Significado espiritual del Solsticio del 21 de diciembre 2022

La luz del Sol comienza un nuevo ciclo solar en el Solsticio de Invierno. Los rayos brillan en la oscuridad y nutren la vida recién nacida que allí se cultiva. Esto se refleja en la naturaleza y en la naturaleza de la vida que nos rodea, a medida que las semillas se entierran en la oscuridad de la Tierra, emergen de nuevo con los rayos vivificantes del Sol.


¿Sigues buscando el propósito de tu vida? ¡No vas a creer lo que la ciencia de la Numerología puede revelar sobre ti!

Así es, la numerología de tu fecha de nacimiento, independientemente del mes en que hayas nacido, puede revelar información sorprendente sobre tu personalidad.

Desbloquea ahora los mensajes ocultos en tu Código de Personalidad con tu informe personalizado con más de 200 páginas con secretos sobre tu fecha de nacimiento.

Haz CLIC AQUÍ para aprender lo que la Numerología dice sobre tu vida usando sólo tu Nombre y Fecha de Nacimiento.


En este momento en el hemisferio norte estamos experimentando las noches más largas y oscuras del año y los días más cortos con la menor cantidad de luz diurna. La oscuridad triunfa sobre la luz, ¡pero esto significa un punto de inflexión!

El solsticio de invierno de 2022 en el hemisferio norte será a las 16:48, hora del Este, y a las 22:47, hora de Europa Central, el miércoles 21 de diciembre, marcando el primer día del invierno.

En invierno todo yace dormido en la tierra silenciosa, es un tiempo sagrado de descanso y reflexión antes del despertar y la lenta construcción hacia días más brillantes.

La energía del invierno es la del interior. Es la oscuridad y el silencio fructíferos de los que pueden surgir los anhelos de nuestra alma y las nuevas inspiraciones. Cuando vinculamos conscientemente nuestra conciencia a los ciclos de la naturaleza, empezamos a comprender mejor nuestros propios ciclos de crecimiento personal.

¿Por qué pasamos tanto tiempo reprimiendo y ocultando nuestra oscuridad? Cuando surgen emociones negativas y las sentimos, nos resultan incómodas, inconvenientes o, lo que es peor, nos culpamos a nosotros mismos por sentirlas.

Cuando tememos a nuestra propia oscuridad, nos aislamos de una fuente esencial de nuestro poder personal. La clave no está en dejar que la oscuridad abrume nuestra vida y nuestros pensamientos, sino en comprender que la oscuridad puede ser uno de los mayores catalizadores del crecimiento y la transformación personales.

Quizá incluso nuestro camino hacia la iluminación.

Al permitirnos sentir nuestras emociones y experimentar nuestra propia oscuridad, la propia oscuridad puede convertirse en la cuna espiritual en la que nazca nuestra luz interior y una nueva vida.

Deja que tus sentimientos te guíen porque tus sentimientos son tu verdad.

El solsticio de invierno es la gran quietud antes de que el Sol cobre fuerza y los días se alarguen. Puede ser un momento para descansar y reflexionar.

En latín, solsticio está formado por dos palabras: sol- que significa “el sol” y sistere que significa “hacer reposar”. El solsticio de invierno es uno de los momentos más fuertes del año, ya que el eje de la Tierra se detiene, se desplaza y se mueve en sentido contrario. Durante tres días alrededor de los puntos del solsticio experimentamos el poder del punto de parada y el cambio de dirección. El sol quieto es una poderosa metáfora de la energía de la que disponemos en el solsticio de invierno para cambiar la dirección de nuestras vidas con intención y aprovechar esta energía al entrar en el nuevo año. Tras experimentar la noche más larga y el día más oscuro, las noches se acortan y los días se iluminan hasta el Solsticio de Verano.

Por hoy, permítete descansar en la paz de la oscuridad, sabiendo que el cambio de estación y el regreso de los días más luminosos están por llegar, recuerda que siempre estás conectado a la Fuente y que tu luz interior nunca se apaga.

