El Yo Primario, Los Yos Repudiados

mujer descansando

por Daniel Jacob

Yo Primario, los Yos Repudiados

Los Guías han hablando largo y tendido, en “Egos y Entidades de la Forma” acerca de varios sistemas para examinar y clasificar la anatomía espiritual de la humanidad.  Echemos una mirada a otra forma más de aproximarnos a eso. Podríamos fácilmente comparar a estos diversos encuadres conceptuales con los “sistemas operativos” que se emplean en el mundo de las computadoras. Con esa analogía en mente, examinemos nuestra “Red Interior” que conecta las diversas “partes” operativas de nuestra personalidad humana.

En una de las primeras transmisiones que me hicieron, Las Reconexiones dijeron:

“Ustedes son mucho más de lo que creen que son. Es de suma importancia que uno comience a ver  todo lo que previamente consideró “el yo” y comprenda que la totalidad de eso sólo representa una pequeña porción de ustedes, una pequeña parte de ustedes mismos que se “desprendió” para entrar en este Mundo de la Forma.”

Ellos siguieron, en otras transmisiones, para informarnos que somos un universo entero de seres, objetos, símbolos y temas de concepto. Más aún, este universo no es más que una sub-sección del Multiverso, que es una disposición infinita de universos posibles/probables, todos los cuales representan aspectos del yo original. Realmente, somos seres holográficos.

El Yo Primario (Operativo)

En un esfuerzo por expandir nuestra comprensión de esta percepción monumental, ahora nos tomaremos algún tiempo para explorar una parte de la ecuación que nos es sumamente familiar y cómoda, es decir, el Yo Primario. Los psicólogos, que a veces llaman a esta parte el “Yo nuclear” nos dicen que él consta de todos los códigos genéticos y rasgos familiares que nos fueron infundidos al llegar a la vida física a través de ese portal llamado “madre y padre”.  Además, hubo muchas fuerzas que actuaron sobre ese “paquete” genético, formándolo y modelándolo más para convertirlo en la personalidad que somos hoy en día. Entre éstas hay decisiones, sentimientos y conclusiones que nosotros, nosotros mismos, hemos traído por todo el camino.

Las Reconexiones se refieren a ese nivel de uno mismo como a la Unidad en “primera persona”. Consiste en todos esos temas y asuntos con los que nosotros (como almas) tuvimos mayor dificultad. Por eso, esos rasgos y características en particular se mantienen tan cerca de nosotros. Necesitamos identificarnos con ellos plenamente para poder liberar nuestro rechazo de su esencia (como parte del Sí Mismo) y regresar al estado de aceptación total. Para una descripción más detallada de cómo creamos esa agenda kármica y cómo se forman los universos físicos, vean mi artículo llamado “Como se forman los Universos.”

El punto de vista del Yo Primario, en un universo físico, parece ser la forma más cómoda y familiar de ser. Eso se debe a que nos hemos magnetizado a él por nuestras luchas en los niveles de realidad donde se forma el itinerario de cada universo. Los deseos y metas que surgen del Yo Primario pueden parecer lo que más queremos en el mundo. En realidad, muchos de ellos son las cosas que nuestra Alma Suprema rechaza, o temas que nosotros (a ese nivel) deseamos explorar. Algunos dijeron que el plano físico es una especie de Infierno, un planeta prisión donde hacen que las personas languidezcan en su limitación. “Si no es una cárcel,” nos dicen, “entonces ¿por qué se llama células (celdas) a las unidades básicas de la vida en ese lugar”?

Nuestra experiencia en la vida física no necesita ser simplemente de sufrimiento eterno, infinito. Es posible que el rechazo y el juicio sean equilibrados por la aceptación y el amor. Ese también es un camino viable si elegimos integrarlo.

Los Yos Repudiados

Un Yo Repudiado es un aspecto de nosotros mismos que hemos olvidado, o empujado lejos, para poder enfocarnos en ser o comprender algo distinto. Ya que cada aspecto del Sí Mismo es su propio universo, hay muchísimo para que todos esos “parias” hagan. Sin embargo, con relación a los universos en los que vivimos, siempre hay un fragmento de cada “huérfano” que vaga en la oscuridad y las calles solitarias de nuestra conciencia, esperando ser conducido de regreso. Muchos de esos Yo están representados, simbólicamente, en las vidas de las personas que nos rodean.

Si alguna vez vamos a ir más allá de languidecer en este universo (o en cualquier otro), debemos darle una buena mirada a nuestros verdaderos sentimientos respecto a esos muchachos y hacer algunos cambios en nuestra percepción de ellos. En otra transmisión, que no está en la lista de este sitio, los Guías nos dicen que todas las personas que nos rodean – especialmente aquellas personas que despiertan sentimientos fuertes en nosotros- son simbólicas de una vida que estamos viviendo en otra dimensión. A estos niveles del ser se los llama Unidad en “segunda persona”.  En otras palabras, cada uno de ellos soy YO, el YO que camina, habla, piensa, siente y funciona como veo que hacen esas personas. ¿Podemos entender ahora por qué la Regla Dorada tiene tanta importancia?  “Ama a tu prójimo como a ti mismo.” Es muy literal, ¿no es así?  Por eso El Universo de Reconexión trae el fin del karma. Si todo es YO y si yo lo experimento como tal, ¿entonces quién queda para demandar justicia o decir que lo que hago es pecado?

