El sufrimiento es conocido como “autoitis” y se presenta en 3 niveles de gravedad diferentes. Se nos hizo costumbre. Tomarnos fotografías de nosotros mismos y subirlas a las diferentes redes sociales de repente se hizo una actividad rutinaria que ya no vemos como algo anormal o bien que raye en lo narcisista. Contrario a lo que afirman ciertos sicólogos, no creemos tener alguna enfermedad mental o bien baja autoestima por compartir imágenes de nosotros mismos en Fb, por poner un ejemplo.

Apenas en dos mil catorce, un artículo que después se supo que era falso, señalaba que la Asociación Estadounidense de Siquiatría creó el término “autoitis”, relacionado como un trastorno real en el que nuestra salud mental se ve perjudicada al tomarnos una selfie.

El día de hoy, dos sicólogos publicaron una investigación en la Gaceta Internacional de Salud Mental y Adicción en el que el término “autoitis” empieza a tener una definición real alén de si el artículo del dos mil catorce fue falso o bien no.

Tomarse selfies es síntoma de sufrir una afectación mental.

Mark D. Griffiths y Janarthanan Balakrishnan señalaron que la autoitis es una condición real y que puede ser diagnosticada como una toma excesiva de selfies. Para este estudio, desarrollaron una escala de comportamiento de autismo y encuestaron a cuatrocientos participantes en la India.

Esta escala, desarrollada por vez primera por estos sicólogos, valora en 3 niveles la gravedad de la autoitis. El primero es en el momento en que nos tomamos al menos 3 selfies al día, si bien no las publiquemos en redes sociales. El segundo nivel es el agudo, que es cuando las selfies son ya publicadas en redes sociales, y la etapa crónica menciona a publicar cuando menos 6 fotografías de nosotros mismos.

> TAMBIÉN PUEDES LEER:   ¿Sabe Usted Cómo La Energía Impacta En Sus Células?
Tomarte demasiadas selfies podría ser el resultado de una enfermedad mental, según la ciencia
Tomarte demasiadas selfies podría ser el resultado de una enfermedad mental, según la ciencia

«Típicamente, aquellos con la condición crónica padecen de falta de confianza en sí y procuran encajar en la vida de quienes los rodean», señaló Balakrishnan. «Pueden enseñar síntomas afines a otros comportamientos potencialmente adictivos».

La baja autoestima es uno de los detonantes para tomarse selfies, conforme la ciencia.

Los sicólogos aguardan que ahora que se ha determinado que la definición famosa como autoitis existe, se efectúen mayores investigaciones con respecto a la enfermedad mental que supone tomarse selfies en demasía para después publicarlas en redes sociales.

«Ahora aguardamos más investigaciones para entender de qué manera y por qué razón las personas desarrollan este comportamiento potencialmente obsesivo y qué se puede hacer para asistir a quienes se vean más afectadas», declaró Griffiths.

Mas estudios de esta clase siempre y en todo momento tienen opositores. Mark Salter, portavoz del Royal College of Psychiatrists, señaló que la autoestima realmente no existe y que es demasiado irresponsable etiquetar el comportamiento narcisista del humano (algo que define como natural) así. «Existe una tendencia a intentar etiquetar una gama de comportamientos humanos complejos con una sola palabra. Eso es peligroso por el hecho de que puede transformar en real, algo que meridianamente no lo es», sentenció Salter.

Menú de cierre

Send this to a friend