Si eres una persona mayor de 40 años y comienza a meditar que ya no es de manera plena capaz de concentrarse y rememorar los hechos, podría apuntar a su trabajo como un factor impositor.

Una investigación de investigación reciente conducido por los especialistas en el instituto de la ciudad de Melbourne generó conclusiones interesantes. Mientras que el trabajo sea de hasta treinta horas por semana este va a ser bueno para la función cognitiva en la cuarta década de vida, cualquier carga auxiliar hace que el desempeño reduzca.

Realmente, las personas que trabajan cincuenta y cinco horas por semana o bien más tienen el mayor declive cognitivo que aquellas que no tenían trabajo, se jubilaban o bien no trabajaban en lo más mínimo.

La investigación incluyó tres mil quinientos mujeres y tres mil sujetos masculinos a los cuarenta años de edad. Mientras que los sujetos efectuaban pruebas de función cognitiva, su desempeño laboral era monitoreado.

La prueba famosa como Ingreso del Hogar y Activa del Trabajo en la encuesta de Australia, midió qué capaces fueron para leer las palabras en voz alta, hacer coincidir letras y números en ensayos de velocidad y recitar listas de números. El creador de este estudio, el maestro Colin McKenzie de la Universidad de la ciudad de Melbourne, asevera que tanto “conocer” como “pensar” son indicadores significativos. Las pruebas de lectura son el factor «conocedor» de la capacidad, al paso que el «pensamiento» entiende el argumento de la memoria, la ejecución y la abstracción.

Si bien se piensa que cierto grado de estimulación intelectual favorece la retención de la función cognitiva en la edad avanzada, con acertijos cerebrales como crucigramas y Sudoku que conservan la capacidad cerebral en las personas mayores, la estimulación excesiva tiene el efecto opuesto.

El maestro McKenzie afirmó para el jornal británico The Times que numerosos países pretenden elevar la edad de jubilación, forzando a las personas a trabajar más tiempo, puesto que no van a poder demandar beneficios hasta la edad avanzada. Su opinión es que la cantidad de trabajo puede tener una relevancia significativa esencial en esto.

El grado de estimulación intelectual puede depender de las horas de trabajo. El trabajo puede ser una espada de doble filo. Por una parte, puede provocar la actividad cerebral, mas al tiempo trabajar demasiado tiempo puede llevar a la fatiga y el agobio, lo que potencialmente daña las funciones cognitivas.

McKenzie piensa que el trabajo a tiempo parcial puede beneficiarse en la preservación de la función cerebral en la edad media y avanzada. Conque brota el interrogante, ¿deberían las personas que pueden pagarlo reducir sus horas de trabajo? ¿Y el género de trabajo representa un factor?

Una persona creería que un trabajo menos agobiante que gozan ocasionaría menos daño en sus niveles de agobio y fatiga. No obstante, la prueba de Hilda no examina de qué manera el género de trabajo afecta los resultados, conque esto es algo a estimar.

mayores de 40 años
Las personas mayores de 40 años deben trabajar solamente 3 días a la semana

El maestro McKenzie analiza: “Es realmente difícil identificar los efectos causales del género de trabajo sobre las funciones cognitivas. Las personas pueden ser escogidas en determinadas ocupaciones conforme a sus habilidades cognitivas. “Ciertamente, las profesiones que implican trabajar bastante tiempo bajo agobio, en áreas competitivas y exigentes por norma general dañan la salud“.

Como la mayor parte de nosotros tenemos la obligación de proseguir trabajando tras los cuarenta años, cuidar la salud, pasar unas vacaciones apacibles, y extender el tiempo de inactividad se vuelve esencial. El maestro McKenzie sugiere que “trabajar a tiempo completo – más de cuarenta horas por semana – es todavía mejor que ningún trabajo en concepto de sostener la función cognitiva, mas no es aumentar al máximo los efectos potenciales del trabajo”.

Según parece, el equilibrio es preciso, singularmente por el hecho de que los gobiernos de ciertos países tienen planes de introducir requisitos de trabajo a tiempo completo hasta la edad de setenta años.

Menú de cierre

Envíaselo a alguien especial

cerrar
error: Content is protected !!

Send this to a friend