No te presiones para hacer cambios ahora mismo o estar en acción en el mundo … deja que las energías de la nueva vida y la inspiración se construyan lentamente dentro de ti y para la primavera estarás rebosante de nuevas energías e ideas. Esta es la naturaleza de las cosas… los ciclos y ritmos del crecimiento personal y el cambio, a medida que te nutres consistentemente con compasión, permitiendo el descanso y la reflexión, gran alegría será tu cosecha en 2023.

Quizás quieras tomarte un tiempo para honrar y reconocer los finales y nuevos comienzos en tu vida en una ceremonia o ritual personal que honre tu pasado y despeje el espacio para hacer lugar a lo que deseas para el año que viene. A continuación, comparto algunas ideas de rituales personales ↓.

Los actos rituales dan sentido a la vida

La noche más larga del año es honrada por muchas tradiciones como un tiempo sagrado y rico. Independientemente de tus tradiciones navideñas, esta época del año puede honrarse reflexionando sobre el año pasado y participando en tu propio ritual personal de luz o Fin y Comienzo. Cuando dedicamos tiempo a reconocer los dones del Espíritu, cultivamos una mayor capacidad para recibir nuestra propia luz interior. Al promulgar un ritual personal puedes celebrar la oscuridad y la luz e invitar al equilibrio y la armonía a tu vida.

Los actos rituales dan sentido a la vida. También honran y reconocen la red invisible de la Vida que nos conecta a todos. Cuando honramos nuestros ciclos personales y las estaciones del año, recordamos el flujo siempre cambiante de la vida al que estamos conectados.

Te sugerimos que dediques 15 minutos antes y 15 minutos después del momento preciso del Solsticio a abrirte a la inteligencia de la naturaleza que te rodea y a reconocer tu ciclo de crecimiento personal. Basta con un simple acto ritual realizado con intención en el corazón.

Como esta época del año está asociada a la luz, celébralo con luces de cuerda, bengalas y velas. Únase a las tradiciones del Festival de las Luces, con 8 días de iluminación ritual, o participe en una hoguera comunitaria y queme su propio tronco de Navidad, una tradición que hunde sus raíces en la época precristiana del norte de Europa.

Las celebraciones de la luz pueden ser recordatorios de nuestra luz interior y de la Luz Divina que guía nuestro camino en tiempos de oscuridad.

Ceremonia de fuego para la liberación y el renacimiento

Es posible que desees tomar tiempo para honrar y reconocer los finales y nuevos comienzos en tu vida en una ceremonia o ritual personal que honre tu pasado y despeje el espacio para hacer lugar a lo que deseas para el próximo año.

Haz una ofrenda que represente el pasado y entrégasela al Espíritu del Fuego como culminación. A continuación, dedica un poco de tiempo a soñar y visualizar lo que te gustaría experimentar y hacer realidad el año que viene.

Esto puede hacerse como ceremonia personal o en grupo. Empieza repartiendo papelitos y lápices para que cada uno escriba lo que quiere liberar.

Cuando todos hayan escrito lo que desean soltar, pueden reunirse alrededor de una hoguera, y cada uno puede acercarse al fuego y arrojar su papel.

Cuando todos se hayan ido, puedes terminar el ritual dando la vuelta al círculo y compartiendo con los demás algo por lo que estén agradecidos, o puedes hacer algo de ruido de celebración tocando tambores, agitando ruidos y usando tu voz para enviar tus plegarias al Universo con una canción de celebración.

Sea lo que sea lo que elijas hacer para marcar el final del año, la llegada del nuevo y el renacimiento de la luz, ya sea deteniéndote en una reflexión silenciosa o celebrándolo con la comunidad, ¡sabed que en todo nuestro planeta hay muchos fuegos ardiendo con fuerza!

Abundantes bendiciones para ti en el próximo año.