image

P: ¿Cómo oramos, se trata simplemente de pedir?

J-R: No se trata solamente de pedir, sino de orar con fervor, con emoción, profundidad, fuego, convicción y de reclamarlo.

Luego medita y permite que Dios se extienda hasta ti, que te hable, esté contigo para que puedas sentir o escuchar a Dios. Se le llama: “Esperar al Señor”.

Otra forma es la contemplación, simplemente mirar las maravillas de Dios, admirar una puesta de sol, una flor, un bebé, otro ser humano, con la actitud de que “¡Dios hizo esto; es maravilloso!” Ver las olas rompiendo en la costa, escuchar a los pájaros. Hay tantas cosas que podemos contemplar y maravillarnos con su belleza. Es un estado Zen, simplemente, es.

– John-Roger

> TAMBIÉN PUEDES LEER:   ¿De qué sirve la tristeza?
Menú de cierre

Send this to a friend