Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Espiritualidad y Sexo

image
Comentario sobre las Transmisiones
Parte 1
Por Daniel Jacob

En un artículo reciente (1) (en la Revista Niños de la Nueva tierra) estuve hablando sobre todas esas guerras que parecen existir en nuestro mundo de hoy.  Mi discurso se inspiró en esa película reciente de Spielberg que resucitaba la historia clásica de H.G. Wells sobre un intento de invasión alienígena al Planeta Tierra. En esta serie, me gustaría empezar por examinar una de las principales causas que originan guerras – un tema que suele traer sus propias formas de ALIEN-ación a la sociedad. Hablo aquí de la sexualidad humana, especialmente en lo que la relaciona con los asuntos del espíritu.

Una sabia mujer mayor me dijo una vez, “la guerra es una expresión de la envidia masculina por la menstruación.”  Me reí un poco al oírlo,  porque hay mucha verdad encerrada en esas palabras. Desde el punto de vista histórico, la guerra ha sido la principal herramienta de la humanidad para controlar la población.  Cuando nuestros líderes mundiales deciden que hay demasiada gente en sus ciudades y pueblos simplemente comienzan una guerra, enviando a la mayoría de los jóvenes más pobres y menos educados a la muerte. ¿Problema resuelto?  No, de veras. La persistencia de las guerras en el Planeta Tierra es un BONETE DE BURRO sobre la cabeza de la consciencia humana. Cuando una persona mayor descarta a un joven tratando de resolver sus problemas (de persona mayor), revela una falta de perspectiva grotescamente egoísta del sentido de la vida.

Cuando las sociedades machistas no pueden o no quieren resolver sus conflictos con el sexo, a menudo recurren a las espadas y a los misiles como si fueran penes, violando, saqueando, conquistando y controlando. Cuanto más conseguimos, parece que más deseamos. Porque el hueco que estamos tratando de llenar sigue expandiéndose, geométricamente, con cada día que pasa. ¡Es un hueco en nuestros corazones, amigos míos! Y nada refleja más vívidamente un vacío emocional que la mirada vacía y deprimida que hoy se ve en los rostros de los jóvenes en todo el mundo. Nuestros Niños de la Nueva Valía se están desperdiciando. Es hora de ir a la causa fundamental de lo que está pasando y el por qué.    

Un Tema de enormes proporciones, ciertamente

Fue una época muy excitante cuando en 2005 Las Reconexiones empezaron a hablarme sobre el tema de “Espiritualidad y Sexo”. A medida que la serie avanzaba, empecé a sentirme un poco como Adán en el Jardín del Edén, quien de pronto se miró abajo y le gritó a Eva: “¡Apártate, querida, no sé cuánto se va a agrandar esta cosa!”

Cada vez que escribo uno de estos comentarios, o una transmisión, no tengo idea de qué contendrá el segmento ni de qué vendrá después. No hay rumbo definido, no hay tema central establecido o mantenido.  La humanidad ya ha analizado el tema de la muerte, ¿verdad?  Una persona sabia comentó: A veces uno tiene que dejar  de pensar para entrar en razón. Y hacia allí se inclina ahora la humanidad. Estamos algo locos, encaminándonos a un territorio desconocido. Muchos se asustan cuando lo consideran, y tratan de tomar medidas drásticas para contrarrestar ese proceso.

En mi carta abierta “Guerra a la Anti-Guerra” declaré: “Lo que nos perturba NO es lo que realmente nos está molestando. Es sólo una sombra de lo que está sucediendo (en el interior). Nuestro planeta se balancea en el borde de un cambio de paradigma muy importante. No estamos hablando meramente del derrumbe del Sueño Americano, o del colapso de los mercados financieros. Es mucho más grande que eso. Se aproxima a un cambio tan profundo que podríamos encontrarnos con Isaac Newton dejando caer su famosa manzana y descubriendo que esta vez se cae para ARRIBA. Semejante “adaptación” a nuestra realidad es tan impensable, tan desconcertante, que la mayoría de las personas no quieren ni siquiera enfrentarlo. Entonces, como niños angustiados, sintiendo cosas que no podemos imaginar y ni hablar de comprenderlas, estamos “actuando” de todas las formas posibles.

La sexualidad es el don de la naturaleza para restaurar el equilibrio en la consciencia humana cuando la vida se vuelve demasiado intensa para controlarla. Es un “escenario” social donde los humanos pueden entrar, como “la Cúpula del Trueno” en la serie de películas “Mad Max” con Mel Gibson. De esa Cúpula del Trueno se dijo: “Entran dos hombres — sale uno.”  Con ingreso adecuado al escenario de la sexualidad humana, entran dos almas, pero sale una.  Tal vez esta es la razón de que la frase “Haz el Amor, No la Guerra” ha recuperado tanto ímpetu recientemente.

