La Nutrición Ortomolecular consiste en proporcionar a cada persona la concentración óptima de nutrientes (vitaminas, minerales y otras sustancias), con el fin de corregir alteraciones y mantener una buena salud. Se utiliza como prevención o tratamiento de algunas enfermedades.

Por Claudia Durán*

Los nutrientes juegan un importante rol en el envejecimiento, la función del sistema inmune y las enfermedades crónicas como las cardiopatías, el cáncer y las enfermedades neurodegenerativas.

Una correcta concentración de nutrientes en el cuerpo puede lograrse mediante el uso de suplementos adecuados a la necesidad de cada persona.

Algunos suplementos y sus usos:

  • Omega 3

Los ácidos grasos omega 3 son ácidos grasos esenciales poliinsaturados. Se encuentran principalmente en pescados azules (como el salmón y la sardina), y en menor cantidad en la semilla de chía y algunos frutos secos.

Debido a su potente rol antiinflamatorio, se ha probado su efecto beneficioso en pacientes con colesterol y triglicéridos elevados, presión arterial elevada, obesidad, cáncer, esclerosis múltiple, artritis reumatoidea, psoriasis, entre otras enfermedades.alimentos con omega 3

  • Vitamina E y Selenio

Nutrientes reconocidos por sus excelentes propiedades antioxidantes y más cuando se toman en conjunto, puesto que el Selenio es un mineral que ayuda a mejorar la eficacia de la Vitamina E.

La Vitamina E es un antioxidante que previene el cáncer y la enfermedad cardiovascular. Mejora la circulación, repara los tejidos y es útil en el tratamiento de la enfermedad fibroquística mamaria y del síndrome premenstrual. La Vitamina E también previene el daño celular inhibiendo la peroxidación lipídica y la formación de radicales libres. Retarda el envejecimiento y puede también prevenir las manchas que aparecen con la edad.

Por su parte, el Selenio es un mineral con un efecto antioxidante ayuda a combatir los radicales libres. Estimula el crecimiento, tiene propiedades anti-inflamatorias y mejora la elasticidad de los tejidos, favoreciedo su funcionamiento y reduciendo su deterioro con el paso de los años.

  • Vitaminas del complejo B

El complejo B es necesario para el correcto funcionamiento de casi todos los procesos en el cuerpo. 

Lea:   7 Señales de advertencia de agotamiento mental y emocional

Participa en la producción de energía y en el correcto funcionamiento del sistema nervioso, por lo que ayuda a combatir la fatiga crónica, mejora la concentración y la memoria, y disminuye el estrés y la ansiedad.

  • Vitamina C y Zinc

Ambos nutrientes actúan en conjunto, mejorando las defensas del cuerpo. También intervienen en la formación de colágeno, por lo que ayudan a fortalecer la piel, uñas y cabello, además de ayudar en procesos de cicatrización.

La vitamina C favorece la absorción de hierro, ayudando a prevenir la anemia, y tiene un rol antioxidante.

Corolario

Una mala alimentación repercute en la salud de las personas por lo que es importante contar con una buena nutrición basada en frutas y verduras, practicar deporte y tener pensamientos positivos y constructivos, para contar con salud y vivir en plenitud.

El término ortomolecular quiere decir equilibrio entre moléculas y trata sobre la teoría del envejecimiento; que es una enfermedad crónico degenerativa que acelera el envejecimiento acelerado de las células, lo cual se debe al desequilibrio entre las sustancias oxidantes y antioxidantes.

la oxidación es un proceso natural; sin embargo, hay elementos que protegen de la oxidación, como cierto tipo de alimentos, hacer ejercicio o un mejor estilo de vida.

Es importante consumir varios nutrientes, como ácidos grasos de origen vegetal, pues son determinantes para reconstruir la membrana celular y con eso prácticamente todo, ya que la inteligencia del funcionamiento celular depende de su membrana.

Para que el cuerpo sea capaz de mantener su homeostasis, su equilibrio, es preciso aportarle de forma regular una serie de nutrientes a partir de los alimentos. No hay ningún alimento que sea capaz por sí sólo de proporcionar todos los nutrientes necesarios para cumplir el 100% de las funciones en perfecto orden, excepto la leche materna para el bebé en los primeros meses de vida.

Lea:   Los científicos urgen a las mujeres a dejar de usar sostenes, aquí está la razón

Además, en la actualidad, la gran mayoría de los alimentos pierde gran cantidad de nutrientes en los diferentes procesos productivos y de fabricación, sumado a que cada persona tiene necesidades específicas de acuerdo a la etapa de la vida y su condición de salud. Por lo tanto, va a ser a partir de la combinación y proporción adecuada de los diferentes grupos de alimentos  y la suplementación necesaria, de donde vamos a obtener aquello que el organismo precisa y que a menudo lo hace propenso a enfermedades metabólicas, autoinmunes o reacciones inmunológicas.

* Dra. Claudia Durán Medica Especialista en Nutrición – M.P.: 16404 – M.N.: 73561

La Plata: 0221-155249710(40 y 25)

claudia.duran@fibertel.com.arccduran@intramed.net

www.facebook.com/nutrimespecializada

Menú de cierre

Send this to a friend