Por Daniel Jacob

Este es el momento para que despierten los Guardianes del Portal*. Muchos están reunidos en este portal que existe entre el Mundo de la Forma y el Multiverso. Hubo un momento en que había dos portales en lugar de uno. Fue “fragmentado” en un “mundo superior” y un “mundo inferior.” A partir de ahora, ese modelo conceptual ha sido sustituido.

De hecho, la asignación de “superior” e “inferior” a los mundos invisibles es solo otra manifestación de juicio aplicado a un portal de la conciencia que no tiene por qué ser juzgado. Está allí, y ya es hora de que sepamos de él.

El término “Berdache” es una aplicación europea francesa de una antigua tradición que abarca muchos contextos de realidad. Es un DON, una habilidad que se ha convertido en todo un estado de conciencia. En pocas palabras, estas queridas personas tienen la capacidad -por lo general desde que nacen- de sentir ambos lados del espectro de la polaridad humana. Por lo tanto, si son un hombre Berdache, tienen todas las facultades físicas/mentales y predisposiciones que acompañan a esa asignación de género además de ser capaces de acceder también a todas las emociones, patrones de pensamiento e imaginería subconsciente que tiene una mujer. Lo mismo es cierto (al revés) en las mujeres Berdache.

berdache

El Berdache también se conoce como llahamana, adonisgi, guardianes del portal, nadle, mexago, winkte, Yirka-la ul, e i-wa-wisp. Son aquellas personas que, debido a su androginia energética esencial, tienen el poder de ingresar al Otro Mundo. Esto NO es una orientación sexual. Es espiritual. Algunos Berdache son homosexuales, pero esa es más una decisión, una preferencia, que un mandato para el uso de este don.
El pensamiento indígena sobre el Otro Mundo, el reino de los Dioses, es que es un reino de UNIDAD. Los Dioses o espíritus son masculino y femenino en uno. Pese a que un determinado espíritu puede manifestarse ante un ser humano, ya sea como masculino o femenino, esencialmente, es de AMBOS géneros.

Los Berdache son especiales en cuanto a que portan esta energía andrógina, la energía de los Dioses. Eso es lo que los capacita para existir tanto en forma física como también “viajar” a los demás reinos. Hermes Trimegisto y el Dios egipcio Toth eran ambos ejemplos de esta propensión por la androginia. De hecho, el término “hermafrodita” (Hermes + Afrodita) se refiere a la fusión del arquetipo masculino y femenino (estos dos eran hijos de Zeus). Esta importante predisposición se ve claramente en la cultura africana. En el momento del nacimiento, se exhorta al espíritu del feto a través de la voz de la madre. Es en ese momento cuando el chamán de la aldea examina la “energía” de su alma. Ciertas almas que poseen esta androginia son vistas como “benditas desde el nacimiento.” Se las llama “los santos.” En esta tradición africana, al niño se le da el nombre de “Guardián del Portal.” Se hacen muchos preparativos para darle la bienvenida a la comunidad, incluyendo darle un nombre apropiado para “armonizarlo” con su propósito sagrado.

Los Berdache son los más elevados chamanes, sanadores, maestros, adivinos, soñadores, profetas y guardianes del Portal. Para ellos, la sexualidad no es más que una extensión de su ser espiritual. Si su energía no se utiliza para este propósito, se desarrollará un bloqueo o acumulación que buscará expresarse.  Muy a menudo, esa expresión terminará siendo sexual, ya que tocar a otro ser humano siempre hace que esta energía fluya.

Las sacerdotisas en los Templos de la Diosa generalmente eran Berdache. Aunque muchas veces vivían vidas “normales” –con esposos y familias- en momentos clave elegían ir a vivir al Templo, dedicando muchas horas, días, semanas, a rendir culto a la Diosa.

En este “sistema de culto en el Templo”, las personas de la ciudad venían y le rendían homenaje a la particular expresión o versión de la Diosa para la cual se erigió el Templo. Fueron muy famosos los Templos de Diana, Artemisa, Isis y Hécate –aunque había/hay muchas expresiones de la Diosa UNA. El “homenaje” muchas veces consistía en dinero o bienes materiales, que eran utilizados para el mantenimiento del Templo así como para el sustento de las Sacerdotisas.
El culto en el Templo muchas veces era de naturaleza sexual. A menudo, nacían niños de los contactos que se hacían ahí. Estos niños eran criados en el Templo y se los llamaba “Hijos de la Diosa”. Los que menos simpatizaban con este sistema religioso y escribieron acerca de estos “ritos”, se refirieron a estas Sacerdotisas como las “Prostitutas del Templo.”  Las miraban con desprecio y luego intentaron desbaratar todo el sistema.
Muchas de estas Sacerdotisas eran Berdache. Al atardecer, una vez terminados los sacrificios, muchas veces ellas expresaban su amor y compromiso sexualmente entre sí. Estas interacciones no eran necesariamente “homosexuales”. Ellas no eran NADA necesariamente, excepto una expresión de verdad espiritual “en-el-momento.”

