FALSOS PROFETAS CIBERNÉTICOS – "CADENAS"

image
Hace algún tiempo, no recuerdo cuántos años, recibí mi primer e-mail
respecto a una cadena, el objetivo era leer una supuesta oración a
Dios o ver un supuesto milagro y como epílogo decía lo siguiente:
– Una ama de casa borró este mensaje y perdió a su familia en
un accidente 2 días después.

– Un hombre pobre reenvió el mensaje y se ganó la loteria!!!.
– Envíe este mail a 10 personas y tendrá un milagro!!!!.
La cosa es que esa ama de casa o ese hombre pobre nunca existieron.
Nunca he tomado en cuenta esas amenazas y hoy tengo más amigos, soy
más feliz, tengo unos hijos maravillosos, trabajo honradamente y me
siento orgulloso de mantener mi hogar con mi trabajo y no con la
lotería.

¿Es que acaso los cristianos debemos hacer caso a estas jugosas
ofertas económicas o amenazas si hacemos o dejamos de hacer algo por
internet?.

¿Es que acaso Dios quiere actuar de una manera tan mezquina?.
¿Aun no nos queda claro que siempre podremos actuar libremente, en
Su nombre y acatando únicamente el mandamiento que nos dejó Jesús,
Su Hijo, nuestro Hermano mayor?.

No nos dejemos tentar por estos "falsos profetas cibernéticos", que
han cambiado la clásica "hojita" con una oración y la amenaza de que
debemos "multiplicarla" o seremos objeto de grandes penalidades.
La verdadera lotería está en ver el sol cada día o sentir la lluvia,
oír la voz del ser querido, sentir que aunque vencidos tenemos
fuerza para seguir adelante, ver un niño corriendo a los brazos de
su padre o ver a un anciano y darle la mano; el resto son temores de
nuestra mente que queremos darle forma porque no sabemos como ser
valientes.

A partir de hoy, cuando te llegue una cadena amenzándote a
participar de su "multiplicación", sólo piensa en cómo ser un mejor
cristiano y ¡haz lo que tu corazón te diga!.

Cerrar menú

Comparte con un amigo