. La obsesión con el dinero significa que uno tiene miedo de perderlo, así que el miedo está dirigiendo la función. Eso es un dios falso. La obsesión por el poder, el sexo, la atención, las cosas materiales, y el control son todos lo mismo. Son, de hecho, el mismo dios falso, el temor. El miedo es un marcador en donde el amor podría estar, al igual que cuando compras un porta-retratos en la tienda trae la imagen de alguna modelo en lugar de la foto de tu ser querido. Algo o alguien con quien no te conectas está sentado en el lugar en el que alguien que amas podría estar. Eso es lo que son la obsesión y todos los miedos. Ellos toman el lugar donde el amor podría estar. Allí está tu dios falso, simple y claro. Tienes que descubrir por ti mismo cuales son los falsos dioses y se caerán y revelarán un corazón abierto donde el amor abunda. Ahí es donde la gente encuentra a Dios. No hay necesidad de reglas pesadas, mandamientos, condenas, juicios, retorcerse las manos, culpar o martirizar.

Lo que es útil es la compasión. “Oh. Siento tanto que te sientas miserable. Estás obsesionado. Estás tan asustado y aislado. Aquí tienes un poco de amor. Ten, eso se siente mejor.” Sin embargo, podrías argumentar que algunas personas corren más rápido del amor que de cualquier otra cosa y tendrías razón. ¿Por qué?; porque tienen un miedo mortal al amor. “Qué pasa si me abro a amar y me lo arrebatan justo cuando me volví vulnerable. La última vez que dejé entrar al amor fui castigado por ello. Amar duele demasiado.” Así que en lugar del amor, la persona aprende a vivir con miedo en su lugar, y de hecho son amargos y cínicos. Han adoptado un dios falso. ¿Necesitan conversión? ¿Trabajo misionero? ¿Necesitan ser salvados? ” En realidad no. ¿Por qué? Porque ya están salvados, sólo que se les olvidó por un rato. Lo recordarán cuando estén listos para recordar y ni un segundo antes. De lo contrario, no habría juego de descubrimiento. Así que no hay problema, y no hay nada que hacer más que mostrarles amor.

Así que, en mi opinión, el Dios real nunca cometería los errores tontos de los psicólogos no entrenados, quienes sostienen teorías que se han demostrado que son falsas una y otra vez. “Usa la vara, la letra con sangre entra” es una idiotez que todavía se cree en este mismo país. ¿Eso lo hace correcto? Básicamente lo que la mayoría de la gente llama Dios es una proyección colectiva de sus propias ideas ignorantes. Dios, ayúdanos. La gente puede ser bastante tonta algunas veces cuando están bajo la influencia del ego. Dios no es ignorante, gracias a Dios.

Al final, todo es bastante simple. El espíritu hizo posible que experimentemos la auto-consciencia a través de la evolución personal. Nosotros (los aspectos del Espíritu) hemos evolucionado de forma natural en soñadores creativos y tenemos la capacidad de soñar cualquier cosa que queramos. Nuestros sueños están hechos de pensamientos y estos pensamientos emparejados con la fe conducen a experiencias manifestadas. La palabra “Fe” es otra manera de describir las cosas que hemos llegado a creer de verdad. Con el tiempo aprendemos que lo que se manifiesta a nuestro alrededor no es al azar o un acto de un Dios lejano, sino que viene directamente de nuestras creencias. A través de la experiencia directa aprendemos a modificar nuestras creencias para estar más en armonía con lo que trae alegría, armonía, felicidad, belleza y sabiduría. Ahh! Eso es mejor. Tal vez es hora de que las religiones del mundo quiten su teología de miedos proyectados y la reemplacen por algo que realmente tenga sentido para los adultos.

Después de una conversación reciente que mantuve con un jesuita bastante iluminado me di cuenta de que incluso él tenía problemas para ir más allá de ciertos límites prudentes en su teología. Él simplemente no podía decir que los seres humanos son aspectos del Espíritu. Sin embargo, ¿cómo podríamos ser otra cosa que Espíritu si el Espíritu está en todas las cosas y en todas partes? ¿Hay algo que no sea Espíritu? Bueno, podrías decir que los sueños no son Espíritu, porque no son más que fantasmas. Tiendo a estar de acuerdo con eso. Es por eso que todo lo que no sea amor no es real. Pero ¿los seres humanos son sólo fantasmas? No, yo no iría tan lejos como para decir eso. Somos aspectos del Espíritu teniendo fantasmas, sueños que se manifiestan a veces en experiencias miserables en hermosas experiencias en otros momentos. Son los sueños y las manifestaciones los que no son reales. No son los soñadores los que son irreales.

Por lo tanto, permítanme resumir aquí. Sé que esto es una herejía para muchos, pero yo postulo que Dios realmente no tenía que emitir ningún mandamiento aparte de decir, “Que sea la luz”, o “Que así sea”, o “Así es.” En lugar de mandamientos simplemente hay lecciones implícitas sobre el universo que las personas descubren a medida que viven y ganan experiencia. Ama a tu prójimo como a ti mismo es una buena práctica, pero seamos sinceros, primero todo el mundo tiende a probar el “Odia a tu prójimo.” Todos nos damos cuenta que no funciona muy bien, porque al final descubrimos que odiar a tu prójimo es odiarnos a nosotros mismos. Todos somos uno. Dios nunca tuvo que decir ni una cosa, sólo levantar una ceja celestial de cuando en cuando y dar una sonrisa cósmica. Tiempo de crecer, teólogos.


16 de Abril, 2015
Por José L. Stevens
www.thepowerpath.com

Traducción: Marcela Borean
Difusión: El Manantial del Caduceo
http://www.manantialcaduceo.com.ar/libros.htm

https://www.facebook.com/ManantialCaduceo

Las traducciones de los artículos de José L. Stevens pueden ser descargados en archivo Word desde el sitio creado para el en http://www.manantialcaduceo.com.ar/libros.htm https://www.facebook.com/ManantialCaduceo

Para recibir los mensajes en tu correo suscríbete en:


http://www.egrupos.net/grupo/laeradelahora/alta

El Manantial del Caduceo en la Era del Ahora

El Manantial del Caduceo agradece a las personas que comparten y distribuyen estos mensajes tal cual se publican, con todos los créditos correspondientes, pues así reflejan su propia transparencia al difundir la luz. Lamentablemente, otras personas no actúan de esa manera y modifican o eliminan los créditos, impidiendo así que sus propios lectores tengan acceso a los sitios donde podrían encontrar mayor información. Vale la pena recordar que todos los sitios individuales que hospeda El Manantial del Caduceo han sido autorizados por los respectivos canalizadores/autores y contienen todo el material con sus traducciones autorizadas.

Estamos en una nueva energía, creando un mundo nuevo. Seamos conscientes de nuestras elecciones. ¿Queremos seguir creando competencias y desazón? ¿O preferimos la colaboración e integridad? Por favor, honremos la labor de cada persona que hace su parte para que nos lleguen estos mensajes, respetando la totalidad de los créditos. Gracias.

Menú de cierre

Send this to a friend