Nos referimos en forma práctica sobre el viajero a la dimensión en la cual podremos curar heridas, borrar causas, disminuir efectos negativos, aceptar lo inmodificable, hacer pactos, vivir en armonía!

CORAZON PENSANTE

En lugar de amar al mundo,

Enamórate de tu Interior,

Está más allá de las cosas y de lo múltiple.

Enamórate del puro Ser,

Está más allá de la acción y del pensamiento.”

Corazón y pulmones, especial y único dúo distribuyen aire y sangre a todas las células. Advierta, decimos aire porque además del Oxigeno indispensable para vivir, es energía e información externa sobre el universo incluyendo distintas formas del tiempo. Al respirar Prana, conectamos la mente universal, abstracta, subconsciente y colectiva con la mente concreta, la cual mediante el sistema nervioso dirige las funciones orgánicas. Ganar conciencia sobre la respiración, es básico para emprender nuestro despegue a lo espiritual.

La nariz limpia y sana permite la respiración adecuada; durante el día y la noche, hay predominio de una de las dos fosas nasales y a veces, la respiración es simultánea. En silencio, cerrados los ojos observe su respiración, trate con su imaginación de usar sólo la fosa nasal derecha, la izquierda y luego ambas. Por ningún motive presione las fosas nasales con los dedos para lograr dichos cambios. La respiración activa, requiere paciencia y es muy efectiva para nuestros propósitos. Luego de ganar experiencia, avance en el ejercicio, al inspirar por una fosa y expirar por la otra, usando sólo la imaginación; termine inspirando y expirando por ambas fosas en forma simultánea en la respiración alternativa. Eleve con fuerza el diafragma para el adecuado intercambio del aire residual en la base de los pulmones. Así elimina residuos dañinos. Aproveche nuevos adelantos para crónico roncar al dormir, más perjudicial de lo imaginado.

La sangre es vehículo de nuestro espíritu y por ello la vida física termina al no latir el corazón y no circular el espíritu; la unión entre aire, sangre se facilita porque es semi gaseosa por dentro y sólo se licua en el exterior.

Por supuesto, siéntase libre de consultar diferentes obras al respecto. Sugerimos incluir variados autores, nuevas teorías para ganar percepciones antes descartadas. Sabemos por experiencia propia y reacciones demasiado clásicas de ver sólo anatomía, química y fisiología al explicar nuestro cuerpo. Familiarizado con la Biblia, repase algunos pasajes especiales o consulte expertos. Le invitamos a meditar sobre Juan 3:8 “El viento sopla de donde quiere, y oyes su sonido, más ni sabes de dónde viene, ni adónde va; así es todo aquel nacido del Espíritu.” 3:9 “Si os he dicho cosas terrenales, y no creéis, cómo creeréis si os dijera las celestiales?

Sentado o acostado boca arriba, comience a ganar dominio sobre el siguiente ejercicio: Inspire lentamente hasta subir al máximo el diafragma; concéntrese en la cabeza como si el aire la llenara; haga una pausa; al espirar o soltar el aire, irrádielo hacia el corazón. Al inspirar repita la vocal i en la pausa la a y al expirar la o. Hágalo tres veces y aumente en forma gradual hasta siete; al principio tres veces al día y luego al comenzar cualquier actividad. El proceso capta vibración pura, irradia la mente concreta, fortifica el corazón para agregar a su constante latido, universal función de entregar servicio y amor. Tiempo de fortalecer la creativa imaginación al visualizar sin palabras el anterior escenario.

Adecuado comentar, el uso de especiales vocablos en la forma descrita, aumenta la circulación de energía vibratoria en el cerebro, disminuye el temblor senil y previene trastornos cerebrales crónicos.

La palabra, energía poderosa, permite la comunicación agradable o repulsiva. A Esopo le pidieron lo mejor o lo peor para comer y en ambas situaciones sirvió lenguas. Evite la palabra hiriente, burlona, vulgar, sarcástica, peyorativa. La avenida hacia lo espiritual se fortalece con la palabra armoniosa, afectiva, amorosa, pacífica. En especial, elimine vulgares y despectivas expresiones al sexo.

Al considerar, quién soy, debemos referirnos a los diferentes roles en los cuales vivimos fragmentados; según coyuntura la tendencia debe ser hacia individual unificación. Atención especial merecen: padre/madre, hijos, hermanos, esposo/a y abuelos en el medio familiar. Es necesario visualizarnos en calidad de estudiante, trabajador o amigo; en cada rol, revisemos nuestro pasado y meditemos sobre posibles fallas e indeseables efectos. Arrepentirnos en los ejemplos anteriores es pase directo a la vía espiritual.

