Tu preocupación está dañando tu páncreas y provoca la pesadez que estás sintiendo – Soy Espiritual