1. Consumir con cuidado

Esté agradecido por el alimento que la buena comida le proporciona, y esté consciente de lo que usted pone en su cuerpo. Piénsalo antes de comprarlo. ¿Es realmente algo que necesitas, o sólo un deseo pasajero? Preste atención a los efectos de los medios negativos que consume. Pregúntese: ¿le está ayudando a crecer o a aprender, o es una forma de distracción? ¿Te quita la atención, y vale la pena hacerlo?

Estas son pequeñas decisiones realmente importantes que nos impactan más de lo que nos damos cuenta.

2. Tómese un momento

Tus palabras tienen un impacto en tu vida y en la de los demás. Deberías preguntarte si tus palabras fomentan el amor o hacen daño. Esto es muy importante. Deje que su mente se calme antes de empezar a trabajar, ir a la escuela o entrar a su casa. Esto establecerá un tono diferente que puede hacer toda la diferencia. Escucha a la gente que encuentras. Si hablamos con otros y escuchamos, creamos la posibilidad de simpatía mutua, comprensión y tolerancia.

Prácticas Budistas Cambiarán Tu Vida Instantáneamente

3. Descubra la gratitud

Una de las cosas más poderosas que podemos hacer es practicar la gratitud. Esto conduce consistentemente a una experiencia directa de estar conectado a tu vida y estar conectado a un contexto más amplio en el que se desarrolla tu historia personal. Algunas personas se confunden… piensan que practicar la gratitud es negar las dificultades de la vida. Obviamente, vivimos en tiempos difíciles, y sin duda usted ha experimentado desafíos y decepciones. Pero la gratitud te libera de perderte de identificarte con los aspectos negativos o positivos de la vida; permitiéndote simplemente enfrentarte a situaciones con conciencia consciente. Regocíjate en la buena fortuna de los demás y tu propia felicidad se multiplica – es la mejor cura para la envidia.

También en soyespiritual.com:   Por qué los preadolescentes no deberían tener acceso a las redes sociales

4. Cultivar la compasión y la bondad

Ayudar a los demás puede marcar la diferencia en tu felicidad y en la vida de los demás. Si usted nota que alguien necesita ayuda, siéntase rápido para saltar. Trate de aliviar el sufrimiento dondequiera que lo vea, y considere profundamente las perspectivas de los demás. Puede ser difícil, pero observe sus reacciones con interés genuino y sin apego. Encontrarán que su compasión y paciencia surgirán naturalmente de la nada. Tu corazón comenzará a guiar tus decisiones. Incluso si su circunstancia es personalmente desafiante (o incluso insultante), no siempre es necesario entender los orígenes de una experiencia o reacción para poder llegar a la paz con ella.

Sólo da un paso atrás y conviértete en un testigo. Notarás que todo tu proceso de pensamiento cambiará.

5. En sintonía con la Sabiduría

La sabiduría es considerada como uno de los aspectos más importantes a desarrollar. Es casi tan importante como la compasión, en realidad. Porque la vida es una gigantesca nube gris. No es blanco o negro. Es un gran lío que implica la toma de decisiones complicadas, a menudo eligiendo cosas que son realmente el menor de dos males.

Estar abierto a lo que surge en cada momento. La mente puede enfocarse en muchas direcciones: pasado, presente, futuro, nociones abstractas o resolución analítica de problemas, por nombrar algunas. Todas las formas de pensamiento tienen un papel útil. Pero trata de priorizar la conciencia del momento presente. Una vez más, si desaceleras tu mente, la sabiduría brotará naturalmente, igual que la compasión.

6. Acepte el cambio

Este dicho es realmente cierto: la única constante en el universo es el cambio. Lo que es real es el momento existente, el presente que es producto del pasado, o resultado de las causas y acciones anteriores. Debido a la ignorancia, una mente ordinaria los concibe a todos como parte de una realidad continua. Pero en realidad no lo son. Si haces las paces con esta simple verdad, tu vida será mucho más fácil.

Cerrar menú

Comparte con un amigo