Nadie puede asegurar que la magia no existe, que no vivimos en un mundo lleno de misterios inexplicables, nadie sabe, por ejemplo, qué fuerza actúa sobre nuestro corazón a partir del día 28 de embarazo en el que da el primer latido y, a partir del cual, no parará hasta que llegue el último día.

Es indiscutible que hay ciertos misterios que nos vienen acompañando desde que el hombre es consciente de sí mismo y de su existencia, la videncia es uno de ellos. Todas las culturas y civilizaciones que han tenido su periplo vital a lo largo de la historia han tenido su correspondiente círculo de magos y videntes, de personas con una percepción especial de la energía que todo lo mueve, lo atraviesa y le da vida.

lectura del tarot

En la actualidad, seguimos rodeados de estas personas con una extraordinaria sensibilidad para captar la esencia de los demás, para atrapar el conjunto de probabilidades ante un futuro posible y discernir con la lectura de cartas, una de las herramientas más tradicionales y populares, el devenir más probable.

Lo que ocurre hoy día es que las formas de comunicación con las personas que necesitan ser guiadas o aconsejadas ha cambiado sustancialmente. En estos momentos es el tarot telefónico el método más utilizado, algo que ha producido un aumento entre las personas que se plantean tarot sí o no, puesto que piensan que el contacto directo entre vidente y cliente es necesario. Pero esto no es así, para un vidente de nacimiento, como Andrea Casas, una vidente sin gabinete que se está haciendo muy popular en este ambiente por la enorme cantidad de aciertos en sus predicciones, y Daniel Verdín, que forman un equipo ganador para traer armonía y seguridad a sus numerosos usuarios.

Consejos de buen uso de tarot y clarividencia

No podemos negar la fuerte carga negativa que tiene este sector, son muchas las personas que han sido engañadas, por lo que hay que saber diferenciar entre aquellos tarotistas y videntes que son reales, que trabajan de manera profesional en este negocio, de aquellos otros que solo ven una oportunidad de sacar rédito económico, estafando y engañando a las personas de buena voluntad. Debemos estar preparados para distinguirlos entre la enorme cantidad de agencias que existen en las redes de internet.

La primera y más clara pista para saber que estamos ante un profesional es el dinero. Así de claro y directo, el tarotista o el vidente que vive de sus predicciones debe cobrar por su trabajo al igual que lo hace un electricista o un fontanero, por eso se le llama profesional, porque esta es su profesión y de ella vive.

Nadie hace nada gratis, y si nos encontramos con uno de estos, con toda seguridad tendrá algún modo de estafar y sacar el dinero a posteriori, una vez que haya captado la atención y el interés de la persona necesitada.

Otra cosa es facilitar el método de pago para que se optimice al máximo el dinero que gastamos en las consultas, que es lo que ocurre con el tarot visa, la mejor manera de controlar el consumo de cada llamada. Con el tarot visa de Ruth Montenegro, conseguiremos aciertos garantizados al precio más justo posible, puesto que la duración de la consulta es por el tiempo que se desee, y gracias al equipo selecto de expertos en relaciones y sentimientos con su tarot del amor, conseguiremos los mejores resultados en sus predicciones.

La siguiente pregunta que nos podríamos hacer, una vez que sabemos distinguir entre un estafador y un verdadero profesional, es como encontrar a la mejor tarotista o a los mejores videntes de España para saber que la información que estamos recibiendo, y por la que estamos pagando, es 100 % confiable. Si quieres tenerlo claro y encontrar la mejor tarotista, haz clic en el enlace referenciado en este mismo párrafo y sigue sus consejos y directrices.

Por nuestra parte, el consejo que vamos a dar es que busquemos en las redes sociales afines a este tema, en los foros especializados o entre los comentarios que la propia web del o de la tarotista debería ofrecer. Este es el mejor pozo de información sobre la calidad y eficacia del trabajo de estos profesionales, la opinión de los que ya han probado sus servicios.

No solo tarot, los rituales para vivir mejor

Pero no solo los profesionales del tarot procuran esa dosis de felicidad, de seguridad, de mejora en cualquier ámbito que se necesita para aumentar nuestra calidad de vida. Existen otros medios, posiblemente igual de efectivos, ya que todo el poder de la magia consiste en la cantidad de fe que se ponga en ella.

Podemos recurrir a rituales de magia ancestral, como los que nos han llegado heredados del antiguo Egipto o de los oráculos griegos y romanos, e incluso más actuales, como la oración a san expedito, para todos aquellos que creen en la fe católica. Las Oraciones a San Expedito se enmarcan dentro del conjunto de las oraciones milagrosas que esta religión y su iglesia consideran realmente efectivas.

Y es que, como decimos, el verdadero poder reside en la fe, en la cantidad de confianza que seas capaz de depositar en lo que estás haciendo, y en este sentido, las oraciones católicas están consideradas como verdaderos monumentos a la fe, capaces de provocar un efecto inmersivo que conecta con las capacidades más íntimas del ser humano, con aquellos poderes que mueven la energía que nos rodean, la transforma y la usa en beneficio propio o de terceros.

Para los católicos existen pruebas más que suficientes del poder de estas oraciones, oraciones que pueden ser de bendición o de adoración, pero también peticionarias para cumplir deseos o necesidades, de intersección, que son aquellas que se piden en favor de otro necesitado y no para uno mismo, las de dación de gracias, que se usa para agradecer una respuesta a anteriores oraciones, o las oraciones de alabanza, que se encuentra entre las de bendición y las de dación de gracias, aunque reconociendo de forma más directa que Dios es Dios y que todo ocurre por Él y por lo que Él es.

La ciencia coincide en ciertos términos con la fe católica o la confianza en videntes y tarotistas pues, según esta, a nivel de la energía cuántica, la realidad es manipulable, solo depende de la cantidad de fe que pongas en lo que ves, haces o crees para que las partículas subatómicas tomen características y propiedades en función a esa creencia, es decir, que la realidad depende en gran medida de la fe que pongas en ella.

Cerrar menú

Comparte con un amigo