Regálanos un "Like"

Hay muchas técnicas para relajarse, pero no siempre se cuenta con el tiempo y la posibilidad de tener una sesión de masaje tailandés o de meditación trascendental para quedar como nuevo.

Y esta situación se dificulta aún más cuando se trabaja en la oficina y no hay tiempo para dedicarse a uno mismo, pero que al mismo tiempo sirve de motivación para plantear lo que si se puede hacer, en pocos minutos, para quedar menos estresado.

Entonces, para relajarse de las tensiones acumuladas, te presentamos 8 prácticos trucos para ser utilizados en la oficina para decirle adiós al estrés en pocos minutos.

1. Respirar profundamente

Parece tan obvio, pero es tan fácilmente olvidado, que seguramente todo el que lo lea ya lo habrá escuchado infinidad de veces. Entonces, hay que respirar profundamente para reducir la tensión y liberar el estrés debido al aumento de la carga del oxígeno. Hay que probar con 10 respiraciones profundas.

2. Visualizar

Una pequeña visualización ayudará a recobrar su centro de apoyo. La ‘imaginación guiada’ de una imagen relajante o de la cual disfrutes, por unos minutos, ayudará a eliminar el ‘ruido’ y la tensión que pueden dominarlo en ese momento. Incluso uno puede imaginarse a si mismo logrando una meta o en sus próximas vacaciones.

Relajándose

JESHOOTS / Pixabay

3. Alejarse de la pantalla

El uso ininterrumpido de las computadoras esta vinculado al estrés, la pérdida de sueño y la depresión en las mujeres, como han encontrado en un estudio de la Universidad de Gotemburgo en Suecia. Incluso en dicho estudio se halló que el uso nocturno del ordenador, se asocia al estrés tanto en hombres como mujeres.

4. Apagar el teléfono móvil

Hay que desconectarse, si es posible, unos minutos. El mundo no parará porque se tenga el teléfono móvil apagado, pero en cambio se obtiene una sensación de calma y de menos urgencia, al saber que se puede funcionar sin él.

5. Cepillarse el cabello

No solo las acciones repetitivas actúan como relajante, sino que servirá para darse un masaje en el cuero cabelludo, cargado de terminaciones nerviosas. Si antes recomendaban cepillarse a diario 100 veces el cabello para tenerlo brillante, en esta ocasión prueba a hacerlo para liberar tensiones.

6. Colocarse agua fría en las muñecas y detrás de las orejas

Cuando se está a punto de estallar, hay que ir al baño para mojarse con agua fría las muñecas (justo donde se coloca el perfume) y detrás del lóbulo de las orejas. Por allí pasan arterias mayores por lo que al refrescar estas áreas, se contribuye a calmar el resto del cuerpo.

7. Escuchar música clásica

Posiblemente una de las tácticas más conocidas. Puede que no a todos les guste la música clásica, pero se trata del estrés y este tipo de música tiene un efecto calmante, baja las pulsaciones y la presión arterial.

 

8. Mascar chicle


El mascar chicle no solo ayuda a respirar mejor, sino que disminuye la ansiedad, ayuda a estar más alerta y reduce el estrés según un estudio realizado por la Universidad de Swinburne, Australia.

Comparte esto