LECCIÓN 3: UN CREADOR ACEPTA TODO – por John McCurdy

Primer Paso “Aceptar todas las cosas como son.”
Decretar: “Elijo aceptar esto”, y luego lo inhalan

Por John McCurdy

www.creatorship101.com

Traducido por Maribel González – marigo28@gmail.com

 

Queridos amigos, el momento del despertar está aquí. Está sobre ustedes. Ese gran momento que se ha profetizado desde que la humanidad ha llevado registros, y antes, está aquí. Ya no es un acontecimiento futuro. Está aquí ahora.

 

Ustedes están despertando, queridos amigos. Están llegando al final de un viaje muy largo, un sueño muy largo, realmente. Porque ustedes soñaron que eran pequeños, soñaron que eran limitados. Fue un gran sueño, lleno de aventuras, y experiencias, y dolor, y gozo, y todo lo que puedan imaginar. Pero queridos amigos, era un sueño.

 

La verdad es que ustedes son un creador, y siempre han sido un creador. No hay ser en ningún lugar, ningún tiempo, ningún lugar, en ninguna dimensión, en Todo Lo Que Es, ¡no hay un ser que sea un creador más grandioso que ustedes!

 

Inhalen eso, queridos amigos. Inhalen su creadorazgo.

 

Oh, preguntan, “¿Cómo puede ser posible que sea un creador, cuando mi vida es un desastre?”

 

Pero queridos amigos, lo son, y el primer paso para recuperar su creadorazgo es apropiarse de ello. El primer paso para ser un creador consciente es reconocer que eres un creador. Así que inhálenlo, queridos amigos, inhálenlo.

 

Ahora, como inhalan su creadorazgo, va a haber algunos problemas que se presentan. Si eres el creador de tu vida, entonces eso significa que eres responsable de todo lo que está en tu vida, de todo lo que alguna vez ha sucedido en tu vida. Esto significa que ya se no puede culpar a nadie más, de manera alguna. Porque tú, querido amigo, eres el que lo creó.

 

Esa persona que los traicionó, esa persona que los lastimó; ya no las pueden culpar, ya que fue su creación, queridos amigos.

 

Y ahora hay un problema aún mayor apareciendo: “¿Cómo es posible que sea mi culpa?”

 

Queridos amigos, no dijimos que fuera su culpa. Ese es un término humano que se utiliza para la vergüenza y la culpa y el juicio. Retírense un momento.

 

Ustedes crearon algunas experiencias grandiosas en su vida. Algunas fueron dolorosas, pero fueron grandiosas. Fueron experiencias. Y queridos amigos, hubo una razón para cada una. Sí, muchas de ellas dolieron, y ya no es necesario crear experiencias que duelan. Pero tuvieron una muy buena razón para todo lo que crearon, así que suelten la culpa, incluso de ustedes mismos.

 

La primera lección del creadorazgo, y la que regresará una y otra vez, es aceptar todas las cosas como son.

 

Oh, pero eso es un reto. Eso vuela contra todo lo que se les ha enseñado, incluso en su movimiento Nueva Era. Se les ha enseñado durante mucho tiempo que tienen que luchar contra el mal, que hay que resistir todo allá fuera que no les gusta.

 

Y entonces llegó esta nueva conciencia. Fue ciertamente un enorme paso hacia delante, pero fue sólo un paso. En esta nueva conciencia se dijo, “Tus pensamientos son los que crean, así que si tan sólo pudieras controlar tus pensamientos, puedes crear más de lo que quieres y menos de lo que no quieres.” Se dijo, “Es lo que piensas lo que crea en tu vida, deja de pensar en cosas malas. Piensa solamente en cosas buenas, y tendrás más de ello.”

 

Bueno, asumieron eso, tantos de ustedes, y comenzaron a trabajar muy duro para pensar sólo en aquellas cosas que les gustaba, que los hacían sentirse bien, e hicieron todo lo posible para evitar pensamientos y sentimientos que no les gustaban. Y en el proceso, queridos amigos, crearon un enorme desequilibrio.

 

Oh, realmente fue un avance gigante, ya que comenzó a ayudarles a ver que ustedes tienen algo que hacer, un papel que desempeñar en la creación de su vida. Pero no fue la historia completa. La conciencia humana no estaba preparada para toda la historia todavía.