También en soyespiritual.com:   La falsa identidad es la raíz de todo sufrimiento

La Sexualidad y los cambios de polaridad magnética

Las Reconexiones empezaron su serie con las siguientes palabras:

“Mientras las vibraciones de los terremotos y tsunamis resuenan por todo su mundo, debemos ahora dedicar tiempo a compartir con ustedes ciertas visiones con respecto al núcleo emocional de su Sí Mismo Planetario. Estos asuntos, suprimidos en los Planos Interiores de la Consciencia, son los que están causando la mayor parte de los temblores allí abajo. El tema de la Sexualidad siempre ha sido tormentoso – particularmente en las culturas cuyas tradiciones religiosas se aglutinan en torno a una Deidad Masculina. Desde que se derrocaron los Templos de la Diosa, hace tanto, se ha colocado una cuña entre su naturaleza espiritual y varios niveles centrales de sexualidad innata que moran dentro de cada uno de ustedes.”

Este gran “cambio de polaridad” que está ocurriendo en este planeta es un regreso a la conciencia humana de lo que se ha llamado “El Divino Femenino”. Muchos temen que esto resulte en una conducta sexual escandalosa, falta de responsabilidad y anarquía, trayendo más dolor y sufrimiento de lo que jamás imaginamos. ¿Acaso sorprende que yo empiece una serie sobre este tema inmediatamente después de hablar sobre ser invadido por alienígenas?  ¡Para muchas mentes, la energía de nuestro lado femenino es realmente una fuerza alienígena! Entonces, ¿cómo vamos a poder superar esos CAMPOS MENTALES que han sido plantados justo en el centro del espacio del corazón?

Las Reconexiones prosiguen:

“Sus religiones enseñan la santa abstinencia, y sus comunidades de cuidado de la salud luchan para mantener un sentido de “las normas” a toda costa. Aunque la belleza y el amor no se hayan perdido completamente en este prejuicio, se han originado algunos VACÍOS poderosos que no pueden llenarse a menos que todos aprendan a recuperar aquello que se les quitó tanto tiempo atrás.  Nuestro propósito al hacer contacto con ustedes ahora es estimular y despertar ciertas partes de su subconsciente, avisándoles que se está empezando a prestar atención a estos temas importantes en algún lugar dentro de la Consciencia  Masiva. Se sorprenderán de cuán efectivo puede ser esto para estabilizar los gruñidos internos de su planeta.

¿Imaginamos que los Templos del Culto de la Diosa empezarán a establecerse por todas partes? Realmente no, excepto en algunas comunidades que se han preparado para recibirlos. En su mayor parte, el primer contacto de la humanidad con el Recuerdo de la Diosa se parecerá al Retorno de la Consciencia Crística, también. Sucederá en el INTERIOR, aunque también producirá resultados (reflejos) en el mundo físico.”

A medida que el punto de apoyo para el cambio empieza a desplazarse, con/dentro de nuestra consciencia colectiva, la resonancia magnética del planeta cambia conjuntamente. Esto también explica la enorme variación en los patrones climáticos. El clima simboliza la emoción. En verdad, la coyuntura geofísica del Planeta Tierra tiene un CEREBRO propio. Y ese cerebro está APRENDIENDO.  Al mismo tiempo, nuestros Nuevos Niños (especialmente los Niños Cristal, que están muy cercanos a la Tierra y a su resonancia) están revelando rasgos y características que demuestran una sensibilidad interior en aumento, junto con poderes intuitivos que siempre se atribuyeron al lado femenino del espectro de energía.

Las Reconexiones:

“Cuando la Integración  de la Diosa comience, no tiene porqué manifestarse como una relación física (¡aunque sabemos que muchos de ustedes lo querrían!). Tampoco es una invocación a lo que algunos de ustedes considerarían una “vida licenciosa”. Pueden esperar que todo suceda a su propio ritmo perfecto, y de una manera muy natural y saludable. En cierto sentido, experimentarán un VOLVER  A SENTIR en lugar del adormecimiento anterior. Algo de esto será placentero, y otra parte podrá traer algún contenido de dolor. Sea. Todo tiene su lugar en el Universo de la Reconexión.

Los mundos  que ahora  están dejando son parte de ese espectro de universos cuyos cimientos se apoyan pesadamente en una visión masculina de la realidad. Por eso las actitudes predominantes sobre la sexualidad están muy influidas por esa visión también. Lo femenino ha existido aquí, por supuesto, pero su influencia todavía se reprime en forma considerable. La energía Masculina tiende a separar los temas de la vida y enfocarse en ellos. La energía Femenina tiende a reunirlos e intuirlos. La Masculinidad es individual, la Femineidad es familiar. La Masculinidad es lógica y funciona con la razón. La Femineidad es emocional y obtiene su poder en las relaciones. El sexo, en un ambiente dominado por lo masculino, se definiría como un ACTO, una experiencia de un momento en el tiempo, que tiene comienzo, parte media y final.  En un ambiente dominado por lo femenino, el sexo es una ACTITUD, una “fuerza de conexión” que conjunta a las personas, como los tendones y cartílagos sostienen unida la estructura del cuerpo.”