> TAMBIÉN PUEDES LEER:   Semillas Espirituales

En resumen:

image

VITALIDAD

“No puedes parar el viento!

Construye molinos.”

Desperdiciar energía, frena la comprensión de su origen y compasiva forma de servir. Pruebe su imaginación y relate en su diario la relación entre el molino y la forma de actuar de la energía. Advertimos de nuevo, lo incompleto del esfuerzo racional. Pronto llega nuestra versión.

La energía nutre, dinamiza al cuerpo físico, por medio de la vitalidad, esencia de vida; manifestada en áurica capa periférica corporal es el tejido inicial de la túnica divina. Rememore posterior decaimiento en rabia, angustia intensa y extenuante fatiga posterior a largos períodos de estudio. Es un hecho, lo emotivo y mental consumen la vitalidad. Conocer sus cuatro niveles facilita adecuada provisión de insumos, correcta actitud en su cuidado.

La química de nuestro organismo, primera categoría de lo vital, iniciada por la digestión de alimentos, antecede al transporte de nutrientes por misteriosa corriente sanguínea. Análogo proceso ocurre al respirar e intercambiar Oxígeno y Dióxido de Carbono a nivel micro en sutil alvéolo con similar reparto sanguíneo. Idéntica transformación en animales; es refinada en los vegetales por compleja absorción de las raíces y la inimitable captación de energía solar por humilde hoja de la planta. Cierre los ojos, repase gráficamente la singular y permanente creación, mantenimiento de la vida física en nuestro planeta. De alguna manera, la energía solar captada por el bazo complementa la vitalidad, siendo útil exponer el área abdominal a los rayos solares.

La energía del magneto sólo atrae; el rayo sólo avanza, no pueden parar ni retroceder porque ambos funcionan en el mundo físico La misma energía en el viento empujando al molino impide al humano influir en el micro intercambio a nivel celular en la digestión y respiración. Es decir, inherente en la energía la curiosa amalgama, frena o estimula según sabia natura. Resaltamos la anterior capacidad porque semeja a la opción dual, instintiva en animales y consciente en humanos de no actuar o tomar decisiones. Al parecer, la energía presente en vegetales, animales y humanos sigue a la tremenda hipótesis de Lovelock sobre “compleja entidad articulando varios macro elementos,” lo cual amerita el concepto de energía, fuerza vital en nuestro coloquio.

Con similar percepción, autores especializados visualizan al aire en sagrada relación con el Prana, fantástico archivo de la memoria cósmica. Semejante creatividad inspira respeto por los innovadores y en lo práctico, alejan dudas y justifican esmerada atención a la respiración alterna con velado propósito de equilibrar la función de ambos hemisferios cerebrales, gran aporte para preservar la salud y superar cadena de apegos.

La vitalidad, directamente relacionada con la reproducción y actividad sexual, amerita actitud y comportamiento positivo alejándose de lo vulgar. Medite sobre posibles experiencias negativas, conceptos erróneos; si es necesario busque apoyo profesional.

Mantener positivas la Química y Sexualidad de nuestro ser, terrestre, fomentan la avenida espiritual. Excesos en una o ambas nos torna pesados, torpes, cercanos al Rezagado.

Plácido, sentado frente al cercano lago sin olas veía con plena claridad los detalles del cielo reflejado en la quietud del agua, en grandioso panorama del cielo, tan cercano y tan conmovedor! Era medio día, descansaba de compleja revisión del éter lumínico y reflector para expandir las notas.

Corazonadas, intuición, concentración, imaginación creativa, primarias manifestaciones de los éteres arriba mencionados, estratos superiores de la vitalidad, conectan a lo abstracto. Se fomentan por obras buenas, repetición de positivas afirmaciones y la oración. Esmerados aportes científicos sobre la luz y el sonido, con especial énfasis en lo quántico afirman o niegan la existencia de dichos éteres y optamos alejarnos de tal polémica; en el avance habrá iluminación.

Rechazamos nuevos enfoques y oportunidades debido a tradicionales ideas y costumbres. Supere ligera reacción frente al anterior mensaje, déle tiempo al tiempo, relea en variados estados de ánimo y haga sus propios ajustes.

DESEOS

Furioso de no tener zapatos;

Encontré a un hombre sin pies.

Me sentí contento de mi mismo!”

