Speeding Nature

INVITACION

Reflexionar sobre la naturaleza del ser humano precede y motiva a sembrar sus propias semillas; observe, profundice los siguientes escenarios:

Es curioso el pez indagando sobre el agua en la cual vive; la perpleja rana en la orilla del lago, se cuestiona sobre los móviles renacuajos. La mariposa huye de las feas orugas, sus ancestrales orígenes. La flor ignora ser fertilizada por su aéreo visitante. En verdad, sabes, percibes tu real origen?

El cauce seco pregunta, dónde está el agua; las nubes, cuáles son mis pilares? La tierra se sacude, el volcán sólo quiere respirar. y el sol no escapa de su enamorada luna. El rayo quiere iluminar, no destruir; hermoso arco iris depende de iluminadas gotas; estrellas unidas iluminan senderos. Sabes cuál es tu real esencia?

La hiena ríe de si misma, el loro no sabe de qué habla, el alacrán sólo se defiende aplicando veneno, la abeja ignora morir al usar el aguijón. Evocan actos iguales en tu actuar?

Y tú, dónde estás en la búsqueda, cuáles preguntas no has respondido o ni siquiera formulas todavía? Con terquedad y dolor tratas de abrir una puerta hacia fuera, ignorando se abre con suavidad hacia adentro? Deprimido te sientes un hueco en la luz, anhelo antes de nacer, lámpara titilando sin reserva de aceite. Iluso pretendes modificar tu imagen en el espejo, quieres pisar tu propia sombra?. Soberbio, intentas amarrar el aire, construir puentes donde no hay ríos. Maníaco, enfrentas diez cosas al mismo tiempo y no terminas ninguna?

Cuáles anhelos tienes? Acaso tienes una búsqueda, acaso en el vuelo perdiste un ala y desciendes sin saber adónde llegar. Sientes soledad en la multitud y solo, te persiguen sombras del pasado? Te acosan anhelos del futuro?

Percibes tu caminar en la vida más difícil de lo esperado y miras al cielo, implorando consuelo, respuestas? Escéptico de lo eterno, ignoras la fuente de lo eterno?

Perdiste la oportunidad de apoyar a tu padre en su ocaso; confundidos tus hijos(as) buscaron alegría en lo temerario. Añoras la amiga de tu alma a quien nunca diste el abrazo?

Estuviste en la cima del poder e ignoraste humildes hormigas consumiendo falsos cimientos. Te has quedado solo porque buscando la perfecta pareja, la encontraste indagando también lo impecable. En la seguridad de tus éxitos, ignoras lo débil de tu pasado; terco, crees modificar el futuro; conquistador en tus dominios, ignoras tu posible cautiverio por sutiles fuerzas en extrañas situaciones?

Convierte dudas y preguntas en suave alborada; torna pasiva aceptación del destino en dinámica búsqueda de tu extraviado Ser. Abandona espejismos del cruel desierto y recupera sutil visión: el agua florece rosas; la gota perfora la roca; el guadual inclinado al viento gana fortaleza. Abrete al encanto espiritual!

Bienvenido, el invierno no es permanente, volvemos al Hogar. Te invitamos al encuentro primaveral sin otoño, con linda canción de recepción porque eres brisa celestial.

Has superado situaciones críticas? En vida plena de fabulosas experiencias, aprende, en algún momento has de enfrentar el dolor, lo negativo. Aun con mucha fortaleza interior, los actuales mensajes aumentan la capacidad de acariciar esquiva felicidad. Tu aprendizaje interesa a todos. Comparte con nosotros.

Alguien pregunta, “Qué será de la tierra si no hay cultivadores”? Ahora hay nuevas tecnologías y alguna solución se encontrará, comenté sin angustia. “No entiendes ni percibes el mensaje. La tierra de la cual hablo es el polvo organizado de tu cuerpo y el cultivador es la potencial fuerza de tu espíritu. No hay las llamadas tecnologías de cambio en nuestros aposentos y verdadera Luz germina, florece las semillas de tu Ser. Te regalo un paquete de ellas, cultívalas y regala sus frutos!”

Busqué al inusitado visitante, no había nadie. Al llegar al lago, caminé curioso por la fresca playa. Alguien dejaba huellas en la arena, jugando, trataba de pisarlas pero eran borradas por las olas. Aprendí a ofrecer migajas de pan en recipiente plano a solitaria gaviota, reacia a comer porciones tiradas al suelo. Desde entonces, cultivo las semillas, sigo huellas invisibles y sin mijagas elevo vuelo. Sin devolver mirada, aligera cuerpo, suelta dudas, entra a renovado ciclo.

Jaime, el narrador

Derechos de autor conforme a la ley registrados en la Librería Nacional del Congreso de Estados Unidos.

Copias de artículos requieren autorización escrita del Autor.

Prohibida la reproducción por cualquier medio con fines comerciales, docentes o de otra índole. Disponibilidad del Autor para autorizar ediciones con fines altruistas sin ánimo de lucro según previo acuerdo legal y escrito.

Semillas Espirituales Copyright© 2005, Jaime Rodríguez. Derechos Reservados. ISBN 1 4196 2653 1

Más Allá del Amanecer, Copyright© 2007, Jaime Rodríguez Derechos Reservados. ISBN: 978-1-4327-1287-7

Menú de cierre
error: Content is protected !!

Send this to a friend