También en soyespiritual.com:   ¿Por qué el tiempo no existe?

Ver el Sexo de una Forma Nueva

El propósito de esta serie es abrir caminos para recordar, es revelar el conocimiento innato y las necesidades que han seguido existiendo dentro de los seres humanos durante milenios. Son parte de ese “Ser Expandido” del que nos hablan las Reconexiones. Los guías NO recomiendan un movimiento pendular de un extremo hacia el otro. Tampoco creen que los cambios aquí mencionados se puedan producir por alguna agenda política deliberada.  Claramente, lo que se necesita es un cambio interior, de una magnitud considerable, que sucederá dentro de la humanidad, y que ESTÁ sucediendo, incluso mientras hablamos.

Las Reconexiones prosiguen:

¿Qué es la sexualidad, después de todo? Les sugeriríamos que es una experiencia del mundo físico que involucra tres elementos claves: la forma, la función y el sentimiento.

En el mundo físico, las cosas son lo que son. Eso es forma. Y hacen lo que hacen. Eso es función. Pero este tercer elemento clave – el SENTIMIENTO – es el que hace al mundo PERSONAL para cada uno de ustedes. Los dos primeros elementos son afines a las primeras dos dimensiones de la realidad física: alto y ancho. Proveen una imagen, un diseño para la existencia, pero les falta la  profundidad. La profundidad de una persona, objeto o relación es lo que le da sentido, lo que pone un hálito de vida en su existencia.

Los niños tienen características de género. Eso es forma. Y hacen lo que hacen. Eso es función. ¿Tijeras y caracoles, y colitas de cachorros? ¿Azúcar y especias, y todo lo que es lindo? ¿Quién decide estas cosas? Todo está en el ojo del observador. En ciertos idiomas, los animales y los objetos físicos también tienen asignado un género. De hecho, todo un mundo de Dualidad (2) puede recibir correspondencia (identificación de rol) con fuerzas masculinas o femeninas. ¿Eso también es sexual? Algunos podrían creerlo así. La esencia de la masculinidad es la iniciativa. La esencia de la femineidad es la respuesta. Esas dos fuerzas están constantemente en juego dentro del Mundo de la Forma. Representan el núcleo de la sexualidad así como de la espiritualidad. Y ambos lados de este espectro de energía existen en cada persona, no importa cuál sea su género.”

A medida que avancemos en esta serie, hablaré de los puntos sobresalientes de estas transmisiones, que subrayan la naturaleza verdaderamente “alquímica” de la sexualidad, así como interesantes formatos nuevos en los que se la podrá experimentar en los próximos años. También hablaré un poco sobre abuso de los niños, uno de los principales temas que atormentan a la sociedad en esta época. Hablaremos del sexo en la escuela, del sexo en la iglesia, y del futuro del matrimonio. ¿Cuál es el verdadero origen de la “monogamia” en nuestra cultura? ¡Muchos se sorprenderían si lo supiesen!

En todo esto seguimos con nuestro viaje, de modo de recuperar el contacto con nuestro Niño Interior Mágico. Es quien tiene las llaves que pueden abrirnos muchas puertas en la vida. No podemos forzar la entrada a ese ámbito sagrado, pero podemos prestarle gran atención. Hay cosas que se pueden inferir, y eventualmente comprender, simplemente mirando claramente lo escrito por todas partes en las paredes de la sociedad.

Los comentarios y/o preguntas de ustedes serán bienvenidos. Muchos temas importantes se agregan a estos estudios gracias a los aportes sinceros de los lectores.

Cierro este comentario con una cita de un psicólogo muy eminente y muy influyente, James Hillman, que escribió:

“Cada psicología es una confesión. Y para otra persona, el valor de una psicología no reside en los lugares en que puede identificarse con ella para satisfacer sus propias necesidades psíquicas, sino dónde lo impulsa a elaborar su propia psicología como respuesta.”

(1)  La Guerra de los Mundos

(2)  Ver Dualidad

©Daniel Jacob  www.reconnections.net
Título en inglés: A Commentary to the Transmissions on Spirituality and Sex – 1
Traducción: Cristina Cáffaro
Edición: Susana Peralta
Sitio oficial de Daniel Jacob en español <manantialcaduceo.com.ar/libros.htm>

Cerrar menú

Comparte con un amigo