Resuelve tus problemas para dormir de una vez por todas

Todas tenemos problemas para dormir y en esta ocasión, te enseñaré estos fáciles consejos para que puedas volver a dormir y descansar, que es lo más importante.

Dolor en los hombros

Si te duelen los hombros, se aconseja no dormir de costado, y mucho menos del lado que te duele. Tampoco se aconseja dormir boca abajo, puesto que en esta situación los hombros no se hallan en la postura adecuada.

La opción mejor es dormir de espaldas. Emplea una almohada delgada. O bien mejor, una ortopédica. Pon la segunda almohada sobre el estómago abrazándola. Al tiempo, tus hombros van a estar en una situación adecuada y estable.

No obstante, si no puedes dormir de espaldas, puedes dormir de costado mas del lado contrario al que te duele. Dobla las rodillas y acércalas al pecho. Pon una almohada entre las piernas. No pongas tu mano, en tanto que esto crearía una postura no natural del hombro.

Problemas para dormir
¿Qué hacer cuando tengo problemas para dormir?

Dolor de espalda

Comienza con el cambio de la cama: un jergón suave no es para ti. En dolores de espalda, es fundamental sostener la curva natural de la columna.

La forma más eficaz sería dormir de espaldas. Pon una almohada bajo las piernas, esto restituirá la curva de la columna y reducirá la tensión de los ligamentos. Puedes poner una toalla enrollada bajo tu cintura, lo que te garantizará un apoyo auxiliar de la espalda.

Si estás habituado a dormir boca abajo, pon bajo la pelvis una almohada pequeña a fin de que la espalda baja no se arquee más de lo normal.

Para las personas que prefieren dormir de costado, los médicos recomiendan decantarse por la postura fetal. Lleva las piernas cara el estómago, esto va a hacer que tu espalda se arquee. Pon entre las piernas una almohada pequeña, de esta manera no vas a poder desplazar la cadera y no sobrecargarás tu espalda baja.

Te puede interesar:   La ciencia explica que bailar te hace más joven

Dolor de cuello

De la misma manera que en el caso del dolor de espalda, es preciso asegurar una postura cómoda y adecuada del cuello.

La opción mejor es dormir de espaldas, poniendo una almohada bajo la cabeza y bajo cada brazo. Es fundamental emplear la almohada correcta: escoge una ortopédica en forma de un cilindro.

Si te agrada dormir de costado, cerciórate de que tu almohada no sea demasiado alta. El mejor grosor es de hasta quince cm. La almohada perfecta ha de ser tan alta como el ancho de un hombro para sostener tu cuello en la situación adecuada.

Si duermes boca abajo, emplea una almohada delgadísima. Mas es mejor no dormir en esta situación, puesto que en un caso así el cuello queda volteado a un lado.

Visita Wadie.com

Comparte “Resuelve tus problemas para dormir de una vez por todas” para que otras personas se beneficien de esta información

 

Menú de cierre

Comparte con un amigo