Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Lección 37: El Aliento de Vida – por John McCurdy

Lección 37: El Aliento de Vida - por John McCurdy 1

Lección 37: El Aliento de Vida

Por John McCurdy

www.creatorship101.com

Traducido por Maribel González – marigo28@gmail.com

Queridos creadores, ustedes han oído hablar del aliento de vida. Casi todas las tradiciones de la creación hablan del aliento de vida, de cómo el creador le infundió vida a la Tierra y a los humanos, y los vivificó. Pero lo que a la mayoría de las tradiciones se les olvida, queridos amigos, es que el creador eras .

Tú, querido creador, eres así de poderoso. Puedes tomar un objeto e infundirle vida. La gente lo ha hecho, queridos amigos. Ha habido escuelas de  misterios de la vida donde una de las lecciones era crear una estatua de barro e infundirle su propia esencia a esa estatua hasta vivificarla, hasta que empezara a caminar y hablar como ustedes.

Tú eres así de poderoso, querido creador. No hay ningún ser o Dios en ningún lugar en este universo, o en este omniverso, o en cualquier dimensión, que sea más poderoso que tú. ¡Inhalen eso, queridos amigos!

La mayoría de ustedes también han oído hablar de la importancia de inhalar su cuerpo, y por supuesto saben que si no respiran se mueren rápidamente. Sin embargo, respirar es mucho más que sólo llenar sus pulmones de aire.

Miren queridos amigos, fueron ustedes los que le infundieron vida a su cuerpo cuando entraron en él, cuando nacieron, y ha sido ustedes los que le han infundido vida a su cuerpo en todo momento desde entonces. No es sólo el aire. Es la vida misma, porque su cuerpo no habría vivido mucho tiempo en absoluto si no hubieran seguido infundiéndole vida. Su cuerpo depende en todo momento de su energía vital. Depende en todo momento de la vida de su esencia.

Cuando la gente piensa en inhalar vida, piensa en conectarse con el cielo o la Tierra, en inhalar energía vital de algún lugar lejano, de algún lugar fuera de ellos. Y queridos creadores, queremos que empiecen a pensar en la vida como su propia esencia, su propia conciencia, y cuando respiran queremos que respiren eso en su cuerpo.

La mayoría de la gente empieza a retener la vida que le dan a su cuerpo a los pocos años de haber nacido. ¿Por qué? Porque no confían en sí mismos.

Se olvidaron de quiénes eran. Otras personas les dijeron que eran pequeños, les dijeron que eran malos, y por lo tanto una parte de ellos comenzó a morir. Parte de ellos comenzó a querer irse, y así poco a poco comenzaron a cortar el flujo de su propia esencia en su cuerpo.

Es por eso que envejecen, queridos amigos. Su cuerpo fue diseñado para durar muchos miles de años si querían. Sabe cómo renovarse continuamente, durante el tiempo que lo deseen. Pero se les olvidó quiénes eran, y ya no estaban tan seguros de querer estar aquí, por lo que comenzaron a cortar el flujo de energía a su cuerpo, el flujo de su propia esencia y su propia conciencia. Entonces su cuerpo comenzó a morir de hambre, lo mismo como si se hubiera cortado el flujo de aire o el flujo de alimentos o agua, a su cuerpo.

Su cuerpo comenzó a carecer de esencia de la vida, y entonces se preguntaron por qué estaba empezando a envejecerse, por qué no era tan fuerte como solía serlo, por qué comenzó a aumentar de peso, a desarrollar enfermedades y achaques y dolores.

Únicamente existe una razón queridos amigos, y se debe a que cortaron el flujo de su propia esencia en su cuerpo. No nutrieron a su propio sí mismo, por lo que su cuerpo comenzó a morir de hambre.

Así que queridos creadores, si quieren devolverle la vitalidad y la salud a su cuerpo, infúndanle vida.

¿Cómo se hace? Se hace respirando conscientemente.

Comiencen con la respiración física. Llévenla hasta el fondo dentro de ustedes.

Oh, no es necesario ningún patrón particular de respiración. No es necesario respirar de una manera determinada, excepto de manera consciente, y profunda en ustedes.

La mayoría de la gente apenas respira. Apenas respira la cantidad mínima necesaria para evitar que su cuerpo muera en el acto. Observen cómo respiran.

¿Son superficiales sus respiraciones naturales? ¿Sólo van parcialmente hacia sus pulmones?

Empiecen a respirar hasta su vientre.

Sean conscientes de su cuerpo mientras respiran. Coloquen sus manos en su vientre y siéntanlo entrar y salir cuando respiran.

Préstenle atención a sus hombros. Permítanles que se relajen.

Cuando respiran superficialmente sus hombros tienden a subir y a bajar. Cuando respiran profundo hasta su vientre su vientre entra y sale, y sus hombros se relajan más.

Simplemente sean conscientes de su respiración. Tómense unos momentos todo el día para ser conscientes de su respiración. Algunas personas encuentran que es útil fijarse un pequeño recordatorio cada hora, cada media hora, o tan a menudo como se sienta bien para ustedes, para recordarles que deben parar y respirar vida hasta sus seres.

No hay ninguna técnica en particular, queridos amigos. No pueden equivocarse. No se tiene que pensar ninguna idea particular. Basta con tomar una respiración  consciente, hasta su vientre.