 

Así que ahora preguntan, “Si acepto esta enfermedad que está en mi cuerpo; si acepto esa carcacha de carro que está en mi entrada; si acepto el hecho de que no puedo pagar mis cuentas en este momento; si acepto el hecho de que hay personas en mi vida que hacen cosas que no me gustan; si acepto el hecho de que estoy sufriendo de tantas maneras diferentes; ¿acaso no hará las cosas más grandes?

 

Queridos amigos, escúchennos. Escúchennos con claridad, pues no hay nada que esté más lejos de la verdad.

 

Al  aceptar lo que es, exactamente como es; al aceptar todas las cosas exactamente como son, liberan su propia energía. Se liberan a sí mismos de esas cosas. Siempre y cuando se opongan a ellas, las alimentan. Les toman la palabra. Pero cuando las aceptan, todo comienza a cambiar.

 

Un verdadero creador no controla nada, porque un verdadero creador simplemente crea. Al tratar de controlar algo, al tratar de arreglarlo y cambiarlo, o alejarlo de su vida, todo lo que  hacen es hacerlo realidad. Todo lo que hacen es reconocer que existe, y en ese reconocimiento vuelven a crearlo una y otra vez.

 

Queridos amigos, si quieren ser libres, la solución no es tratar de deshacerse de o arreglar nada. En su lugar, bendíganlo. Bendíganlo, queridos amigos.

 

Algunos de ustedes tratan de ignorarlo. Piensan, “Si simplemente no pienso en esas cosas, van a desaparecer.”

 

No, queridos amigos, no lo harán. Porque al tratar de no pensar en ellas, hay una parte de ustedes que todavía se centra en ellas. El sólo intento de ignorarlas las hace reales. Las alimenta, les toman la palabra.

 

No, queridos amigos, sus pensamientos no crean. Pueden influir en su creación hasta cierto punto, porque influyen en quienes ustedes son, pero los pensamientos en sí mismos no tienen poder creativo en absoluto. Fue una malentendido útil, pero ha llegado el momento de ir más allá de ello. Eres el que crea, querido amigo, no tus pensamientos.

 

Han escuchado hablar de lo que se llama “la ley de atracción.” Oh, esta ley es muy real en su reino, o al menos eso parece. A la hora de la verdad, no hay una sola ley en ningún lugar, en ningún lugar en el omniverso, que se aplique a un creador, pero aquí en la Tierra la ley de atracción es una forma útil de ver cómo funciona la creación.

 

Se les ha dicho que es sus pensamientos lo que atrae, pero no lo es, queridos amigos. Sus pensamientos son tan sólo una pequeña parte de la ecuación. La ley de atracción funciona de acuerdo a quien eres, y quien estás siendo.

 

Sus pensamientos constituyen un porcentaje muy pequeño de quienes están siendo. A veces parece como que sus pensamientos son los que crean, porque sus pensamientos a menudo emanan de quienes están siendo, y a veces si trabajan lo suficientemente duro pueden cambiar temporalmente su vibración general forzándose a sí mismos a pensar de una manera determinada. Pero no dura, queridos amigos. Nunca dura.

 

Su ser nunca estuvo destinado a ser controlado; nunca estuvo destinado a ser puesto en una prisión. Cuando ustedes tratan de controlar sus pensamientos ponen una parte de ustedes en una prisión, y en algún momento esa parte se rebelará. Esa parte de ustedes se liberará, y entonces todo el infierno se desatará en su vida.

 

No queridos amigos, la respuesta no es controlar lo que piensan. La respuesta es aceptar todo, incluyendo lo que piensan.

 

Por lo tanto pongan su atención ahora en un tema que esté en su vida; algo con lo que no estén contentos, con lo que están luchando, que quieren cambiar.

 

Ahora, ¿pueden aceptar esto en su vida?

 

Quizás es una persona. ¿Pueden aceptar a esta persona?

 

Oh, una parte de ustedes dice, “Bueno, si tengo que hacerlo puedo aceptar a esta persona, ¡pero sí que no acepto lo que están haciendo!”

 

Pero queridos amigos, eso es una evasiva. Eso los mantendrá atascados y en miseria.

 

Aceptar lo que están haciendo no significa que estén de acuerdo con ellos. No significa que tengan que participar con ellos. No significa que tenga que gustarles. Simplemente significa que aceptan que esto es lo que es ahora; esto es lo que está en su vida ahora mismo: esto es lo que ustedes han creado.

 

Queridos amigos, todo, cada cosa, persona, o evento que está en su vida, todo, es su creación. Cuando se resisten a ello, cuando tratar de arreglar o cambiar o alejar cualquier cosa que esté en su vida, niegan su propio creadorazgo.

