Los gatos pueden mejorar tu vida y tu salud

Los amantes de los gatos y las personas que conviven con estos adorables felinos están de enhorabuena, pues según los estudios científicos tener gato es bueno para la salud.

Los animales, según la ciencia, pueden ayudar a prevenir alergias en los niños, mejorar el estado de ánimo así como pueden ayudar a prevenir ciertas enfermedades, y la convivencia con gatos aporta ciertos beneficios a la salud que muchas personas desconocen.

Le detallamos algunos de los beneficios que aportan la convivencia con esta maravillosa mascota.

Según un estudio realizado por la universidad de Minnesota, las personas que tienen gatos tienen menos probabilidades de morir de un ataque al corazón que aquellas personas que no conviven con gatos.

La investigación determinó que los participantes del estudio que eran dueños de gatos experimentaron una reducción del 30% del riesgo de muerte por un ataque al corazón que aquellos participantes que no tenían gato.

En otro estudio también se determinó que tener gatos se relaciona con un menor riesgo de morir a causa de alguna enfermedad cardiovascular.

Según un estudio británico los dueños de gatos poseen un coeficiente intelectual mayor que los dueños de las mascotas caninas.

Los estudios demuestran que los gatos ayudan a superar situaciones difíciles de la vida, como puede ser la pérdida de un ser querido, ayudando a aliviar y a superar síntomas del dolor. Esto puede deberse a que acariciar a un gato mejora el estado de ánimo sirviendo como una distracción positiva, y aunque las mascotas ayudan a ello, los gatos tienen un carácter tranquilo y pacífico que puede ayudar a sus dueños.

cat foto

Los animales mejoran el sistema inmunológico de los niños y los bebés que conviven con un gato o un tienen menos problemas de salud y crecen más fuertes según las investigaciones ya que el estar en contacto con una gran diversidad de microorganismos fortalece el sistema inmunitario lo que reduce el riesgo de padecer distintas enfermedades. También hay una serie de estudios que apoyan que las personas que conviven con animales previenen las alergias.

También en soyespiritual.com:   ¿Eres un sanador talentoso?

Los estudios también señalan que el ronroneo de los gatos ayuda a reducir el estrés así como la presión arterial.

Otra investigación realizada a hombres y mujeres de entre 70 y 75 años de edad descubrió que las personas que tenían gato o un perro, realizaban mejor todas las actividades diarias así como tenían mejor bienestar psicológico que aquellas personas que no tenían mascota.

En definitiva los gatos pueden ayudarnos a mejorar nuestra salud, a vivir mejor y durante más años además de darnos cariño y felicidad con su compañía.

Fuente: www.stethnews.com

Cerrar menú

Comparte con un amigo