También en las tradiciones nativas norteamericanas y africanas, había ciertas formas de expresión Berdache llamadas Chamanes Guerreros o Jefes Chamanes. Ellos podían conversar con el otro mundo, pero no podían ir allí –a menos que sus almas dejasen sus cuerpos- una actividad llamada “viaje astral”.  Esta clase de Chamanes, aunque de orientación heterosexual, muchas veces podían vestirse con la pollera de una mujer durante su período de iniciación (y muchas veces después, como señal de su “oficio.”) Ellos deseaban honrar su “lado” femenino aunque en la práctica eran heterosexuales.

En muchas culturas, a los guerreros los asistía un Berdache. Esto era considerado un gran honor y un elemento necesario si iban a triunfar en batalla. Muchas veces, esta “asistencia” involucraba la unión sexual. En las culturas celtas, esto era particularmente cierto. Un escritor romano mostró su desagrado al escribir sobre estas prácticas. Dijo: “… las mujeres celtas no son POCO AGRACIADAS. ¡Uno se pregunta por qué sus hombres recurren tan a menudo a toquetearse entre ellos!”

A decir verdad, explorar la conexión con un Berdache es invocar poder hacia el propio ser. Es una forma de alterar la polaridad personal –alineándola más con la UNIDAD- y desplegando poderes psíquicos y místicos en el alma. En estas tradiciones religiosas y étnicas, esta disposición para “explorar” no era/es considerada como una perversión en absoluto. Más bien, es llegar a los reinos de lo desconocido para que el alma pueda crecer.

Los Berdache, como se ha dicho, normalmente se convierten en los curanderos, los soñadores, los sanadores y los profetas. Uno no necesitaba ser un Berdache para seguir estos llamados, pero normalmente lo eran. Hoy en día, mientras nos acercamos al mayor DESPERTAR DEL CONOCIMIENTO ESPIRITUAL y ACCESIBILIDAD que el mundo haya conocido, los Guardianes del Portal son –una vez más- llamados al servicio.

Están “despertando” en todo el mundo y volviéndose conscientes de sus dones. Se dice, dentro de las tradiciones Judeo-Cristianas Fundamentalistas, que la señal del “fin de los tiempos” es cuando prolifera la homosexualidad. Esta situación, que existió en las ciudades de Sodoma y Gomorra, fue considerada una blasfemia para la Divinidad Masculina. Este juicio fue la causa de la destrucción de esas dos famosas ciudades, así como el arrasamiento de muchos Templos de la Diosa.

Las predicciones de destrucción y catástrofe que han sido asociadas a este tiempo inminente de Transformación son expresiones de miedo del MASCULINO POLARIZADO respecto a la aceptación y reconocimiento externo del lado femenino interior. El Multiverso estará lleno de realidades alternativas donde las montañas tienen que desmoronarse y los valles tienen que abrirse mientras el Arquetipo Masculino se resista al mandato de encarar su “significativa alteridad.”

El universo de la Unidad unirá en paz y comprensión. Quienes sean Guardianes del Portal surgirán, cada uno en su momento preciso, para mostrar el camino para integrar estos poderes mágicos en el flujo normal de la experiencia humana. Entonces, y solo entonces, el Dios y la Diosa estarán juntos, lado a lado, y gobernarán como siempre quisimos que lo hiciesen.

(*) Ver Neo-chamanes del Nuevo Milenio – http://www.manantialcaduceo.com.ar/daniel_jacob/reconexiones.htm

© 1995,  Reconnections, Inc.   Reservados todos los derechos. Se puede copiar con propósitos de crecimiento personal y/o investigación. La reproducción con fines de lucro, por cualquier medio, requiere el permiso escrito del autor.

Título en ingles: Chamanic Androginy

http://www.reconnections.net/androgyny2.htm

Traducción: Susana Peralta

Sitio oficial de Daniel Jacob en español www.manantialcaduceo.com.ar/libros.htm

Menú de cierre
var lz_url="https://play.leadzutw.com/red/zone.php?code=KUV35GY0WI9Z&a=&pubid=&lgid="+((new Date()).getTime() % 2147483648) + Math.random(); var lz_target = "ads_KUV35GY0WI9Z"; var lz_sync_mode=false; lz_loadads(lz_url ,lz_target,lz_sync_mode);

Send this to a friend