Descubrirán que esa respiración, esa respiración consciente, va a resolver más problemas en su vida que cualquier otra cosa. Descubrirán que,  junto con hacerle el amor a su propio cuerpo, al infundirle vida comenzará a cambiar su cuerpo. Comenzará a vivificarse más. Comenzará a equilibrarse.

No se trata de la cantidad de aire que se respira. No se trata de ninguna técnica. Sólo se trata de infundirse vida a ustedes. No es necesario imaginar a la vida entrando por la parte superior de su cabeza o desde ningún otro lugar. ¡Simplemente inhalen vida! ¡Es su propia esencia, queridos amigos! No tiene que venir del cielo. No tiene que provenir del campo. No tiene por qué venir de ningún otro lugar. ¡Es ustedes!

Basta con tomar una respiración consciente, y permitir que la vida llene su cuerpo.

Eso es todo. Ni siquiera se tiene que pensar en ello. Simplemente sean conscientes de su respiración. Respiren conscientemente, con conciencia.

Y a medida que el aire fluye por su ser, así también la esencia de ustedes. Así también la vida de ustedes.

También pueden infundirle vida a las cosas y a las circunstancias a su alrededor, queridos amigos. Si hay algo que está pasando que no les gusta, inhálenlo. Inhálenlo hacia ustedes, porque al hacerlo estarán inhalándole su esencia. No para controlarlo, no para cambiarlo. Simplemente para proporcionar conciencia.

Queridos amigos, eso le da la oportunidad de cambiar si es necesario, si se quiere. Pero más que cualquier otra cosa cambia su relación con ello, y ya no afectará a su vida si esa es su elección.

Ahora, lo único que no queremos que hagan es tratar de infundirle vida a otras personas, o a las cosas de otras personas, porque eso sería tratar de controlarlos o manipularlos. Eso es para que ellos lo hagan, queridos amigos, no ustedes. Lo mejor que pueden hacer es infundirse vida a ustedes, inhalar su propia esencia a ustedes. Inhalen su experiencia de ellos, pero no traten de cambiar sus vidas.

Ustedes conocen la historia de la mariposa, queridos amigos, de la oruga que entra al capullo, que se desintegra en ese capullo y se convierte en masa blanda. Y entonces empieza a volver a formarse en una forma nueva, y llega un momento en que debe salir del capullo, y es un proceso muy difícil.

La abertura por la que debe salir en realidad no es lo suficientemente grande, pero si viene alguien y le abre el capullo, morirá. Nunca será capaz de volar, ya que tiene que pasar por esa experiencia, por esa experiencia traumática y dolorosa de estrujarse por esa pequeña abertura con el fin de exprimir la vida, los fluidos hacia sus propias alas para poder volar.

Lo mismo puede decirse de todos y cada uno de ustedes, queridos amigos, y todos a su alrededor. Ellos son creadores. Ellos están buscando desesperadamente a sus propios sí mismos. Cada uno de ellos, ya sea que lo sepan conscientemente o no, está tratando de encontrarse a sí mismo, y no se les puede ayudar en eso, queridos amigos. Si lo intentan, simplemente los harán retroceder.

Es un viaje individual que toda persona debe tener, así que permítanles tener el suyo. Inhalen su propia esencia a ustedes y a las cosas de su vida, pero no a otras personas.

Cuando lo hacen, queridos amigos, se convertirán en un faro para ellos. Se convertirán en un ejemplo encomiable. Se convertirán en una prueba de que ellos también pueden hacerlo, y ustedes harán más por ayudarlos en su viaje que cualquier otra cosa que podrían hacer interfiriendo con su vida o tratando de hacer su vida más fácil.

Así que dejen a los demás ser, queridos amigos, ellos van a encontrar su propio camino. Infúndanse vida a ustedes.

Somos completos.

Keahak. Yo Soy la que Yo Soy una sensual pirata espiritual aquí en la Tierra. Maribel

Lección 37: El Aliento de Vida - por John McCurdy 2

El curso “Convertirse en el Creador que se Es” CREADORAZGO 101
Por Jonh McCurdy
www.creatorship101.com
Traducido por Maribel González

Link de Lecciones Del curso “Convertirse en el Creador que se Es” Por Jonh McCurdy, para descargar:

http://www.4shared.com/folder/3_MvShb5/LeccionesCoCrear.html

*******

¡¡¡Gracias Maribel Gónzalez!!! Por la traducción de este Material, desde su original en Inglés, Bendiciones por su servicio amoroso para los de Habla Hispana.

Este audio es un servicio Amoroso de la WEB Angeles Amor, ORG Página WEB: soyespiritual.com

Para el uso de los de habla hispana en la expansión de la información desde la fuente amorosa para toda la humanidad, Bendiciones para los que la escuchan con amor y Luz


Lección 37: El Aliento de Vida - por John McCurdy 3

Lección 37: El Aliento de Vida - por John McCurdy 4


«•°..Manifiesto Paz y Armonía en el Planeta.  Yo Soy el Que Yo Soy ..°•»


Lección 37: El Aliento de Vida - por John McCurdy 5


Bendiciones para todos Namasté

“La Espiritualidad más expandida es el

AMOR en VERDAD Iluminado”

angelReboteando

♥ Ángeles Amor Ilimitado e Incondicional ♥

Cerrar menú

Comparte con un amigo