Cualitativa forma de energía es poseedora y en gran parte conduce nuestros actos. No es posible medir el odio de quien discrimina y sólo hechos bárbaros muestran sus efectos. El indiferente, carece de interés, el indolente frena el sentimiento positivo: Frente al animal herido, el primero sigue tranquilo; el segundo pide el sacrificio; ambos frenan el amor, en tormenta consumen la vitalidad; el compasivo, fortificando su interior, lo cuida, lo lleva a especial sitio.

> TAMBIÉN PUEDES LEER:   SENSATO CONSUMIDOR

Opuestas emociones, caras de la misma moneda, pequeños detalles rebozan la copa. Recuerde el cambio del amoroso esposo/a y la impresionante reacción de algunos hijos! El Amor del mundo espiritual es único, permanente, no sigue caprichos del humano. Reforzamos nuestra avenida cósmica puliendo el amor físico, eliminando deseos de poseer al ser querido, quitar controles y fomentar su libertad.

Los deseos magnifican el poder, la ambición de falsos líderes y la soberbia de disfrazados maestros cuyos ejemplos dañan a seguidores. Descubra si excesivo sentido de pertenencia, posesión le inducen a variadas formas de discriminación; observe si los celos y el egocentrismo son la base de ambición, difícil de saciar. Destruya esa red, armonice lazos afectivos y disminuya sentimientos de exclusiva tenencia. La vida, fluir armónico de energía, comparte cariño todos los días, sorprenda en forma agradable a seres lejanos! Prodigar amor, donar sangre en silencio vitalizan su interior destello y físico cuerpo.

MENTE

Elévala hacia la gloria,

Recupera su brillo!

El juicio, crítica y pesimismo, peculiares de grisácea porción del intelecto, crean engañosa brecha con el alma del mundo. La decepción atrae tristeza, tormentosa ambición ahoga el logro. Por el contrario, brillante segmento del raciocinio atrae optimismo, eleva la alegría, cambia aprietos en triunfos. Véase en las dos situaciones anteriores, con interna armonía, risueño rostro en estrecha y brillante ruta.

La crítica crea barreras innecesarias, aleja de los demás y deja cicatrices emocionales. Antes de criticar, póngase en el lugar de la persona en referencia, visualice alternativas, opte por la más amorosa. Sea más amigo y menos juez.

La importancia personal es la creencia de ser el centro de todas las actividades, tener siempre la razón, saber hacia donde se dirige, induce actitud burlona hacia los demás. Es muy frecuente en personas exitosas, dedicadas al estudio y en familias de renombre. Se reconoce por fácil irritabilidad frente a la contradicción, con frecuencia induce a “salirse de casillas” sin presentar excusas. En el fondo son muy frágiles y algunas escuelas del comportamiento enseñan a dirigirlos. Aprenda a reconocerlos, irradie amor hacia ellos, use el silencio oportuno, eluda sus juegos de poder. Son grandes parásitos, consumidores de energía, difíciles de convencer y es básico ofrecerles amor, silencio y palabra armoniosa en la relación con ellos. Con la importancia personal muy alta carecen de amor, hablan demasiado y lastiman con su lenguaje. Al descubrirse en semejante situación con vigor trate de eliminarla.

La música, poesía, pintura, arte, actividades más allá del talento, generan sutil contacto al interno destello. Practique alguna de ellas, sin interesar su habilidad. Hágalo para Usted mismo(a).

EL ESPIRITU EN NOSOTROS

Quien vive tierra dentro,

Desconoce el mar,

No entiende explicaciones,

Debe ir a la Montaña para verlo.

Somos hijos de Dios; los cuales no son engendrados de carne, ni de voluntad de varón, sino de Dios” (Juan 1:13). Es decir, somos espíritu dentro de un cuerpo y por ello semejantes a Dios. Para visualizar nuestro océano espiritual es necesario volar y soltar racionales explicaciones. No es posible la conexión a lo sobrenatural por el pensamiento, mente concreta ni por humanos anhelos.

image

Graba, cierra los ojos y asciende en la anterior ilustración por las esferas del viento, del sueño y de la mente.

 

Derechos de autor conforme a la ley registrados en la Librería Nacional del Congreso de Estados Unidos.

Copias de artículos requieren autorización escrita del Autor.

Prohibida la reproducción por cualquier medio con fines comerciales, docentes o de otra índole. Disponibilidad del Autor para autorizar ediciones con fines altruistas sin ánimo de lucro según previo acuerdo legal y escrito.

Semillas Espirituales Copyright© 2005, Jaime Rodríguez. Derechos Reservados. ISBN 1 4196 2653 1

Menú de cierre

Send this to a friend