 

En la parábola bíblica de la creación dice que Dios creó los cielos y la tierra y todo en ello, y luego miró y dijo, “Es bueno.” Él no miró y dijo, “Oh, cometí un error allá.”  Dijo, “Es bueno.”

 

Queridos amigos, cuando pueden mirar a su vida, a todo lo que han creado—lo bueno, lo malo, lo hermoso, lo feo, lo doloroso, lo gozoso— cuando puedan mirar a cada cosa y decir, “Yo cree eso, ¡y es bueno!”

 

Oh amigos, cuando pueden decir eso, ¡su vida cambiará! Su experiencia de vida cambiará. Comenzarán a conocer el gozo que nunca han experimentad antes, y el mundo a su alrededor comenzará a reflejar ese gozo interior.

 

Así que queridos amigos, ¿están listos para aceptar todo en su vida?

 

Oh, probablemente no va a ocurrir de la noche a la mañana. Ustedes han pasado muchas, muchas vidas luchando contra todas las cosas que no quieren. De hecho, lo han estado haciendo desde la primera vez que dejaron el hogar, mucho antes de que alguna vez llegaran a la Tierra. Por lo tanto, tomará algún tiempo, aunque no mucho.

 

Podrían decir, “Oh, me encantaría, pero no sé cómo hacerlo.”

 

Queridos amigos, es una simple elección. Vuelvan a la cuestión en que estaban pensando hace unos momentos. Sea lo que sea, lo miran y dicen, “Elijo aceptar esto tal y como es. Elijo permitir que esté en mi vida. Lo bendigo. Lo acepto.” Y luego lo sueltan, queridos amigos.

 

Oh, no tardará mucho y estarán empujando contra ello de nuevo, y en el momento en que se dan cuenta simplemente reafirman su elección, “Elijo aceptar eso.” Y simplemente siguen regresando a eso.

 

Al principio puede que tome algunos recordatorios aquí y allá. Pero cuanto más lo hacen, más toman esa decisión, más pronto recordarán y más rápido volverán a su centro, y a esa aceptación.

 

Si hay una enfermedad en tu cuerpo querido amigo, tu tendencia es tratar de sacarla de tu cuerpo, tratar de deshacerte de ella. Te invitamos a probar algo diferente: Invítala a que pase adelante. Invítala a que entre totalmente en tu cuerpo.

 

Oh, ese es un pensamiento aterrador. ¿Invitar a entrar a una enfermedad en mi cuerpo?

 

Queridos amigos, les pedimos que lo intenten. Podrían sorprenderse, porque cuando lo aceptan, cuando la invitan, liberan las energías en su cuerpo y ellas saben exactamente qué hacer con ello. Su cuerpo sabe cómo tomar la energía de esa enfermedad y convertirla en una bendición. Su cuerpo sabe cómo transformar la energía de esa enfermedad en sanación, en plenitud, en equilibrio y salud. Pero siempre y cuando estén luchando contra esa enfermedad, su cuerpo no puede hacer nada con ello sino combatirla. Su cuerpo no puede transmutarla, no puede transformarla, siempre y cuando se resistan a ella.

 

Muchos de ustedes tienen algunas libras de más en su cuerpo de las que les gustaría, y lo combaten. Se ponen a dieta, y tratan de deshacerse de ese peso extra. Entonces llega un momento en que esa parte de ustedes se rebela. Ya no puede permanecer en esa prisión y su dieta falla, y de repente, cualquier peso que hayan perdido regresa con amigos.

 

Queridos amigos, la respuesta es aceptarlo. La gordura en su cuerpo es parte de ustedes, y está implorando su amor. De hecho, es lo que su cuerpo hace cuando se siente temeroso y no amado.

 

Un creador, queridos amigos, un verdadero creador, no trata de deshacerse de nada. Un verdadero creador ve esas libras en su cuerpo y dice, “¡Mira lo que he creado! Es bueno. Lo bendigo. Lo amo.” Un verdadero creador se acepta exactamente como él o ella es, y en esa aceptación, liberan a su cuerpo para que se equilibre.

 

Oh, pero entonces escuchan eso y dicen, “Bueno, puedo aceptar mi cuerpo por ahora.” Y a los pocos días se paran en la báscula y dicen, “Aún tengo todas estas libras. ¡No está funcionando!”

