Regresando y más Presente Por Verónica Hernández

Regresando y más Presente Por Verónica Hernández 1

sábado 24 de julio de 2010

Regresando y más Presente

¡Parece mentira que ya pasaron más de dos meses sin actualizar el blog! Sin embargo hoy sentí profundo dentro de mí la urgencia de regresar a este pequeño especio de “Vivir en Presencia”. Y aquí estoy, sin saber mucho qué escribir pero permitiendo que desde lo profundo de mi ser surja lo que ha de ser compartido.

Este tiempo de aparente ausencia ha estado marcado por un intenso trabajo interior, guiado sobre todo por las enseñanzas de un libro excelente que he comentado en varias ocasiones, “El Proceso de la Presencia”, de Michael Brown. Mi historia con este libro es muy curiosa.

Cada vez que viajo a México, dedico un tiempo obligado y muy agradable además, para visitar algunas librerías. Es maravilloso poder ir a librerías que tienen una inmensa variedad de libros de todo tipo y además muchísimo más actualizados que en Venezuela. El año pasado, me encontraba paseando por los pasillos de la librería El Sótano, en Querétaro y, para mi sorpresa, ningún libro lograba capturarme. Eso era sumamente extraño, porque por lo general no compro uno, sino varios libros que luego no sé cómo acomodar en las maletas. Realmente me costaba creer que saldría de El Sótano con las manos vacías, pero un impulso interior me hacía volver una y otra vez a pasear por las mismas estanterías. Y de pronto sucedió que fui a tomar un libro para leer la contraportada y otro libro resbaló y la palabra “Presencia” brilló. Eso me hizo leer el título completo, El Proceso de la Presencia. Y eso si llamó mi atención.

Confieso que simplemente considerar que existía un “proceso”, algo lineal, relacionado con la Presencia, no lineal, llamó poderosamente mi atención. Compré el libro más para ver cómo era que a alguien se le había ocurrido plantear un proceso para llegar a la Presencia.

Mi camino consciente hacia la Presencia no comienza con este libro, es algo que tiene muchos años vivo en mí, desde que a mis 12 años comencé a leer libros de metafísica y aquello que llaman Divina Presencia llamó poderosamente mi atención. Siempre ha habido un anhelo secreto y todo amor en mi corazón por mi Divina Presencia. Y gracias también a mis andanzas por las librerías mexicanas, en el año 2003 ya estaba devorando los libros de Eckhart Tolle y poniendo en práctica sus enseñanzas. (Maestro de Maestros Eckhart, ¡te honro de aquí y ahora al infinito y más allá!).

El Proceso de la Presencia te plantea un trabajo de 10 semanas, a través del cual, de una manera suave, vas liberando bloqueos físicos, mentales y emocionales que te impiden estar más presente. Al ir siguiendo estas indicaciones, día a día, se produce una acumulación de presencia en ti. Si ya has trabajado tu ego y tus patrones y bloqueos limitantes y lees el libro, puedes quizás pensar que no hay nada que no sepas allí, aunque la manera que tiene Michael de exponer los conceptos, es simplemente brillante, ordenada, amena y profunda. Pero otra cosa es decir si y entrar en el proceso. Es magnífico y lo considero una herramienta de importancia fundamental para los tiempos que vivimos y para las personas interesadas en despertar su máximo potencial, el de Seres Divinos, Presentes caminando en este planeta.

Así que además de estar un tiempo viajando, es el Proceso de la Presencia lo que me ha mantenido fuera del blog por este tiempo. Muy buena noticia, ¿verdad? No hay nada más importante que estar más plenamente conscientes y presentes, cuando hacemos eso estamos apoyando a toda la vida en todas partes, mucho más que con cualquier otra actividad que podamos realizar, simplemente porque mi Presencia y la tuya son una y la misma y la compartimos con toda la vida.

Pero ahora, poco a poco se que viene otra etapa, la de compartir más en profundidad e intensidad lo experimentado, con el proceso y sobre todo con la Presencia y desde la Presencia. Así que este blog posiblemente entre en mucha actividad en los tiempos por venir, para compartir y expandir desde nuestro núcleo divino y verdadero.

El libro de Michael lamentablemente no se consigue aún en Venezuela, pero si están interesados lo consiguen en Amazon. Een mi página web hay un link en la página de inicio a través del cual van directo, mi página es www.reskarendaya.com

Desde mi Presencia a la tuya que son una y la misma, seguiremos conectados de corazón a corazón.
Vero
Nota: Me doy cuenta que esta entrada está siendo escrita y publicada cuando acaba de iniciar, según mi reloj, el Día Fuera del Tiempo del Calendario Maya… Feliz No Tiempo, Presencia Aquí y Ahora para todos.

Verónica Hernández Simeonoff.
© Todos los derechos reservados, Julio del 2010.

Publicado por Verónica Hernández Simeonoff

http://vivirenpresencia.blogspot.com/2010/07/regresando-y-mas-presente.html

Cerrar menú

Comparte con un amigo