Por todos es conocido que la obesidad se ha transformado en un esencial problema médico pública; no obstante, una investigación efectuado por la Universidad Brigham Young en Utah (EE. UU.) sugiere que hay 2 amenazas más grandes que la epidemia de obesidad que padece el mundo: la soledad mata más que la obesidad.

2 metaanálisis descubrieron que la soledad y el aislamiento social pueden acrecentar el peligro de muerte prematura hasta en un cincuenta por ciento .

Al paso que la soledad y el aislamiento social son términos que se usan de forma frecuente indiferentemente, hay diferencias notables entre los dos. El aislamiento social se define como la carencia de contacto con otros individuos, al tiempo que la soledad es la sensación de uno mismo de sentirse emotivamente desconectado del resto. En esencia, una persona puede estar en presencia de otras y todavía sentirse sola.

Soledad y aislamiento social no son una misma cosa

Investigaciones precedentes han determinado que la soledad puede estar relacionada con la enfermedad de Alzheimer y el aislamiento social con una menor supervivencia de pacientes con cáncer de mama.

Para este estudio, los estudiosos procuraban determinar de qué forma la soledad y el aislamiento social influían en el peligro de muerte prematura. Por esta razón, hicieron 2 metanálisis en los que examinaron el vínculo entre la soledad, el aislamiento social y la mortalidad.

El primer metanálisis incluyó a más de trescientos adultos en ciento cuarenta y ocho estudios, al tiempo que el segundo incluyó setenta estudios con más de tres,4 millones de adultos.

Los datos del primer metanálisis descubrieron que el peligro de muerte prematura era un cincuenta por ciento menor para los adultos con una mayor conexión con otras personas, en comparación con los que estaban socialmente apartados.

La soledad mata más que la obesidad
La soledad mata más que la obesidad

En el segundo metanálisis, los estudiosos descubrieron que la soledad, el aislamiento social y el hecho de vivir solo estaban asociados con un mayor peligro de muerte prematura.

Es más, el equipo halló que el peligro de muerte temprana asociado con soledad, aislamiento social y vivir solo era igual o bien mayor que el peligro de muerte prematura asociado con la obesidad y otras condiciones de salud esenciales.

“Hay patentiza sólida de que el aislamiento social y la soledad aumentan significativamente el peligro de mortalidad prematura y la magnitud del peligro supera la de muchos indicadores de salud líderes”, explica Julianne Holt-Lunstad, líder del trabajo.

Conforme la especialista, estos resultados son particularmente alarmantes puesto que el envejecimiento de la población está incrementando. “En verdad, muchas naciones alrededor del planeta ahora sugieren que nos estamos encarando a una epidemia de soledad”.

De qué manera solventarlo a este inconveniente creciente

La estudiosa plantea que una alternativa sería hacer más énfasis en el adiestramiento de habilidades sociales para los escolares, y que los médicos deberían procurar agregar la conexión social del paciente en el examen médico de los adultos mayores.

Por otro lado, asevera que los adultos mayores no solo deben prepararse para las consecuencias financieras de la jubilación, sino más bien asimismo para las sociales, señalando que las conexiones sociales de muchos adultos proceden del sitio de trabajo.

Referencia: Session 3328: “Loneliness: A Growing Public Health Threat,” Plenary, Saturday, Aug. cinco, tres-3:50 p.m. EDT, Room 151A, Street Level, Walter Y también. Washington Convention Center, ochocientos uno Mount Vernon Pl., N.W., Washington, D.C. 125th Annual Convention of the American Psychological Association.

La soledad mata más que la obesidad via Muy Interesante

Menú de cierre
error: Content is protected !!

Send this to a friend