 

Queridos amigos, eso no es aceptación. Es un truco, y no funciona. Si quieren que su cuerpo regrese al equilibrio, entonces tienen que soltar sus agendas de lo que el equilibrio parece. Tienen que encontrar el lugar en donde estén realmente bien con ese peso. Tienen que encontrar el lugar en donde está bien si ese peso se queda en su cuerpo por el resto de su vida, porque sólo entonces pueden verdaderamente aceptarlo. Sólo entonces liberan a su cuerpo para que encuentre su propio equilibrio.

 

Un creador no controla, queridos amigos, porque el control es una negación de su creadorazgo. Un creador acepta, y en esa aceptación la magia empieza a ocurrir. En esa aceptación todo empieza a cambiar. No cambia de acuerdo a sus agendas humanas. Puede que no signifique que su cuerpo se vuelva delgado. Puede que no signifique que obtengan un carro nuevo y reluciente de inmediato, o nunca. Pero sí significa que todo lo que necesitan estará presente cuando lo necesiten.

 

Recuperar su creadorazgo no significa que siempre se van a sentir bien, porque sentirse menos que bien es parte de la experiencia humana. Simplemente es. Ser un creador significa que ustedes bendicen el sentirse mal también, que lo inhalan, como la grandiosa experiencia que es, y luego ven a la magia desarrollarse.

 

Llegará un tiempo en que puedan estar en medio del más grande dolor, el dolor más intenso, emocional o físico, y aún sentir gozo, y aún mirar la vida y decir, “¡Esto es grandioso!” Pero queridos amigos, cuando encuentran ese lugar, el dolor no se queda. Se transforma con gran rapidez. Oh, a veces aún llega, pero cuando están en ese lugar de aceptación se transforma rápidamente en algo grandioso y maravilloso.

 

Así que, ¿están listos, queridos amigos? ¿Están listos para ser el creador que son? ¿Están listos para empezar a aceptar todo tal y como es?

 

Es una elección sencilla: Elijo aceptar esto, y luego lo inhalan. Y luego cuando encuentran que no lo están aceptando toman la decisión de nuevo, y lo inhalan de nuevo. Cuanto más lo hacen, más natural será. Sean pacientes consigo mismos.

 

Como dijimos anteriormente, el proceso de recuperar su creadorazgo es el proceso más difícil y más gratificante que cualquier ángel haya pasado jamás, que cualquier ser en cualquier lugar haya pasado jamás. Así que sean pacientes consigo mismos, queridos amigos.

 

Permitan que los sentimientos se muevan a través de ustedes. Simplemente obsérvenlos. Denles la bienvenida. Acéptenlos, y observen cómo su vida comienza a cambiar.

 

Su vida va a cambiar, queridos amigos. Algunas cosas se irán, otras entrarán. Dejen que suceda.

 

Es un grandioso viaje en el que están, y están exactamente en el lugar correcto. Y nunca están solos.

 

Dejen que el viaje se desarrolle.

 

Somos completos, por ahora.

 

 

Keahak. Yo Soy la que Yo Soy una sensual pirata espiritual aquí en la Tierra. Maribel

 

 Por John McCurdy

www.creatorship101.com

Traducido por Maribel González – marigo28@gmail.com

 LECCIÓN 3: UN CREADOR ACEPTA TODO - por John McCurdy 2

Link de Lecciones Tu Eres un Creador (Creodorazgo 101) Por Jonh McCurdy, para descargar:

http://www.4shared.com/folder/3_MvShb5/LeccionesCoCrear.html

¡¡¡Gracias Maribel Gónzalez!!! Por la traducción de este Material, desde su original en Inglés, Bendiciones por su servicio amoroso para los de Habla Hispana.

Este audio es un servicio Amoroso de la WEB Angeles Amor, ORG Página WEB: soyespiritual.com

Para el uso de los de habla hispana en la expansión de la información desde la fuente amorosa para toda la humanidad, Bendiciones para los que la escuchan con amor y Luz

 

LECCIÓN 3: UN CREADOR ACEPTA TODO - por John McCurdy 3

LECCIÓN 3: UN CREADOR ACEPTA TODO - por John McCurdy 4

«•°..Manifiesto Paz y Armonía en el Planeta.  Yo Soy el Que Yo Soy ..°•»


LECCIÓN 3: UN CREADOR ACEPTA TODO - por John McCurdy 5

LECCIÓN 3: UN CREADOR ACEPTA TODO - por John McCurdy 2

Bendiciones para todos Namasté

“La Espiritualidad más expandida es el

AMOR en VERDAD Iluminado”

angelReboteando

♥ Ángeles Amor Ilimitado e Incondicional ♥

Cerrar menú

Comparte con un amigo