Cuando estudiamos las Relaciones, estamos hablando de integrar al Yo Primario con esos diversos otros “Yo” con los que todavía tenemos energía o que poseen algunos atributos que necesitamos incluir para hacernos más sabios, más fuertes o más efectivos. ¡Cuando canalizamos entidades de otras vidas o dimensiones, estamos siempre buscando traer un cambio alquímico a la mezcla genética que trajimos a este universo con nosotros! ¡Y cuando canalizamos al Yo Primario y a los Yos Repudiados en nuestra Personalidad Tridimensional, estamos tomando todos esos rostros etéricos, apretados contra las ventanas de nuestras almas, y trayéndolos al interior, donde el fuego es cálido y las camas son cómodas!

¿Se pueden imaginar un mundo donde esto estuviese ocurriendo en naciones enteras? ¿Continentes? ¿Hemisferios?  Está llegando. Tiene que llegar. Dejar ir la resistencia pronto será la única forma de sobrevivir a las oleadas de energía que ahora están golpeando al planeta. Más al respecto en artículos posteriores.

DJ

Identificando los Yos Repudiados en su interior
Por John Nutting

Al principio, usted sus amigos, su pareja, incluso su facilitador, pueden estar totalmente inconscientes de la existencia de partes repudiadas en usted, pero aquí hay algunas formas de ubicar a un yo repudiado:

1. Cuando una sub-personalidad que usted ve u oye en otra persona, le da un mal sabor (emocional) en la boca, sin ninguna razón obvia. Uno de sus Yos obviamente está reaccionando fuertemente al respecto, pero ¿por qué?

Porque cuando los Yos en usted, que se deshizo de su yo “problema”, ven uno similar vivo y activo en alguien más, comienzan a preocuparse. ¿Y si su yo repudiado comienza a pensar en regresar del exilio y unírseles? Sin embargo, la reacción no siempre es de repulsión. Puede ser una atracción irresistible. Usted puede ser dominado,  enredado (o ambas cosas) por el comportamiento de la otra persona.

Por ejemplo, si un Yo duro, que se siente superior, frío y lógico, logró deshacerse exitosamente de todos los Yo emocionales en Gary, al principio él será atraído a esas partes en Gina. Su lado emocional parece interesante porque parece ser muy distinto a su propia personalidad. Más adelante, los Yos fríos y lógicos de Gary comienzan a juzgar y criticar a los Yos sensitivos de Gina como “demasiado blandos” y eso conduce al rompimiento de la relación. Así que notar qué es lo que él sigue atrayendo a su vida (y cuando viene reacciona fuertemente a eso) ayuda a identificar las partes que repudió.

2. Sea lo que sea que repudie parece atraer hacia usted a otras personas que están portando o “sosteniendo” una energía similar a sus partes repudiadas. Puede aparecer en la pareja, pero también muy seguido en sus hijos, amigos, personas en el trabajo, un gerente de banco o un dependiente de tienda. Hasta sus mascotas pueden tener Yos similares a los que usted repudió.

3. Las personas con Yos repudiados que son el opuesto de usted serán atraídas por usted. Las novias de Gary serán atraídas a él por su lado duro, fuerte, lógico (que ellas han repudiado.) Eso le da a Gary otra forma de ver que repudió sus sentimientos.

Otros marcadores para un Yo repudiado en usted:

4. Si un personaje, animal u objeto en un sueño en especial tiene un enorme impacto en usted. Eso representa generalmente uno de sus Yos repudiados. De manera similar, si experimenta seguido una emoción tal como miedo, energía sexual, rabia o deshonestidad en sus sueños, aunque rara vez cuando está despierto, eso sugiere que esa emoción está repudiada en usted. Lo mismo con los sueños donde usted lleva una vida opuesta a la realidad diurna. Si un abogado impecable, que conduce un BMW, es un surfista de cabello largo, ése es el lado que repudió.

5. Los Yos repudiados pueden también reaparecer temporalmente, cuando usted está muy cansado, enfermo, estresado o bajo la influencia de cualquier clase de sustancia que bloquee al Yo primario, especialmente el alcohol.

http://www.growingaware.com.au

www.reconnections.net

Copyright Daniel Jacob.  Reservados todos los derechos para cada autor mencionado. Se puede copiar y compartir para propósitos de crecimiento personal y/o investigación, en tanto se incluyan este copyright y el sitio web arriba mencionada. Toda reproducción con fines de lucro por cualquier medio requiere el permiso por escrito de Reconnections, Inc.

Título en inglés: Primary Self, Disowned Selves
Traducción: Susana Peralta
Sitio oficial de Daniel Jacob en español www.manantialcaduceo.com.ar/libros.htm

Cerrar menú

Comparte con un amigo